Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

David Harrington



  • FECHA DE NACIMIENTO (REAL): 29-06-2000

    EXPERIENCIA EN ROLEPLAY: 2 años y medio.

    Datos del personaje:

    APELLIDOS y NOMBRE: Harrington, David

    NACIONALIDAD: Española – Estadounidense

    EDAD: 30

    ALTURA: 180 cm

    PERSONALIDAD: Frío, tranquilo excepto en momentos difíciles, perfil bajo para no levantar sospechas, intenta ser imprevisible, perfeccionista, exigente, estricto, serio y arisco con desconocidos, bromista con amigos de confianza.

    MIEDOS: No conseguir sus objetivos, fracasar.

    HECHOS QUE LE MARCARON: La muerte de sus padres.

    HOBBIES: Enseñar, estar con los amigos, ayudar a mejorar.

    ETAPA DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA:

    Nací en Alicante, España, en el hospital del Centro Ciudad. Odiaba estudiar, no podía con los estudios, no me gustaba nada leer y encima mis padres eran las personas más estrictas que podías conocer en este mundo con respecto a estos temas. Querían que sacase en todas las asignaturas sobresaliente y no podía, me obligaban a estudiar desde que llegaba del colegio hasta que me fuese a cenar para irme a dormir. Hasta que un día... llegados los 13 años, me enfrenté a ellos con el objetivo de que me dejasen hacer mi vida tranquilo, que era ya mayorcito para saber lo que tenía que hacer y lo que no. Quizás, por el trato que me dieron mis padres en la infancia, me volví muy exigente, quería superarme prácticamente a diario, si no conseguía mi objetivo, me deprimía.

    Recuerdo mi adolescencia, una adolescencia cuanto menos, aburrida. Anduve solo por la escuela, emocionalmente congelado, ellos me criticaban por ser demasiado exigente conmigo mismo. ¡JA! ¡Bocazas! ¿qué les importará a ellos como soy yo? Bah, eso no es lo que importa ahora mismo, el caso es que nunca supe en esa época qué era tener amigos, aunque tampoco mostraba especial interés por tenerlos, me llamaban más la atención otras cosas como labrarme un futuro y poder vivir la vida a mi gusto, solo y sin que nadie me moleste.

    Recuerdo que mis padres me decían siempre “Es muy importante hacer amigos porque si tu familia falta ¿quién te hará compañía en tus momentos tristes?” Era frustrante el hecho de tener que darles la razón, odio dar la razón a las personas, no podía, por lo menos en aquella época.

    Terminado el bachillerato en España, me llamó la atención el tema de Tráfico, por lo que me saqué el carnet y estudié para ser Examinador de la DGT. Estuve varios años preparándome tal objetivo.

    Si os soy sincero, ese trabajo me gusta mucho, para mí es de vital importancia respetar las normas de tráfico. Me levantaba todos los días muy contento porque sabía qué hacía lo que me gusta… hasta que todo empezó a torcerse, tuve que dejar mi trabajo porque a mi padre le diagnosticaron una enfermedad y teníamos que ir a Los Santos, donde se hallaba el mejor hospital para tratar su problema y, por si fuera poco, era su ciudad natal.

    ETAPA DE LA URGENCIA:

    Llegados a Los Santos, nos instalamos en un pueblucho de mala muerte a las afueras de la ciudad, no parecía tan malo como su imagen auguraba, el sosiego y la bondad de sus habitantes se hacían presentes durante nuestra estancia. Sin embargo... una noche entraron a robar a mi casa y mataron a mi familia excepto a mí, tuve la gran suerte de que un segundo antes de que dispararan me desmayé y caí al suelo al mismo tiempo que mi familia, así que intuyo que pensaron que estaba muerto.

    Cuando me desperté y vi a mis padres muertos no pude contenerme el llanto y me puse a llorar como si no hubiese un mañana, fueron tres o cuatro días en los que no paré… estaba solo, necesitaba un amigo.

    Habiendo enterrado a mis padres, juré que perseguiría a la orden criminal y los vengaría, los vengaría por su honor y por el mío, esos necios no podían quedar impunes, tenían que pagar por lo que habían hecho.

    Conseguí la nacionalidad estadounidense y, con el poco inglés que sabía me puse a trabajar para conseguir dinero. Con el suficiente dinero recaudado, me saqué los carnets de coche, moto y camión y cambié de trabajo a camionero porque tenía entendido que se cobraba mejor, trabajaba menos y, de esta manera, tenía más tiempo para estudiar para policía

    En el trabajo conocí a un hombre, un tal Harry Callahan, me cayó muy bien y nos hicimos muy amigos, a día de hoy no me separo de él, un chico con el que me río mucho y hace que mis días en el trabajo se hagan, si me lo permitís, un poquito más cortos. En este momento, me di cuenta de que hacer amigos era muy importante y que mis padres tenían toda la razón del mundo.

    Al poco tiempo, me llegó la noticia de que los criminales que mataron a mis padres habían sufrido un accidente de tráfico letal escapando de las autoridades, suceso que había acabado en muerte, ese día no pude alegrarme más, el único inconveniente que le veía a esa noticia es no haber sido yo quién los metiese en la cárcel o los hubiese matado en un tiroteo policial.

    ETAPA FUTURA:

    Espero conseguir el objetivo, unirme a las autoridades y perseguir al criminal, pero no solo fuera del cuerpo, sino también a quienes dentro del mismo no tuvieren un buen comportamiento y su praxis fuere errónea.

    Así pues, me encantaría formar una familia, conocer a una chica que me quiera, me cuide, me respete y esté a mi lado; pues a día de hoy, todavía me sigo acordando de la frase de mis padres "haz amigos o el día que faltemos, estarás solo". El problema que le veo a todo esto es que por mucho que quiera, soy una persona muy cerrada y me cuesta mucho confiar en la gente, no me preguntéis el porqué, ya que no lo sé, pero bueno, espero cambiar esto algún día, eso sin dudar.

    Firmado:
    Harrington


Accede para responder