Mason Miller



  • Mason Miller nació el 31 de octubre del 1995, en Kansas. Sus padres trabajaban en una de las granjas más grandes que había de la misma ciudad por aquel entonces. Gracias a esto, pudo permitirse una vida acomodada. A Mason no le faltaba de nada cuando era pequeño; lo que le convirtió en un niño consentido y mimado.
    Los padres de Mason eran muy cerrados de mente y racistas, debido a problemas que tuvieron con afroamericanos años atrás. Esto acabo afectando a Mason de manera muy negativa, ya que le acabaron inculcando esta mentalidad.
    Los amigos de Mason eran igual que él, hijos de padres racistas. Debido a esto, se llevaba muy mal con la gente de color que tenía en su instituto.
    Un día, en el recreo, estaba Mason tranquilamente con un grupo de amigos, cuando se le acercó un grupo de personas afroamericanas con un tono agresivo e intimidante. Tras esto, iniciaron una pelea en mitad del recreo.
    El grupo de Mason salió victorioso; pero nada más cerca de la realidad.
    Al salir del instituto, el cabecilla del grupo de los afroamericanos se acercó a Mason, y le dijo lo siguiente: “Te hemos dejado una sorpresita en casa”
    Al volver a casa, Mason se encontró lo último que se podía esperar; a sus padres asesinados en el sofá del salón. Estos tenían varias heridas de bala por todo el cuerpo. Tras ver esto, Mason corrió histérico hacia la ventana; y al mirar hacia fuera vio lo que sospechaba; al grupo del cabecilla con el que había hablado anteriormente.
    Mason decidió mudarse a Los Santos para cambiar de aires y empezar de cero.


Accede para responder