Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Rebeca Navarro



  • Rebeca nació en Chinchiná ubicado en el departamento de Caldas Colombia, vivía con su madre (Rebeca Ortiz) , su padre (Juan José Navarro) y su abuela (Ester Ortiz), sus padres solo le dejaron estar en la escuela pública hasta terminar la básica debido a que tenían que cuidar a su abuela costeándole una enfermera a domicilio, pero a los 12 se colocó a trabajar haciendo encargos por las mañanas y del medio día hasta las 4 de la tarde ayudando a su madre con la limpieza en una cafetería de la ciudad debido a que se comenzaron a quedar sin dinero para poder cuidar a su abuela Ester, por lo que su educación se vio interrumpida. Luego de unos años, a su padre le surgió un trabajo en "Los Santos" de los Estados Unidos, se instalaron en una casa en la calle "James Town", el barrio el cual estaba lleno de gente que vestía los colores amarillo y azul de un equipo de fútbol, además de que siempre andaban con armas blancas o de fuego para defender a la gente que vivía en aquella calle del barrio.

    Cuando rebeca cumplió los 13, la chica terminaba de limpiar el piso de una cafetería en "Los Santos" cuando de pronto llega un sujeto con aires de grandeza, entra con un teléfono en la mano y con un traje elegante, su madre se acerca para atenderlo cuando este, sin dirigirle la mirada le exige su pedido, su madre le trae el pedido mientras que rebeca termina de limpiarle la mesa con la mandíbula tensa, el sujeto ya con el pedido en la mesa ni se inmuta por dar las gracias y sigue viendo su teléfono, prueba su café y lo escupe en el delantal de su madre, a rebeca le hirvió la sangre y con sus impulsos llenos de rabia, toma la cafetera, la destapa y se la tira encima al sujeto para luego escupirle en la cara, el sujeto le insulta e indignado se retira sin pagar, Rebeca lo sigue con su mirada, estaba por salir y seguir pateándolo cuando de pronto llega el jefe de la cafetería y la toma del brazo junto con su madre, las lleva a una sala privada, deja a rebeca en una silla y se aparta de ella para hablar con la mamá. En ese momento Rebeca no podía aguantar la rabia, no se arrepentía de nada, tampoco le pediría disculpas a alguien tan arrogante. Después de un rato, su madre se acerca a ella con lágrimas en los ojos, la hija mira a la madre con preocupación y esta le dice que se tienen que ir, ambas se van de camino a su casa y cuando la hija le menciona que mañana será un mejor día, su madre le menciona que ya no podrán volver pues la despidieron. Rebeca en ese momento sintió pena y culpa, no sabía como solucionarlo...

    Con el tiempo se fueron quedando sin dinero y escasos de recursos (mucho mas de lo que estaban), ya no podían pagarle a la enfermera por lo que se turnaban entre la madre y la hija para cuidarla, el padre trataba de buscar trabajo pero volvía demasiado tarde a casa. Rebeca tenía que encontrar una forma de tener dinero, cada vez su economía iba bajando y ya sabe que cosa el padre hacía por ahí porque cuando llegaba ni dinero traía a la casa.

    Con los amigos de su infancia entre las conversaciones que salieron, uno de ellos Samuel David( "El Samu") le dijo a sus amigos que tenía un poco de Marihuana, compartió los gramos entre sus amigos y algunos con miedo la tomaron, pero Rebeca mientras miraba como sus amigos comenzaban a armar y consumirla, ella la guardó para venderla. Con el paso de los días el grupo se seguía juntando y Rebeca guardaba su parte que le daba Samu disimuladamente, de vez en cuando fumaba un poco pero no de lo suyo si no mas bien le pedía al resto.

    Luego a los 21, Rebeca comenzó a tener unas cuantas riñas con uno de los chicos que se pillaba cerca del barrio vendiendo, los amigos de Becky se acercaron y comenzaron a defenderla, de pronto llegaron unos chicos del otro barrio, pero estos llegaron con unas pistolas, eran mayores que ella y comenzaron a amenazarla clavándole la punta de la pistola en el estómago, cuando a lo lejos se escuchan varias sirenas de patrullas policiales, rebeca trata de escapar, pero antes de eso siente una bala rozar su pierna a lo que cae con mucho dolor y los policías la alcanzan a atrapar con unos dos amigos de su barrio, los llevan a comisaría, los revisan y los dejan libre a excepción de Rebeca, pues ella traía una cantidad de Droga encima que era ilegal en "Los Santos".

    Después de cumplir su condena, se entera de que su casa fue demolida por una constructora, su abuela había fallecido y sus padres se habían separado. Trató de contactar con su padre pero no le contestó, luego llamó por el mismo teléfono de la recepción de federal a su madre, se alivió al escucharla, esta le contó que se tuvo que devolver a Colombia, pero que le dejó un poco de dinero con Samu, y que él aún vivía en el barrio para que valla a conseguir aquel dinero.

    Cuando fue camino al barrio se encontró en el camino con Samu, se abrazaron con cariño y este le pasó el dinero, con este también le entregó 10 cogollos para "recordar las viejas costumbres", Rebeca mira lo que le pasó con un poco de miedo, no estaba segura si volver a lo mismo, agradeció su regalo y se despidieron después de un buen rato conversando, luego Rebeca con el dinero arrienda una bicicleta y guarda los cogollos, no sabía si venderlos o no, pero luego de ver su situación a la deriva, no le quedaba más.

    Volvió al barrio donde pasó gran parte de su infancia y mientras manejaba su bicicleta miraba aquella calle... había cambiado bastante, en las paredes habían mas grafitis y cuando miró hacia un lado se detuvo a mirar a un grupo de chicos que también vestían los colores del barrio, al menos eso no había cambiado, se acercaron a ellos y entablaron una conversación, en esta ellos le preguntaron que hacía por esa calle, la chica un poco asustada guardó un poco de silencio, pero luego comenzó a hablar cuando estos se presentaron con ella. Luego de un rato quedaron en el acuerdo de que la iban a resguardar en una habitación siempre y cuando aportara con dinero al barrio, Rebeca no tenía ningún inconveniente, solo agradeció y les juró que iba a trabajar duro para siempre tener dinero para comer, allá como se consiga el dinero, le daba igual...


Accede para responder