Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Tracy Allen



  • Historia Tracy Allen

    Tracy nace un 9 de Mayo de 1994 en el Hospital Saint Joseph de Chicago. Su Madre Elizabeth Allen se puso de parto, a la edad de 18 años, en mitad de una de sus "fiestas" privadas con varios amigos, Marcus, padre de Tracy, y un par de amigos más la llevaron rápidamente en su coche ya que en el estado y el lugar en que se encontraba Elizabeth, no era conveniente esperar a que llegara una Ambulancia.
    Tras alguna complicación en el parto, debido a la cantidad de estupefacientes y alcohol que Elizabeth tenía en sangre en ese momento, preveían que Tracy posiblemente tuviera algún defecto genético, así que tras varios días en observación y realizadas todas las pruebas pertinentes, los médicos determinaron que Tracy era un niño perfectamente sano, nadie en aquel centro médico daba crédito debido a las condiciones en las que llegó su madre y los hábitos que tanto su madre Elizabeth(18 años), como su padre Marcus(21 años), tenían y eran reconocidos por ello.

    Los médicos, no dudaron en ponerse en contacto con la policía el mismo día del parto y en consecuencia de aquella situación y el historial tanto delictivo como de consumo de estupefacientes, de su padre y de su madre,Tracy terminó siendo tutelado desde bebé por Evelyn Carter, hermana de Elizabeth, y criado tanto por ella en el papel de madre como por sus abuelos Marie y Tyson Carter.

    En su más temprana edad, Tracy era un niño muy risueño, cariñoso con su familia y obediente, aunque un poco travieso de vez en cuando. A los 3 años, aprendió a leer ojeando con su abuelo la prensa deportiva y preguntándole horas y horas por cada una de las letras y su significado completo. Tracy era un niño inteligente, pasaba las mañanas normalmente en casa con sus abuelos, mientras su tía Evelyn trabajaba cuidando a personas mayores en un geriátrico. Por las tardes, cuando Eve llegaba del trabajo, bajaban al parque cuando esta no venía muy cansada. Allí fué donde conoció a Tyler, un niño de su edad, que vivía en el mismo bloque, y era unos meses mayor, con el que hizo una buena amistad.

    Pasaron los años y Tracy ya estaba en educación infantil, allí hizo más amigos, aunque él y Tyler seguían siendo como uña y carne, pasaban prácticamente los días juntos, en la escuela, al volver al barrio, en el parque, haciendo las tareas… la madre y el padre de Tyler trabajaban los dos, y muchas veces los abuelos de Tracy se hacían cargo de cuidar a los dos mocosos.

    Pasaban los años y Tracy iba creciendo cada vez más, junto a su inseparable amigo Tyler y más niños del barrio en el que vivía (Fuller Park). Los padres de Tracy, de vez en cuando aparecían por casa, pero siempre acababa en problemas. A la edad de 6 años, presenció como su abuelo Tyson, a punta de pistola, echaba de casa a su padre Marcus, al grito de:
    -"Ya has arruinado la vida de mi pequeña, no voy a permitir que hagas lo mismo con mi nieto"
    ya que este (Marcus) venía con la intención de llevarselo, drogado y borracho hasta las trancas. Este hecho marcó su vida ya que fué donde empezó a darse cuenta que la vida en su barrio no era un camino fácil.

    A la edad de 8 años, junto con su amigo Tyler comenzaron a jugar a basket en el equipo benjamín de su colegio. Allí hicieron muchos más amigos, tanto Tyler como Tracy, la doble T como les decían los mayores ya que no se separaban nunca. Hicieron una gran amistad con DeAndre, un chico un año mayor que ellos el cual tenía una hermana llamada Kiara un año menor que Tracy. DeAndre, solía estar siempre con ella, ya que la cuidaba como si fuera su padre desaparecido, por lo que la doble T pasó a ser un pequeño grupito de 4 amigos inseparables, se relacionaban con muchos más niños, alguno incluso varios años mayor, tanto en el barrio como en la escuela y así poco a poco fueron creciendo juntos.

    Los consejos y el cariño tanto de sus abuelos como de su tía Evelyn, a la cual Tracy siempre llamó mamá, le hicieron convertirse en un chico poco problemático, evitaba estar con gente a la cual él consideraba "poco amistosa". Solían pasar el tiempo libre jugando a basket o en casa de DeAndre jugando a algún videojuego de la consola que con tanto esfuerzo su madre les había regalado a él y su hermana Kiara.
    Una tarde jugando a basket, a la edad de 11 años, en el parque unos chicos mayores, entre 15 y 18 años, llegaron a molestar a los pequeños quitándoles la bola, llamándoles mocosos, enanos.. entre risas y empujones. Tracy intentó sobreponerse a la situación ya que uno de los chicos se estaba metiendo demasiado con la pequeña Kiara, Tracy se acercó al chico y le dijo que la dejara en paz, ella no le había hecho nada para que la insultase y empujase de aquella manera con la que lo había hecho. Al instante Tracy se vió rodeado por 6 muchachos que le sacaban tres cabezas y dos cuerpos cada uno, pero este no se amedrentó y arropó a Kiara entre sus brazos mientras esta lloraba y los demás los insultaban, escupían y empujaban. Pasó un pequeño lapso de tiempo y uno de aquellos gandules exclamó:
    -"¡Vámonos de aquí negros, estos críos no merecen la pena!" y tras el último escupitajo a la sudadera de Tracy se fueron.
    Días más tarde, mientras Tracy llegaba a casa de la tienda a la que había ido a comprar leche para su abuela, y alguna chuche como recompensa por el encargo, se encuentra con tres de aquellos chicos, rápido lo reconocieron y se abalanzaron sobre él empujándole e insultándole, hasta el punto de terminar quitándole las golosinas, y derramándole la leche por encima mientras Tracy, estaba en el suelo tras haber recibido un puñetazo. Al llegar a casa, pasado un rato y con los ojos rojos de llorar por la impotencia, escondió rápido su sudadera y le contó a su abuela que había perdido el dinero, no sabía cómo, pero no había podido comprar la leche que su abuela le había encargado, esta obviamente no le creyó, pero lo dejó estar, en la mirada de Tracy se notaba un brillo especial, y ella sabía que en aquel momento su pequeño niño estaba convirtiéndose en un hombre.

    Su relación con Kiara siempre se vió marcada por su amistad con DeAndre, era obvio que a Tracy le gustaba y mucho aquella niña de piel clarita tan risueña, Tracy se pasaba el tiempo con ella haciéndola sentir bien, le encantaba verla sonreír y siempre hacia todo tipo de bromas y tonterías para llamar su atención y que esta se riera a carcajadas. Kiara tenía una debilidad enorme por Tracy, se sentía feliz solo por tenerlo cerca y Tracy siempre se ocupaba de hacerla sentir especial, simplemente estando cerca sentían que todo estaba bien.

    A su hermano DeAndre no le hacía demasiada gracia ver como estos dos se "amaban" en secreto, pero no le importaba, ya que él también sentía que Tracy era un amigo de verdad e incluso en varias situaciones había demostrado que cuidaba a Kiara más que a sí mismo. Recuerda aquella noche de Halloween con 9 años en la que todos estaban preparados para recoger chuches pero a Kiara se le había roto el pantalón del disfraz y lloraba. Tracy, sin mediar palabra se acercó a ella y le susurró:
    -"No llores, yo lo arreglo"
    DeAndre vió como tras aquel murmullo ininteligible de Tracy, la expresión de Kiara cambió y se empezó a calmar, Tracy se fué, y al cabo de un rato apareció otra vez en la casa de DeAndre con unos pantalones muy parecidos a los que Kiara llevaba rotos. La cara de aquella niña de 8 años cambió por completo, los ojos le brillaban y la sonrisa le llegaba de extremo a extremo de la cara, corrió y se abalanzó sobre Tracy dándole un abrazo, todos se quedaron callados y Tracy comenzó a sonrojarse más de lo habitual. Desde aquel momento DeAndre supo lo que les pasaba a aquellos dos enanos.

    Con 13 años, Tracy y sus amigos seguían llevando una vida tan normal, como pueden llevar unos niños de su edad, en un barrio conflictivo de Chicago, solían pasar el tiempo en la cancha o en los bancos de sus alrededores. Tracy, Tyler, Kiara y DeAndre ya habían visto de todo a su temprana edad, el barrio era muy pobre y la mayoría de la gente tenía trabajos basura o se dedicaban a hacer actos ilegales para ganarse la vida. Robar en el barrio no estaba bien visto y si lo hacías las consecuencias no eran muy buenas, pero la droga se movía por el barrio a velocidades de vértigo. Tyler y Tracy a veces ayudaban a controlar el barrio con las bicis para avisar si venía la policía o sucedía algo extraño, cuando estaban ciertas personas en el barrio, Tracy nunca quiso hacer nada más, pero el dinero que le daban por pasearse en bici con su amigo por el barrio le venía muy bien.

    A su madre, Elizabeth, apenas la veía, apenas la conocía, a su padre lo había visto más veces por el barrio, pero a Elizabeth, no la veía apenas, y cuando la veía iba demasiado drogada como para articular 3 palabras seguidas, por lo que Tracy la evitaba. Cuando no iba colocada, ella se acercaba a pedirle dinero, siempre venía de forma cariñosa, pero el fin era el mismo cada maldita vez. Tracy sabía quién era su familia, le daba pena su madre biológica, pero no podía hacer nada por ella, sus abuelos y su tía eve ya lo habían intentado absolutamente todo.

    Al cumplir los 15 Tracy y Kiara ya llevaban varios años siendo novios, ellos consideraban que desde el primer día que se hablaron, pero su primer beso no llegó hasta aquel día en que Tracy la defendió con aquellos chicos mayores en la cancha de basket. El grupo de amigos seguía unido, la doble T, Kiara y DeAndre siempre juntos, DeAndre a veces se escabullía para vender algo de droga y robar sin decirle nada a los demás y así ganar dinero para ayudar a su mamá a mantener la casa. Así fue como comenzaron los problemas.

    Cuando Tracy tenía 16 años recién cumplidos, Kiara desapareció.

    Todos habian ido a una fiesta y habían estado bebiendo y fumando marihuana hasta pasada la medianoche, cuando Tracy quiso volver a casa, Kiara no, aún quería seguir tomando pese a que ya había bebido demasiado y se le notaba. Tracy decidió esperarla un rato, quedándose fuera fumando con Tyler y otro compañero del equipo de basket. Cuando volvió a entrar Kiara estaba junto a dos chicos que estaban intentando sobrepasarse con ella, este se enfadó bastante y se acercó para recriminarles a los chicos su actitud y volver a decirle a Kiara que era el momento de irse. Kiara no quería y comenzaron a discutir delante de todos, hasta que se fueron de allí. Camino a casa seguían discutiendo y Kiara en un momento de rabia se dió la vuelta y se volvió a la fiesta. Tracy siguió el camino a su casa y nunca más volvió a saber de Kiara. Ni él ni nadie. Todos creían que se habían ido juntos, nadie más la volvió a ver en la fiesta.

    Al dia siguiente, el cuerpo sin vida de Kiara apareció en el río, bajo el puente de la calle 95th. La vida de Tracy no volvió a ser la misma, fué acusado de homicidio y condenado a 30 años de prisión. Sus amigos más cercanos, excepto DeAndre, no podían creerselo, Tracy no era así, no podía haberlo hecho. Pero las declaraciones de las últimas personas que vieron a Kiara, todas indicaban lo mismo, salvo la de Tracy, que tenía la insignificante excusa de que se había enfadado y vuelto a la fiesta, ¿un chico negro de Fuller, peleándose con su novia y aparece muerta? Caso cerrado, señoría. En aquella fiesta nadie la había vuelto a ver.

    Con 16 años y 3 meses Tracy ingresó en la cárcel del Condado de Cook, con una condena de 30 años. No estaría libre hasta los 46 años, y aún era un niño.

    En aquella celda coincidió con Kendrick, "K" para los amigos, "Problema" para los enemigos como solía decir él. Casualmente, este conocía muy bien a su padre Marcus, al igual que muchos de los residentes de aquel frio hotel, y desde el primer momento lo arropó como al hijo que nunca tuvo. Las primeras semanas fueron durísimas para Tracy, porque aún con la ayuda de K, él sentía que le habían destrozado la vida. Nunca más volvería a ver la sonrisa de su pequeña, y no paraban de rechinar en su cabeza cada palabra, cada letra, cada pausa de aquel último día. Tracy no lo había hecho, todos sabían que se moriría por ella, pero acabó sintiendo que merecía estar en aquella prision.
    Allí fué donde comenzó a saber muchas más cosas sobre la vida de su padre y de su madre, K era de la misma edad que Marcus y se conocían de toda la vida, ya que eran del barrio. Todos los días le contaba una historia nueva, de como su padre ayudaba a todos, como conseguía que el barrio fuese seguro para los que vivían allí, obviaba mucho las drogas como si fuera algo que no influyera en el bienestar del barrio, siempre lo veía todo bueno, él pensaba que los drogadictos lo eran porque querían y mientras no hicieran daño a la gente del barrio no le importaba nada más. Y esa parecía ser la filosofía que le había inculcado Marcus.

    Pasados varios meses, comenzó a poder recibir visitas y Tyler iba siempre que podía. Sus abuelos y su tía Eve también. No cesaban en el empeño de demostrar la inocencia de Tracy, pero parecía que cuanto más ahondaban, más profundo y más enfangado estaba el charco.

    Tracy, se pasaba los días entre batallitas de K y sus colegas, partidos de basket, escuchando y escribiendo canciones de rap y leyendo algún que otro libro para distraerse. Esto le volvió una persona muy comedida, ya que aprendió que cada palabra tiene su significado y hay que medir las que usas.

    Al cabo de 3 años, K le dijo que su padre quería ir a visitarle, que no aguantaba más. Se mantenían en contacto telefónico y siempre le preguntaba por su hijo, a lo que Tracy siempre respondía que él no tiene padres. Tracy confiaba mucho en K ya que le había demostrado mucho a lo largo de estos años juntos en prisión, y tras varios meses accedió a una visita.
    Cuando estaban a punto de cumplirse 4 años de su ingreso en la cárcel, ya con 20años recién cumplidos, recibió la visita de su padre, Tracy se mantuvo frío, por lo que había indagado su familia en el asunto de Kiara, había algo que no cuadraba demasiado, y Tracy, sabía que si algo pasaba en el barrio, su padre Marcus lo sabría. Aquella visita fue demasiado formal, un padre queriendo recuperar algo que nunca había tenido ni se había ganado, el cariño de su hijo.

    El tiempo pasaba y Tracy recordaba los buenos momentos con su pequeña Ki, con Tyler, DeAndre… rememoraba partidos de basket en el instituto y a K le encantaba como Tracy contaba la vez que los tobillos de aquel chaval de Englewood parecían hechos de gelatina mientras este lo dejaba atrás con aquel crossover, o como fusilaba desde la línea de tres partido tras partido en los que solía ser uno de los mejores jugadores. Tracy siempre tuvo una buena reputación entre los demás chicos y la mayor parte de este respeto venía de sus habilidades para el basket, ya era bueno en la primaria y fue mejorando a medida que pasaba el tiempo, nunca fué un chaval popular, o al menos no se lo consideraba ya que siempre andaba a lo suyo, con su grupo d amigos de toda la vida y la niña de sus ojos, intentando evitar problemas y sobre todo poniendose siempre en el lugar del más débil, su abuela le había enseñado que todos merecemos el mismo cariño y respeto que queremos recibir y era algo que le había marcado siempre desde muy niño.

    Con 24 años tras llevar 8 años ya en la cárcel, la relación con su padre había mejorado debido a las visitas algo más habituales que este le hacía y también por la gran amistad forjada con K y lo mucho que este idolatraba a Marcus. En muchas de las conversaciones que K tenia con Tracy, siempre dejaba caer pequeños datos que a Tracy le hacían pensar e ir hilando cabos. En una de las visitas que su padre le hacía y tras haberselo contado a su amigo Tyler, el cual no perdía la oportunidad de estar con su amigo todas las semanas y con el que prácticamente todos los días mantenía contacto telefónico, le preguntó por la muerte de Kiara. La reacción de Marcus fué tranquila, o eso intentaba que pareciera, le dijo que no sabía nada, con la voz algo rasgada:
    -"Hay veces que es mejor no saber, así que tranquilo hijo, pronto se arreglará y podrás salir de aquí"
    -"Me llamo Tracy" le contestó este.
    Tracy sabía que tenían algo que ver, o que al menos sabía quién o quiénes habían sido y que había pasado, a él ya no le importaba el salir de ahí, a fin de cuentas creía que era su castigo por no cuidar de Kiara como debía haberlo hecho, pero quería saber la verdad.

    DeAndre estaba desaparecido completamente para Tracy, no había sabido más de él que lo poco que le contaba Tyler con el que apenas ya DeAndre se veía. Se pasaba el día vendiendo droga, robando y en peleas desde la muerte de su hermana. Pero nunca más le había dirigido la palabra a Tyler y cuando se veían en el barrio lo evitaba por completo. Tyler había intentado hablar con él en numerosas ocasiones, pero este siempre le contestaba cosas sin sentido y se iba como si no quisiera hablar con él, recordar cosas y así hacer como si nunca hubiese tenido una hermana.

    Una noche en una de aquellas charlas sobre todo y nada con K, una frase que este pronunció dejo helada la celda, como si un ejército de ángeles acabara de pasar por delante y nadie supiera que decir.

    • "La mierda fue que tu amigo es gilipollas y al final pasó lo que no debía".
      Tracy pasó la noche dándole vueltas y vueltas, intentando hacerle preguntas a K para intentar que este le explicara a que se refería y le contara todo. Pero estaba claro, sabían que había pasado y era momento de que Tracy lo descubriera.

    Al día siguiente Tracy le contó lo sucedido a su amigo Tyler y este no dudó en salir en busca de DeAndre en cuanto colgó el teléfono. En el momento en que lo encontró nse dirigió a él directamente sin darle oportunidad de hacer lo que siempre hacia, y le preguntó directamente por su hermana, este al ver que Tyler sabía cosas, se puso agresivo y terminó en una pelea en la que Tyler acabó en el suelo golpeado por DeAndre y otros dos más. Tyler se puso en contacto con Tracy en cuanto pudo y le contó lo sucedido. Algo más de información había recabado y al parecer todo se trataba de un ajuste de cuentas, no estaba del todo claro aún pero todo indicaba a que DeAndre estaba involucrado de alguna forma en lo que le había pasado a su hermana Kiara.

    Tras varias semanas de insistencia, preguntando constantemente a K sobre aquello, ya que estaba claro que ellos lo sabían, este le dijo que no le volviera a preguntar, que si quería saber, le preguntara a Marcus, ya que K siempre estaba en contacto con él y le había contado todo lo que sabía su hijo.
    En el siguiente encuentro con su padre, este ya estaba preparado para contarle todo lo que hasta el momento sabía y como estaba intentando ocuparse de sacarle de ahí y meter en su lugar a los malnacidos que lo habían hecho.

    -"Escúchame hijo, nunca te he contado nada porque mi relación contigo nunca ha sido buena"

    • "Nunca ha sido, directamente" contesta Tracy.
    • "Está bien, sé que lo hice todo mal, pero créeme que en esto estoy haciendo todo lo que puedo"
    • "Pero, ¿Sabías quien la mató y aún así me tenéis aquí?
      -"No es tan fácil hijo, te lo voy a contar, pero necesito que estés tranquilo, pronto saldrás de aquí"
      -"Te escucho" espetó Tracy, muy seriamente.
    • "Tu amigo DeAndre hizo cosas que no debía, como supongo que sabes, no se junta con buena gente, y tomó varias decisiones que llevaron a esta tragedia"
    • "¿Y que punto yo en todo eso?
    • "Tú no pintas nada hijo,la mala suerte jugó en tu contra. pero él robó una cantidad de dinero a unas personas a las que no debería ni haberse acercado. Su plazo era una semana y por como acabó todo, no lo cumplió. Esos tipos a los que robó son de otro barrio, y se podría decir que no somos demasiado amigos, aunque trabajemos juntos en depende que. Cuando yo lo supe todo, no pude hacer nada, estaba en juego mi vida en aquel momento, tu amigo ya estaba pagando con creces su deuda y por tu chica ya no se podía hacer nada. Pero pronto te sacaré de aquí, aunque me cueste la vida, pienso devolverte la tuya. A tus abuelos y la tia Eve sigue sin faltarles nada, solo te necesitan a ti de vuelta"
    • "No sé qué decir, no puedo creer que DeAndre sea ese tipo de persona"
      -"Tranquilo hijo, pronto DeAndre, y alguno más estará en tu lugar. No puedo devolverte a tu pequeña Kiara ni estos años aquí dentro, pero creo que te debo algo, ya que nunca me comporté como un padre, ni me lo consideras, al menos piensa en mí como un amigo que nunca se va a olvidar de tí.
    • "Está bien, papá, Gracias. Nos volveremos a ver pronto" susurró Tracy casi sin poder hablar.

    Pasados varios meses, ya con 10 años de condena cumplidos, todo salió a la luz. La banda organizada culpable de aquel delito cayó en una redada a su barrio y las grabaciones policiales les culpaban de más de 20 delitos de sangre, entre ellos el de la pequeña Kiara.
    Tracy, era libre, se había demostrado por fin su inocencia y podía volver a su querido Fuller con sus abuelos y su tía Eve.
    Aunque estos no eran sus planes, varios meses despues, en cuanto tuvo algo de dinero y recibió parte de la indemnización, tomó un vuelo para comenzar una nueva vida en Los Santos, alejado de todos los recuerdos y buscando una vida en libertad y estable en la medida de lo posible, la cárcel le había hecho un hombre y sabia qué hacer en caso de ser necesario. Aunque ese no era su objetivo principal en esta nueva aventura. Continuará...


Accede para responder