Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Colin Smith



  • NOMBRE COMPLETO: Colin_Smith

    EDAD: 24 años

    LUGAR DE NACIMIENTO: Kenmare, Killanery, República de Irlanda.

    NACIONALIDAD: Irlandesa

    SEXO: Hombre

    Historia: Colin nació en un pequeño pueblo de Irlanda, Kenmare. Tenía una familia humilde y trabajadora. Colin no destacaba mucho sobre sus compañeros en tema de notas, pero se le daba bien resolver problemas matemáticos. Es alegre y humilde, pero es muy exigente consigo mismo. Tiene una estatura de metro setenta y nueve. Tiene el pelo oscuro, cara fina. Suele vestir con ropa de equipos de básquet de la NBA, algo que le apasiona.
    Vivía con su madre, Elisabeth, trabajaba de profesora en la pequeña escuela de Kenmare, su padre, James, que estaba trabajando en el ejercito irlandés desde hacía unos 10 años y su hermana, Sylwia, era 3 años menor que él. Ella sí que era una buena estudiante, cosa que la llevó a trabajar de secretaria en las oficinas de Samsung.
    Cuando Colin tenía 13 años viajó a Irlanda del Norte con sus padres de vacaciones, se hospedaron en un hotel de la capital condal, Belfast. Visitaron la ciudad, pero notaban tensión en el ambiente, muchos militares, la gente no paseaba por la calle, … En aquel entonces, una célula terrorista llamada IRA, se mantenía activa en Irlanda del Norte por lo que los llevó a pensar que tenía algo que ver, no se equivocaban, tuvieron la mala suerte de que el grupo IRA llevó a cabo un atentado en Belfast ese mismo día. El caos y la confusión hizo que Colin se separara de su familia. No había ni rastro de ellos. Los padres de Colin, desorientados, empezaron a correr por unos callejones del centro. Al llegar a una pequeña plaza donde no había nadie escucharon unos gritos, rápidamente 4 hombres muy armados salieron corriendo de allí. Los padres de Colin pudieron ver su cara, pero los hombres no los habían visto, o al menos eso pensaban. Colin volvió al hotel donde tenían todo y desde el teléfono fijo llamó a su abuela, Catherine, que acudió con un Peugeot 208 gti. Al cabo de unas 6 horas llegó al hotel. Colin escapó de la ciudad, aparentemente inofensiva, rumbo a Killarney.
    Los sucesos hicieron que los padres de Colin quisieran volver a Kenmare. Toda la ciudad había quedado blindada por el suceso por lo que tardaron cerca de unas 8 horas ya que la policía no dejaba salir ni entrar a nadie. Al llegar al hotel, cerca de 3 horas después de que Colin se fuera, encontraron toda la habitación desordenada, era como si alguien estuviera buscando algo. En ese instante un hombre se abalanzó sobre Sylwia, James se abalanzó sobre el hombre. Cogió una figurilla y se la estampó contra la cabeza con todas sus fuerzas. En ese momento entendieron que alguien sabía que habían encontrado algo muy grande. Intentaron contactar con Catherine. El teléfono no funcionaba. La red de telecomunicaciones se había caído. Cogieron el coche y escaparon lo más rápido posible. Un Audi A3 blanco con matrícula inglesa les empezó a perseguir a alta velocidad. Finalmente escaparon. Al llegar a la frontera se dirigieron a la base aérea del ejercito irlandés. James contactó con un amigo suyo que les consiguió un vuelo clandestino a Los Santos. Desde ese momento empezaron una vida nueva.
    Mientras Colin siguió con sus estudios. Empezó a decaer, llegó a tener mucha ansiedad por un miedo muy grande que tenía, perder a su familia para siempre. Una hamburguesa con queso siempre le animaba, era su plato favorito. Cada día se despertaba pensando que sus padres estaban bien, que vivían en un lugar mejor, pero día a día este pensamiento desaparecía. Colin se volvió cada vez más tímido. No pensaba en nada más que en Belfast. A los 15 años empezó a descuidar sus estudios. Sus abuelos lo intentaron todo y al final Colin volvió a estudiar. Se apuntó al equipo atlético del pueblo, empezó a competir y finalmente empezó a olvidar todo lo que le pasó.
    Poco a poco Colin empezó a recuperar la alegría y la confianza que lo caracterizaba. Empezó a marcarse unos objetivos. El primero fue ganar el maratón regional. Debido a su gran esfuerzo llegó a conseguir la medalla de oro.
    Fue avanzando poco a poco. Adoptó un carácter competitivo. Su último reto fue lograr entrar en el ejercito irlandés. Estuvo practicando mucho, cada día corría una media de 15 km, iba al gimnasio y practicaba con una entrenadora personal. Entró en las oposiciones, pero no entró por qué no tenía el perfil que buscaban, eso hizo a Colin pasarlo muy mal. Se acordaba de su padre y se ponía a llorar pensando que nunca llegaría a verlo y que no podría hacer nada en su honor. Pasó un año y Colin se decidió a realizar las oposiciones para policía. Se las preparó muy bien y consiguió una plaza en Dublín, capital de Irlanda.
    Una sensación muy desagradable recorría su cuerpo 3 meses después de entrar en el cuerpo, el comisario quería hablar con él. Al entrar le informó de que el cuerpo de la Garda Síochána (policía de Irlanda) estaba muy contento y orgulloso con su trabajo, estuvo repasando todas las actuaciones que llevó a cabo. La sensación de inseguridad desapareció, pero algo no le dejaba tranquilo. El comisario le habló sobre un proyecto que habían emprendido con la policía de irlanda del norte. Consistía en que un grupo de policía cualificada fuera como detectives a Belfast a acabar con el IRA. Este se negó totalmente pero el problema vino cuando el comisario le comentó que no tenían a nadie más y que necesitaban que fuera, Colin se lo pensó, algo en su interior le impulsaba a emprender esa aventura así que decidió emprender esa aventura.
    Llegó como detective a Irlanda del Norte. Los primeros días fueron muy calmados, pero pronto empezaron las redadas y en una de ellas una cara familiar le llamó la atención. Parecía Elisabeth. Empezó a investigar y encontró una ubicación de una ciudad hasta ese momento desconocida para él, Los Santos, en estados unidos. Cogió el primer vuelo justamente después de renunciar al puesto de policía. El problema vino al aterrizar. ¿Qué hará en una nueva ciudad desconocida hasta hace poco?


Accede para responder