Marcos Salazar



  • Marcos Salazar Castillo nació 01/1/1996 y fue alguna vez un hombre importante en Colombia. Bueno, quien dice importante dice que solo era alguien que se le conocía en su ciudad y pueblos aledaños. Con sus 25 años, Marcos vivió gran parte de su vida en la Costa Norte de Colombia, en una ciudad llamada Barranquilla. Su padre Antonio Salazar y su madre Carolina Castillo, ambos Colombianos, eran trabajadores de la empresa de Metalurgia donde se conocieron y de amor consumado nació Marcos. Sus padres fueron personas que forjaron al pequeño Marcos con sus principios comunes: El respeto, ser honrado, ser amigable, cuidar al otro. Debido a esto Marco adquirió gran parte de estos valores y los aplico en su vida diaria.

    Marcos tuvo una infancia típica de una familia colombiana, marcada por los momentos felices en la playa, el futbol con sus amigos del barrio, incluso las salidas con los familiares de su madre. Durante su juventud descubrió el raro mundo de la calle, las salidas por las tardes y noches eran el martirio para su madre, su grupo de amigos (Unas personas no muy buenas) lo guiaron en todo tipo de excesos, desde drogas como la marihuana hasta la ultima gota de alcohol que quedaba en la botella de ron. Al cumplir los 25 años y terminar con su tecnicatura en automotores, Marcos empezó a cambiar su forma de pensar hablaba cada vez menos con sus antiguos compañeros de estudio y su viejo grupo de amigos, le gustaba salir solo a bares y centros comerciales. Disfrutaba la soledad del momento, escuchando sus canciones favoritas y olvidándose de sus desamores y problemas personales.

    Marcos pensó en algún momento en salir de Colombia, el lugar que lo vio crecer a duras penas y como pudo. Afortunadamente logro ganarse la VISA para poder irse a Estados Unidos y empezar una nueva vida, con nuevas metas y deseos por cumplir. Vivir en sueño Americano.

    Llega a Los Santos, ya con la mente calmada, la seriedad que debería tener un hombre de su edad. Marcos siempre se destaco por ser una persona bastante común, amigable con las personas adecuadas, atento, honrado y respetuoso. Era bueno en lo que hacia, siempre buscaba la manera de ganarse la vida legítimamente. Le gustaba reparar los de sus clientes en Colombia y pensaba en seguir trabajando de Mecánico en Los Santos,

    Actualmente Marcos tiene el pelo un tanto largo (En Colombia lo manejaba muy corto), un masa corporal normal, sin nada extraño en la cara. Mide al rededor de 1,80 metros, tiene la cara algo redonda por genética de su padre y la cara con algunos lunares por genética de su madre. Su cabello es de color negro y sus ojos cafés como su madre.


Accede para responder