Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Roger Thenardier



  • Nombre: Roger Thenardier
    Edad: 23
    Lugar de nacimiento: Los Santos
    Nacionalidad: Americano
    Sexo: Masculino
    Padres: Huérfano por parricidio a los 9 años
    Apariencia física: 1.75m de estatura, escuálido, cara afilada, ojos azules casi blancos, pelirojo y con un corte de pelo habitual de cresta mohicana.
    Personalidad: Con problemas para expresarse por la escasez de vocabulario, pero que cuenta con una buena curva de aprendizaje, frenético, escurridizo, silencioso, de esos que escuchan, agresivo, menos para aquellos que se ganen su respeto o amistad, a los que cuida y ayuda, siempre y cuando esto sea recíproco. Tiene una actitud asustadiza ante ruidos altos y desconfiado en sus primeros contactos con personas.

    Infancia:
    Nacido en una familia desestructurada que regentaba un pequeño motel en la ciudad de Los Santos, lugar que aprovechaban para estafar, chantajear y robar a sus clientes y a quien pasará por el establecimiento. Su madre no lo atendía en demasía, por lo que siempre tuvo que apañárselas para comer, beber, dormir caliente, y en definitiva sobrevivir. De su padre decir que solo le prestaba atención cuando tras cada noche que bebía, que eran prácticamente todas, volvía a la habitación 237 donde residían en el propio motel, y maltrataba tanto a Roger como a su madre.

    Juventud:
    A los 9 años, Roger encontró a su padre inconsciente y borracho como una cuba y casí como una inspiración, sin pensarlo, lo ahorcó con un cordón de sus botines. Aún apretado con fuerza cada lado de los cordones y clavándose éste en la carne de su padre mientras mantenía la mirada perdida y la cara compungida en un punto oscuro de la habitación, inesperadamente entró su madre, que al ver tan horripilante escena entró en trance y colérica corrió a separa a su hijo del que era ahora mas un jefe que un ser amado. El forcejeo se hizo largo para Roger, podría decirse eterno, aunque realmente apenas duró unos segundos. En medio de la lucha la madre se golpearía la cabeza con alguna esquina ya que de su cabeza brotaba un reguero de sangre que manchaba profusamente cada rincón del desorden caótico que resultó del forcejeo.

    Roger, atemorizado, huyó de la escena del crimen y se refugió en la oscuridad del alcantarillado de Los Santos. Allí se mantuvo oculto durante años, solo tratando con otros vagabundos que allí vivían, y saliendo tan solo a la superficie para ratear aquello que necesitara o deseara. Podría decirse que los criaron las ratas y toda clase de miserables.

    Entre estos miserables conoce a una anciana desdentada con inicio de demencia senil que casi balbucea historias sobre su vida en Los Santos antes de iniciar su propia carrera de autodestrucción por la drogadicción. Estas historias hacen que Roger construya su propia percepción sesgada y oscura de la realidad social de Los Santos.

    En sus salidas a por suministros, en ocasiones era visto e incluso atrapado por las fuerzas de orden, lo que conllevó a su reingreso en la base de datos del estado a los 18 años.

    Poco después la muerte de la ancianda, que ya era como una madre para él, provocó en el un sentimiento de soledad, germen de la idea de salir de allí, descubrir lo que realmente sucedia sobre su parcela de la ciudad y ansió descubrir si todas las historias de la anciana eran ciertas.

    Actualidad:
    Por lo tanto Roger sale de la oscuridad que lo ha acogido durante tantos años para introducirse en una sociedad que no conoce ni comprende y empezará a descubrir lo que la ciudad de Los Santos le ofrece. Los caminos que Roger recorra de aquí en adelante son fruto del porvenir, lo único que regirá su vida será el instinto de supervivencia y la ambición de conocer toda información posible y de poseer aquello que se necesite o se le antoje.


Accede para responder