Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Johnny Woods (Niyo)



  • Su nombre es Johnny Woods, alias Niyo, nacido el día 21 de octubre en la ciudad de Jefferson, ciudad de Los Santos. Una persona alta, de tes medianamente oscura, con barba y pelo corto y oscuro. Único Hijo de un mecánico y una ama de casa de clase media baja. Desde chico comenzó a trabajar en el taller de su padre y a ganar una cierta pasión por los autos además de todos los valores que lo llevaron a ser quien es hoy. Gracias a eso pudo comprar su primer auto a la edad de los 16 años, el cual modificó y utilizaba para correr carreras ilegales por mi ciudad todos los viernes. Hasta que una noche, tranquila como todas las demás tomando algo y corriendo carreras su competidor al cual le estaba ganando golpea apropósito el Baúl de su auto y termina chocando con una pared y con el auto inmóvil. Después de eso todo paso muy rápido, la gente abandonó el lugar y quedo mareado por el impacto. Por desgracia el accidente fue transmitido por todos los noticieros y fue viralizado por todas las redes sociales.
    Después de eso pasaba horas en el taller trabajando para poder recuperar su auto, ya que tenía que pagar una fianza muy grande para que la policía se lo devuelva. En el colegio no hablaba con nadie ya que la gente hablaba mal de el, siempre estaba solo leyendo artículos de autos. Un día al salir del colegio rumbo a su casa en barrio bajos se cruzo a dos compañeros de la escuela que decidieron molestarlo, empezaron a golpearlo y burlarlo hasta que Johnny se cansó y les daría una golpiza a ambos. Al cabo de unos segundos se escucharían sirenas y el saldría corriendo por entre las casas y pasillos, corrió tanto y tan desesperado por el miedo de que la policía lo vuelva a agarrar que no estaba mirando por donde iba. Hasta que llego a una calle donde había muchas personas portando el mismo color en sus conjuntos, se trataba de una pandilla del barrio. Johnny se quedó duro después de ver a estas personas que al cabo de segundos ya lo habían rodeado. Estos le preguntaron que había pasado y porque estaba golpeado. Al contarle lo sucedido estos estaban sorprendidos al saber que había ganado una pelea entre dos personas. Estos pandilleros lo ayudaron, les curaron las heridas y después de preguntarle de donde era lo llevaron hasta el taller donde trabajaba.
    Luego de unos días a la salida del colegio lo estaban esperando 4 camionetas grandes y negras. Se acercaron a el y eran estos mismos pandilleros que lo habían ayudado. Ellos le dijeron que suba y no tenía más remedio que hacerlo. Ellos lo llevaron al barrio y le explicaron que habían tenido problemas con otra banda y tenían algunos autos rotos por lo que necesitan que el se los arregle. Johnny acudió de inmediato y arreglo estos autos por lo que ellos estuvieron muy agradecidos y le dijeron que iba a tener su protección. Después de esto estas personas comenzaron a llevar todos sus autos al taller donde trabaja su padre, que preocupado por darse cuenta de la situación le preguntó a su hijo que pasaba, pero el simplemente le dijo que eran conocidos y clientes.
    Al cumplir los 18 años paso algo que marcaria mucho su vida, la muerte natural de su padre. Se podía notar la fuerte tristeza de Johnny el día de su funeral y se sintió muy solo al no tener ningún amigo a su alrededor en ese momento. Cuando en un momento llegan muchos autos y camionetas al lugar, eran todos sus amigos pandilleros con sus autos que él había arreglado con su padre miles de veces. Él se sintió muy bien y agradeció a todos por asistir y se ofreció a poner su taller a su disposición. Y así fue, la banda siempre paraba en su taller, bebían cerveza, desmantelaban autos robados, hacían fiesta y fumaban marihuana.
    Un mañana como cualquier otra cayó una redada por parte de la policía, se llevaron todos los autos, herramientas y dinero. Además de llevárselo a la cárcel bajo los antecedentes de robo de autos por 5 años. Hoy en día, sin dinero y sin un lugar donde vivir. Por fin salió de la cárcel y continua una nueva vida.


Accede para responder