Alexander Gaitan



  • Atención, la siguiente biografía incluye contenido ligeramente explícito, por lo que se recomienda discreción.

    alt text

    Ficha de personaje

    Descripción Física:

    • Edad: 26 años.

    • Nacimiento: 03/03/1998.

    • Altura: 1,89 metros.

    • Piel blanca, ojos claros.

    • Delgado con un volumen muscular bajo pero definido.

    • Ojeras perceptibles en el rostro.

    • Quemaduras de cigarro antiguas en los brazos.

    • Inscripciones en los nudillos: "HATE" (mano derecha) y "LOVE" (mano izquierda).

    • Cicatrices en la nuca y espalda, cerca de la columna.
      Cortes cicatrizados en el pecho y abdomen.

    • Abdomen ligeramente marcado con cicatrices y quemaduras de cigarro.

    Habilidades:

    • Conducción Avanzada: Experto corredor en carreras callejeras y circuitos oficiales.

    • Conocimientos Automotrices: Especialista en JDM, preparación y mejora de vehículos.

    • Habilidades Médicas: Formación en medicina militar.

    • Políglota: Competencia en español, inglés, japonés y conocimientos básicos de coreano y chino.

    • Investigación y Recopilación de Información: Desconfiado, busca la verdad y recopila información de manera minuciosa.

    Debilidades:

    • Historial delictivo: Involucrado en carreras ilegales y actividades delictivas en el pasado.

    • Problemas Disciplinarios: Dado de baja del Ejército de Estados Unidos por problemas disciplinarios.

    • Psicología y Agresividad: Experiencia en actividades de su pasado, mostrando tendencias psicóticas y agresivas en situaciones extremas.

    • Desconfianza Extrema: Desconfiado por naturaleza, puede afectar sus relaciones interpersonales.

    Conducta Psicológica:

    • Psicosis y Agresividad: Tendencias psicóticas y agresivas, especialmente desatadas en situaciones límite.

    • Desconfianza Extrema: Muestra una desconfianza profunda, siempre buscando la verdad y la mentira en las interacciones.

    • Recopilación de Información: Obsesionado con recopilar información, investigar y conocer los secretos de los demás.

    Conducta Física:

    • Habilidades en Combate: Adquiridas durante su tiempo en le bajo mundo y el ejercito habilidades en combate cuerpo a cuerpo y con armas de bajo y mediano calibre.

    • Marcas y Cicatrices: Numerosas marcas, cortes y cicatrices en el cuerpo, reflejo de su pasado turbulento y violento.

    Observaciones Post Accidente:

    • Después del accidente y cirugía, no se observan secuelas físicas notables. Solo bajas en su resistencia y dolores frecuentes en su espalda de forma leve.

    • Psicológicamente, el enfrentamiento y la muerte del Lobo podrían dejar una marca significativa.

    Nota Final:

    Alexander Gaitan, un individuo complejo con habilidades sobresalientes, pero marcado por su pasado turbulento y su naturaleza desconfiada. Su fisicalidad refleja una vida de violencia, mientras que sus habilidades médicas y lingüísticas agregan capas a su complejo perfil. La obsesión por la verdad y la información puede ser su mayor activo o su mayor vulnerabilidad.

    El origen

    Gregorio D. Gaitan, dueño del taller de la ciudad en Guernica, Zona Sur del conurbano bonaerense, a sus 25 años de edad el 3 de Marzo del año 1998 tendría a su primer hijo junto a su mujer Elida Gloria, el pequeño sería nombrado Alexander, no fue problema en sus primeros meses de vida debido a que Alexander era un hijo planeado, sin problemas alguno Gregorio pudo sustentar a su familia y todo parecería próspero hasta que en el año 1999 un nuevo taller abriría con mayor promoción y clientela, por lo que el pequeño taller local ahora sería algo olvidado por la ciudad, dejado de lado por sus clientes de siempre Gregorio debió vender su segundo auto, un Ford Falcon, pero manteniendo su reliquia, una Chevrolet SS que había restaurado desde sus 18 y mantenido en su mejor estado.

    Durante bastante tiempo esto siguió pesando sobre la familia, hasta que en el año 2001 la situación mejoraría un poco, para volver a desplomarse meses después con la crisis del País. Luego de tiempo de pelear para salir adelante en el 2004 la familia comenzaría a resurgir económicamente y Alexander listo para comenzar el jardín de infantes público de la localidad, a principios del 2005 Alex ya con 6 años de edad comenzaría la colegiatura primaria. Siendo destacado entre sus compañeros por su forma de portarse, su tranquilidad y siendo aplicado en clases incluso siendo un niño. Esto al principio se vería algo extraño ya que ni siquiera con la noticia de que en enero de 2007 nacería su única hermana, Sofía Gaitan. Alexander siendo solo un niño se apagó demasiado a su pequeña hermana, siendo un hermano mayor y sobreprotector con ella desde niños. Alex continuó su educación primaria siendo el mejor en su clase. Se mantuvo con notas perfectas hasta el secundario, siendo un orgullo para su familia.

    Esto no tardaría mucho en cambiar cuando comenzando el secundario comenzaría a juntarse con nuevos compañeros debido a su carrera formación secundaria, la cual sería Ciencias Sociales y comunicación. En los primeros 2 años Alexander se mantendría al margen de muchas cosas pero sí comenzaría a meterse en peleas cada vez más graves, siendo suspendido en más de una ocasión, comenzando a tener problemas con sus padres y empezando una etapa muy rebelde a sus 15 años, robando las llaves de los autos del taller de su padre y usándolo para escapar de noche con sus nuevos amigos y devolviéndolos en la mañana antes de que su padre fuera al taller. Alex comenzó a sentirse atraído por los autos, por lo que se comenzó a juntar más con su primo Esteban el cual corría en el Picodromo con la Chevy SS del padre de Alex, lamentablemente con el tiempo Esteban dejaría de ser una figura de admiración positiva para Alex siendo que esté de metía más en el mundo del consumo y la noche, por lo que Alex daría un paso al costado de seguir el ejemplo de su primo.

    No todo los arboles crecen derechos

    Lamentablemente Alex cometería el error de hacerse amigo de Lautaro, un repetidor de su curso, Alex tenía unos 16 años apenas cuando Lautaro tenía 18, este era el típico chico problema, peleas, faltando a clases y bebiendo y fumando en los baños del colegio durante clases cuando asistía. Alex lo conocería en una pelea, donde ambos se golpearían como animales, originada porque Lautaro hizo un chiste de mal gusto sobre la madre de Alex, y este siendo de temperamento fuerte, lo atacaría sin medida lógica. Alex acabaría con varios golpes fuertes en su cuerpo pero sin heridas graves, mientras que Lautaro quedaría con una costilla rota y el tabique roto contó con la mandíbula descolocada. Lejos de buscar venganza, Lautaro se fijó en Alex para su grupo de gente, Alex descarrilado no midió las consecuencias y comenzó a juntarse con ellos. Ahí fue donde Alex comenzó a fumar Marihuana a diario, venderla en los baños de su colegio e incluso hacer que sus amigos de fuera del colegio también comenzarán a hacerlo dejándole una comisión a Alex.

    Durante 2 años Alexander siguió por ese camino, metiéndose en problemas hasta su cumpleaños de 18 años. En la fiesta familiar Alex llegaría tarde a su propia cena de cumpleaños con la familia, con los ojos rojos y ebrio. Gregorio al ver a su hijo en ese estado lo tomó del cuello de su camiseta y lo llevo dentro de la habitación, donde comenzó a gritarle por su estado, diciendo:

    "¿Qué carajos te pasa pendejo del orto? ¿Qué carajos estuviste haciendo hijo de puta? ¿A vos te parece llegar así a tu casa con toda tu familia acá?" Dándole fuertes bofetadas, y Alex entre gritos y golpes de quita a su padre de encima y comienza a tomar sus cosas, metiendolas en un bolso deportivo, el resto de las cosas las metería en su mochila y saldría de su casa sin dialogar con nadie, solo empujando todo a su paso. Fueron días largos para Alex dando vueltas de casa en casa de sus "Amigos", que solo le quitaban el dinero que tenía y dejándolo en la calle luego de eso, una noche Sofía de tan solo 9 años en ese momento lo llamaría y le pediría por favor a su hermano que vuelva a casa para navidad llorando. Algo en Alex cambió ese día, volvería a casa ese 24 de diciembre en la tarde. Su madre y su hermana llorando lo abrazaría pero su padre lo miraba de lejos, sin mediar diálogo durante toda la cena. Hasta que en el punto culmine de la noche, a las 00:03 del 25 de diciembre Alex levantaría la copa, acercándose a su padre para el brindis, prometiendo jamás volver a hacer las cosas que hacía.

    Con el paso del tiempo Alex terminaría su educación secundaria y comenzaría la universidad, siendo un chico normal, que durante los días estudiaba y en las noches trabajaba en una estación de servicio, además de trabajar sus días libres en el taller con su padre. Pero un día normal como cualquier otro llegaría un cliente con un Bora, con suspención al piso, color crema brillante dando tono a oro claro despertando su amor por los autos, el sujeto comenzaría a ser un cliente frecuente, y Alex siempre acercándose más a él empezaría a preguntarle más por su auto, el sujeto le contaría a Alex su inspiración para su auto, mostrándole el mundo JDM. Esto lo empujaría a comprar su primer auto, con todos los ahorros que tendría guardado, un VW Bora, bastante usado y en un estado bastante malo, Alex con el tiempo comenzaría a participar en carreras callejeras y picadas oficiales bajo el taller de su padre en el Picodromo de Ezeiza.

    El perro que no podia ser atado

    A sus 22 años terminaría su carrera graduándose como Licenciado en Psicología, pero debido a la falta de trabajo en su ciudad natal y en su provincia decidió dar un gran salto a buscar una oportunidad de vida mejor en Los Santos.

    Desde que llegó a Los Santos decidió buscar un trabajo y dar lo mejor de sí para volver a ser el orgullo de su familia, pero las cosas no fueron tan fáciles, entrando a trabajar en la Fundación Ábside, teniendo una mala experiencia, sintiendo que todo su esfuerzo era en vano. Conociendo en el camino a personas como James Jefferson, quien pronto se convertiría en su amigo, aún siendo este último una persona de una edad mucho más avanzada que la de Alexander. Además de contar con algunos amigos que vinieron de Argentina con el para probar suerte en la ciudad.

    Aqui es donde Alex influenciado por James decidió ingresar al ejército de Estados Unidos, en la Army. Lamentablemente la disciplina de Alex no congeniaba con los estándares del ejercito, su actitud de un animal salvaje salió a flote muy rápido, solo siendo un destacado estudiante en cuanto al cuerpo médico se trataba. Luego de ser enviado a la academia militar y dedicarse totalmente a sus estudios médicos dentro del cuerpo de la armada en los cuales destacaría por su rápido accionar, así como también por su tacto cuidadoso al momento de trabajar bajo presión, Alexander fue dado de baja del ejército tras varias sanciones disciplinarias.

    Vientos de otoño

    Este volveria a Los Santos conociendo al final a Donnie y Nagata, unos mecánicos propietarios del taller Top Secret. Los cuales apostaría en el, junto con James buscando la forma de invertir en un proyecto, conseguir un auto para Alexander que lo haga volver a correr y sacar todo su potencial, luego de ver cómo Alexander correría con el auto de Nagata en una carrera a último momento y ganaría entre los 15 autos que correrían. Sin experiencia en el circuito ni tiempo de estar corriendo en Los Santos, Alexander sacaría unos 23 segundos aproximadamente de ventaja a todos los demás corredores, siendo Donnie el tercer puesto y el otro corredor de Top Secret el cuarto puesto.

    Así fue como Alexander consiguió su Elegy Retro Custom, el cual preparó él mismo junto con Donnie Ricci. Con el tiempo, Alexander comenzaría a correr en los circuitos de Los Santos, ganando cada vez más carreras simples, contra rivales de bajo nivel, hasta que un día, un viejo conocido de un taller al que Alex asistía cada tanto, Hitosi Lee, le daría una oportunidad, la oportunidad de dejar las carreras ilegales en un segundo plano y convertirse en corredor profesional, siendo esta una propuesta que se vería muy tentadora para un confiado Alexander que jamás habría conocido la derrota. Luego de hablar con sus amigos más cercanos James y Donnie, Alexander decidiría aceptar la oferta para poder recompensar a sus amigos con el bono que recibiría. Pero Hitosi tenía otros planes en mente, decidió poner a Alex en el siguiente nivel de las calles, haciéndolo correr con competidores que tenían mucha mas experiencia que él, forzandolo a dar lo mejor de sí mismo y aun así ser humillado por estos pilotos, aunque para sorpresa de Hitosi, Alex subiría a su auto y comenzaria a entrenar sin descanso mejorando sus tiempos cada vez más, bajando tiempos de los circuitos y consiguiendo algunos tiempos records. Dándole un gran golpe a su moral y su autoestima, que Alex tomó como una chispa para encender el fuego que sentía por los autos.

    El asfalto se parte ante ti

    Desde ese dia Alexander cambio con las palabras y las pruebas de Hitosi, volviéndose alguien más consciente, menos impulsivo y con mayor paz al momento de estar tras un volante, aceptando a Hitosi como su maestro, una figura de admiración para él, casi como un padre. Así es como Alexander terminó trabajando en AutoExotic como Encargado del taller y especialista en JDM, además de ser el nuevo corredor de la escudería para próximas competencias oficiales. No pasaría mucho tiempo para que Alexander, ahora con más conocimiento y un mejor nivel de conducción comenzará a hacerse un nombre en las calles, derrotando a un miembro del Mid Night Club, el cual no solo le faltaria el respeto a su auto, sino también a él y a Hitosi, siendo esta una carrera que Alexander enfrenta por honor más que por su propio ego o sus ambiciones personales. Luego de unas curvas muy reñidas, Alexander casi es empujado al barranco por su rival, decidiendo dejarlo tomar la delantera, pero su rival cometería un error bastante grave, dándose directamente contra una valla de contención, dando lugar a Alexander de adelantar al Supra Blanco del Mid Night y obteniendo como premio y apuesta la calcomanía de su rival. Pero Alexander no pidió su calcomanía para alardear de su carrera, sino como una señal de que una persona que no tiene respeto por su auto, por su rival y por la carrera como un corredor con honor, no merece representar a un grupo mítico como el Mid Night, prometiendose a sí mismo nunca ser ese tipo de corredores, sino que respetar ese código de Honor que Hitosi le había enseñado.

    Hace tiempo podía verse a Alexander correr en su Elegy Retro Custom dorado, por las calles de Los Santos, derrotando a grandes corredores de MNC, Dark, NM.net entre otros, siguiendo los pasos que Hitosi marco en su camino, y manteniendo en alto su honor, como todo un corredor de la vieja escuela, dejando de la lado la victoria, y centrándose en demostrar que a pesar de haber sido una oveja negra del rebaño, puede demostrar más allá de las expectativas. Llegando incluso a viajar hasta Japón, corriendo y aprendiendo de viejos conocidos de Hitosi, conociendo así los pasos de montaña y mejorando su técnica en caminos irregulares, aunque estos no serían muy agradables para Alex en un comienzo.

    El calor del infierno en tus manos

    Lamentablemente poco tiempo después, Hitosi conocería a su nueva pareja, dejando a Alexander de lado, cargando con todos sus pensamientos, su deseo de gloria y su hambre por ganarse un nombre. Una noche de practicas Alex tendria la suerte o infortunio de conocer a un corredor, un Elegy Retro negro, este iria par a par contra Alex en Ibizu, su circuito principal, el Elegy frenaria para poder seguir el ritmo de Alexander, golpeando a su orgullo directamente. Este sujeto se presenta con él como “El Lobo”, con rabia y su ego herido comienza a desafiarlo, para demostrar que sus burlas de frenado eran algo que no iba a perdonar. Luego de muchas vueltas al circuito, Alex ganaría en todas las rondas, pero teniendo un Elegy pegado a él que no quería ganarle, “El Lobo” jugaria con Alex como si fuera un cachorro. Con el tiempo estos hablarían poco, pero se sentía una química diferente, algo oscura. Con el tiempo Alex encontraría en “El Lobo” todo lo que Hito tenía como “sucio”, pero entendiéndolo de formas diferentes comprendería que era la única forma de alimentar nuevamente su ego destrozado, dándose cuenta de que incluso Hitosi lo había dejado de lado. “El Lobo” directo, le diría a Alex que este podría darle lo que quiere a cambio de que Alex lo derrote cuando este se encuentre en su peak, como si fuese un desafío, en forma de promesa. Alex comenzaria a juntarse menos con sus viejos amigos de Little Seoul, dejando su hogar en segundo plano, sin saber que esta sería la última vez que vería a su gente. Peso en la mente de Alex, que jamás podrá ser dejado de lado.
    Pasando las semanas “El Lobo” entabla una relación con Alex algo extraña, por un lado Alex encontraba una esencia diferente, cada dia era mas violento al conducir. Las trazadas de Alexander se volvían extremadamente agresivas, no dejaba un solo lugar a que lo pasaran incluso poniendo en riesgo a sus perseguidores. Las victorias se volvieron algo mas recurrente, el nunca perder se volvió una adicción que carcomía en silencio su actitud amable y humildad.

    Hitosi, quien siempre intentó enseñarle los valores que él representaba a Alex tuvo un reencuentro con este, dándole una vista a la realidad que vivía, confundiendo más aun el corazón y mente de Alex. Durante los meses siguientes, Alex formaría una relación con una muchacha asiática, la misma en un comienzo seria una relación bastante estable con ella, pero el pasar del tiempo los distanciaba dejando a un Alex completamente nublado, sin saber cuál era su lugar y que solo encontraba paz estando en Little Seoul. Las cosas fueron empeorando cada vez, todos los asiáticos que cuidaban a Little dejaron a la gente sola e indefensa, Alex, su pareja y algunos chicos de la zona fueron los únicos que cuidaron el barrio por meses enteros. Pero había deudas del pasado por saldar, Alexander se había alejado de “El Lobo” como si nada, al cual este le recuerda su promesa un día enviando una foto de la pareja de Alex a este último, en señal de una amenaza.

    Alexander acudiría al circuito donde se realizaría la carrera, todo parecía normal a ojos de un extraño, pero para Alex se sentía un aura pesada, un ambiente que nunca antes había sentido. Pensamientos en la cabeza de Alex solo lo dejaban confundido, sin saber cómo actuar o qué hacer, en su cabeza solo resonaba la pérdida de su padre semanas antes debido a su enfermedad cardiaca. Miles de emociones se acumulaban en Alex, lleno de odio, dolor, tristeza y confusión simplemente voltea hacia su derecha, viendo al “Lobo” llegar con su Elegy negro volviendose una situacion cada vez mas y mas penetrante en la psiquis de Alex. La carrera comienza de forma abrupta, Alex persiguiendo algo que no podia alcanzar, las primeras curvas se volvieron totalmente difíciles, Alex no podría cruzar por ninguna brecha, se sentía totalmente arrinconado y asfixiado, dándose cuenta por primera vez lo que se sentía ir detrás de él mismo. Esto parecería la mayor debilidad de cualquier hombre confundido y con el alma intranquila, pero al contrario de eso gracias a esto Alexander pudo entender la carrera como una superación personal, decidiendo ir con todo, forzando su auto y sus habilidades al máximo. Cuando por fin logró superarse, superando al “Lobo” cerca del final de la carrera, este lo embiste por detrás en una curva, haciéndolo caer por un lado del camino, generando un accidente casi fatal en Alexander, el daño que habría recibido fue brutal, su vehículo quedó casi destruido, su cuerpo igual, tras horas y horas de cirugia y varias semanas en el hospital, Alexander lograria salir de este pero ahora en una silla de ruedas. Los médicos creían que no volvería a caminar en un 60% de los casos. Por suerte James, Donnie, Hideki, Hitosi y otros, ayudaron a que Alex pudiera recuperarse psicológica y emocionalmente, así como también aportaron a su recuperación física. Pasó mucho tiempo antes de que Alex volviera a correr, el miedo detrás del volante lo dominaba pero un día, mientras conducía hacia su casa este empezo a perseguir sin fin un Elegy negro, el mismo Elegy negro que una vez lo dejo en silla de ruedas. Alex presiona sin detenerse a este conductor, hasta hacerlo chocar. Lleno de ira, venganza y odio toma al sujeto, sacandolo del auto y con sus propias manos, sin pensar ni detenerse comienza a golpear la cabeza del sujeto una y otra y otra y otra vez… El asfalto se teñiria poco a poco con la sangre del craneo del “Lobo”, un Alex que sin piedad rompería sus nudillos contra él, sus manos con la piel casi desgarrada, nudillos inflamados y su mirada perdida en lo que hacía, si un monstruo es lo que se crea al morir una parte de nuestra alma, Alex tenía un gran monstruo dentro, ese chico amable, buen amigo y decente se habrían perdido para siempre o al menos esa es la visión que su mente le dejaba.

    Aroma de primavera

    Aqui es cuando Alex parte a Japón luego de lo que hizo, intentando alejarse de todo, allí estuvo mucho tiempo encerrado, viviendo con lo justo pero un día el dinero se acabó. Alex debió recurrir a trabajos de poca paga para poder mantenerse, llegando a trabajar incluso en bares nocturnos limpiando baños, hasta que un día un viejo conocido de este lo encontraría ofreciéndole ganar algo de dinero corriendo en los pasos de montaña. Este cansado, aceptaría y juntos irían a ver algunas carreras el siguiente sábado por la noche. Así fue como Alex poco a poco comenzaría a hacerse un nombre en las urbes de la noche en Tokio, llegando a zonas como Hakone dónde conocería a Aiko, una amable muchacha que pronto se enamoraría de el y llegando a toda la prefectura de Saitama tiempo después para coronarse como uno de los mejores corredores. Un día como cualquier otro Alex escucharía unos disparos, alertandose, corriendo sin dudarlo corrió hacia el lugar de los disparos al oír gritos agónicos de alguien, ahí vio a un hombre baleado en el suelo, sin dudarlo quito a la gente de su alrededor de encima y comenzó a atenderlo, dejando ver su experiencia en situaciones así gracias a su entrenamiento como médico de combate aunque de notaba un poco la falta de experiencia real, su temple era calmo y proactivo pero sus manos temblaban un poco y su sudor se dejaba notar. El hombre fue salvado gracias a Alex y la llegada de los médicos al lugar, aunque al acercarse la policía, los hombres que antes estaban sobre el sujeto ahora lo tomaron en brazos y subiéndolo a un vehículo se lo llevarían inmediatamente. Todo esto llamo la atención de Alex, aunque prefirió no entrometerse.

    Unos dias mas tarde Alexander recibió la visita de varios hombres, entre ellos el sujeto que habría ayudado días atrás, aún débil y con dificultad para moverse pero con bastante necesidad de agradecer frente a frente al hombre que ayudo a preservar su vida. Este poco a poco y mediante una larga charla le contó a Alex que era un Shateigashira de una gran familia. Por lo que para agradecer su gesto con el, ahora él estará en deuda con Alexander dándole algún que otro trabajo, bajo una carta de libertad total al momento de que Alex quiera irse. Y así, sin darnos mucho lujo de detalles para permitir a la imaginación indagar en los rincones más profundos de nuestra psiquis de violencia y acción, Alex poco a poco fue aprendiendo a operar como un Yakuza, torturando, manipulando y haciendo lo necesario para cuidar lo que ahora tenía, lamentablemente esto alejo a Aiko de su lado, cosa de la que Alex mejor tarde que nunca se percató, dando una salida del bajo mundo para recuperar a su amiga. Alex continuo recorriendo el país, buscando nuevos corredores hasta que conoció a un chico joven, Akemi Sugawara, o conocido como Suga, este chico y Alex corrieron con su mejor desempeño hasta el momento, Aiko que había visto muchas carreras de Alex en los últimos meses nunca imagino verlo así, su conducción era casi perfecta, despertando nuevas emociones en ella. Pero no todo puede salir como queremos, Suga derrotaría por fin al Rey. Alex sería derrotado por un joven de 19 años y su Jester Classic blanco. La derrote se hacía presente ante sus ojos, pero la libertad de haber dado su mejor carrera no tenía límite, lamentablemente… Alexander había apostado su auto contra el auto de Suga, por lo que aquí, si, justo aquí se termina la que parecía inseparable dupla entre Alex y su Elegy. Suga, reconociendo el talento de Alex, decidio presentarle a un ingeniero del taller Top Secret original, radicado en Chiba. En este Alex aprendería nuevos secretos de la mecanica y logra trabajar como parte del cuerpo de mecánicos en algunos proyectos como aprendiz.

    Hogar

    Alex y Aiko juntos deciden viajar a Los Santos, regresando por fin Alex a casa, enfrentando su pasado cara a cara. Little ahora había vuelto a la vida, los antiguos residentes habían regresado junto a algunos nuevos, pero esto… esto solo desataría conflictos por poder sin sentido poco a poco, volviendo a dejar el barrio abandonado y desprotegido a los meses… Los años han pasado, la gente viene, se va, pero Alex siempre permanece ahí, en su pequeño Little Seoul, disfrutando de amaneceres y atardeceres, contribuyendo todo lo que puede a sus vecinos y vecinas. Cuidando su hogar.

    alt text


Accede para responder