Biografía de Pablo Romano



  • Nombre: Pablo Romano
    Edad: 25 años
    Lugar de nacimiento: Rosario
    Nacionalidad: Argentina
    Sexo: Hombre
    Apariencia física: Pablo mide 1.82 metros, pesa aproximadamente unos 87 kilos, tiene una contextura física delgada. Sus ojos son verdes claro, su pelo es color negro y tiene una barba cuidada.
    Educación: Al finalizar la secundaria, se inscribió en la facultad, pero abandonó los estudios luego del primer semestre.
    Padres: Camila y David, ambos oriundos de la ciudad de Rosario. Tienen 55 y 54 años respectivamente, ambos tienen al rededor de 1.8 metros de altura. Camila tiene el pelo castaño, mientras que David es colorado. Son una pareja "tipo", Camila hace los quehaceres de casa mientras que David desarrolla sus funciones como supervisor en el ferrocarril de la ciudad.
    Infancia: Pablo tuvo una infancia feliz, ya que sus padres, más allá de que el sueldo de David alcanzaba con lo justo para llegar a fin de mes, de vez en cuando le cumplían algún que otro capricho, o en su defecto salían al parque durante unas horas. Desde pequeño siempre tuvo una increíble facilidad para llevarse bien con quien sea, por eso hizo varios amigos durante su instancia en el jardín de niños.
    Juventud: A los 10 años comenzó a prestar atención a lo que veía en la televisión, lo que le hizo desarrollar una gran pasión por los autos y una gran intriga de cómo sería ser un oficial. Mientras que cursó la primaria no se le cruzó el dedicarse a ser oficial ya que pensaba que no sabía lo suficiente del oficio como para tomar esa decisión, en su lugar quiso ser piloto de carreras todo el tiempo, cosa que se le imposibilitaba por la falta de dinero. Al empezar el secundario decidió estudiar electrónica porque pensó que eso le daría dinero suficiente para poder dedicarse a lo que realmente quería, pero no fue así. Cuando empezó la facultad, luego del segundo semestre, se le dio la oportunidad de ir a vivir a Los Santos, ciudad donde tendría un trabajo de acuerdo a sus gustos y donde finalmente podría ver verdaderamente el trabajo diario de un oficial.
    Actualidad: actualmente Pablo se dedica a reparar vehículos en un taller de renombre de la ciudad, mientras que en paralelo intenta llevar una empresa de seguridad junto con un amigo que conoció durante su primer año en la ciudad. No está en su trabajo por dinero, sino por gusto. Día a día se levanta y va directo al taller, cuando termina su turno hace una revisión de como le fue a su empresa en el día, al terminar esto, sale a correr o andar en bicicleta un par de horas para mantener un buen estado físico.


Accede para responder