Artaroth Hernandez


  • LSPD - Andromeda

    Artaroth Hernández es un taxista y mecánico de 25 años que vive en Richfield, Utah, Estados Unidos. Nació en la misma ciudad el 14 de julio de 1998, hijo de Rogelio y Luisa Hernández. Su padre es un militar que sirve en el ejército estadounidense, y su madre es una pintora reconocida por todo el condado de Richfield. Artaroth tiene una hermana menor, Carolina, que trabaja como modelo en España.

    Desde pequeño, Artaroth mostró un gran interés por los coches y la mecánica. Aprendió a conducir a los 16 años y se sacó el carnet de taxista a los 18. También estudió un curso de mecánica en el instituto y empezó a trabajar en un taller local. Su sueño era convertirse en policía y seguir los pasos de su abuelo, que había sido sheriff del condado.

    A los 21 años, Artaroth logró ingresar en la academia de policía y se graduó con honores. Fue asignado al departamento de tráfico de Richfield, donde se destacó por su valentía y profesionalidad. Sin embargo, su carrera se vio truncada por un trágico accidente.

    El 15 de junio de 2020, Artaroth estaba persiguiendo a un sospechoso que conducía a gran velocidad por una carretera rural. En un momento dado, el sospechoso perdió el control del vehículo y chocó contra un árbol. Artaroth intentó socorrerlo, pero el coche explotó y le causó graves quemaduras en el rostro y el cuerpo. Artaroth fue trasladado al hospital, donde permaneció varios meses en coma.

    Cuando despertó, Artaroth se encontró con que había perdido parte de su audición. Los médicos le dijeron que había esperanza de recuperación, sin embargo, debería de estar un tiempo en rehabilitación y no podría trabajar como policía.

    Gracias al apoyo de su familia y sus amigos, Artaroth consiguió superar su crisis y empezar a reconstruir su vida. También retomó su pasión por la mecánica y fue aceptado en una empresa de Taxi. Ahora trabaja como taxista y mecánico, ofreciendo sus servicios a los vecinos de Richfield.

    Artaroth no ha perdido la esperanza de volver a ser policía algún día. Está al tanto de los trabajos que van saliendo y teniendo esperanza de que sea aceptado nuevamente. Mientras tanto, disfruta de las pequeñas cosas de la vida y se siente orgulloso de haber superado las adversidades.


Accede para responder