Biografías: Ángel Ferrero


  • LSPD - Orion

    Ángel Ferrero


    Ángel Ferrero, hombre de ascendencia afro-latina nacido en Vice City, el año 1994, con fecha de 19/06. Es alguien moreno, con ojos claros heredados de su padre, que es un hombre que viajó en su juventud desde Buenos Aires hasta Liberty City para estudiar, pero terminó trasladándose a Vice City para consolidar una familia junto a la joven nacida en Paleto Bay, San Andreas, Sonia McKenzie.


    Joe Ferrero y Sonia McKenzie eran ambos profesores de escuelas estatales, que fue donde se conocieron y se engendró el amor entre ambos. Por parte del padre, Joe Ferrero, se podría describir su ser como alguien bastante meticuloso pero desconfiado del resto, puesto que tuvo una infancia difícil en Buenos Aires, no con mucha delincuencia puesto que sus pares siempre lo cuidaron, pero sí con extrema pobreza y preocupaciones. Es un hombre de pelo negro, con piel 'amarilla' casi morena, de ojos claros, y estatura promedio (177cms), con un peso algo elevado, pero no llegando a la obesidad. La madre, Sonia McKenzie, es una mujer americana, que siempre vivió entre buenas situaciones económicas y pudo estudiar leyes en la Universidad de Los Santos, pero en un viaje de vacaciones tuvo la oportunidad de trabajar en una escuela estatal por reemplazo, y fue así donde conoció a Joe. Es una mujer afroamericana de estatura promedio (170cms) y con un peso acorde a su estatura. Tiene ojos marrones y pelo largo.


    Ángel tuvo una infancia no lujosa, pero tampoco en la extrema pobreza como su padre. Vivió la mayor parte de su vida en Vice City, empezando sus enseñanzas en la Escuela Estatal de Vice City, donde trabajaban sus padres. Siempre destacó por su gran conocimiento de la historia del país, y la manera en la cuál se explayaba en debates. En la secundaria, los padres de Ángel decidieron que su educación se viera realizada en Los Santos, por lo que, despidiéndose de sus amigos y la vida que había llevado, se vio obligado a mudarse a Los Santos, viviendo en Vespucci Canals. En esta época de su vida, Ángel tuvo problemas debido a lo solitario que se sentía, empezó a hacer música, tomando clases de piano y guitarra, al mismo tiempo que empezó a leer filosofía del voluntarismo, sintiéndose atraído por Nietzsche. Fueron estas actividades extracurriculares que hicieron que Ángel volviera a sentirse en sí mismo, llevando un comportamiento excelente y exorbitante académicamente hablando, ganándose de esta manera una beca en la Universidad de Los Santos a tan solo sus 17 años. Al salir de la escuela, también realizó un curso de mecánica, donde trabajó en el Verano previo a entrar a clases, en un taller mecánico.


    Ángel se interesó en la carrera de Psicología forense, con especialidad en Criminología y Criminalística, volviéndose así un apasionado por las ciencias de la conducta. Una vez finalizada su carrera, se graduó de la misma, no con el puntaje perfecto pero sí con un buen promedio de calificaciones, que lo llevaron a completar varios cursos de Ciencias de la conducta, llegando a atender en el año 2012, a sus 18 años a charlas de Robert Ressler, famoso ex-agente del FIB.


    Ferrero se desempeñó en empresas privadas de estudio de ciencias de la conducta, ejerciendo de psicólogo forense, hasta sus 29 años donde decide cambiar su rumbo al opositar a alguna agencia gubernamental, donde espera aportar con sus capacidades tanto de liderazgo como cognitivas y físicas a la mejora de la seguridad de la ciudadanía.



Accede para responder