Julian Martelli



  • NOMBRE COMPLETO: Julian Martelli.

    EDAD: 21 años.

    LUGAR DE NACIMIENTO: Buenos Aires, Argentina.

    NACIONALIDAD: Argentino/Italiano

    SEXO: Hombre.

    APARIENCIA FÍSICA: Julian es un hombre de apariencia imponente, con una altura de aproximadamente 1.85 metros, aunque tiene una complexión atlética, no se considera una persona deportiva. Sus ojos de color marrón claro combinado con un pelo castaño oscuro, acompañan su tez blanca. Una cicatriz en forma de corte en su pómulo le recuerdan uno de sus peores momentos en la vida.

    PERSONALIDAD: Es una persona generalmente tranquila y serena, con una personalidad apacible. Es paciente, tolerante y capaz de manejar su estrés. Sin embargo, en los momentos más tensos, su capacidad de controlar sus emociones se ve comprometida, lo cual lo lleva a una montaña rusa de emociones la cual lo convierte en una persona emotiva, o en el peor caso, una persona agresiva.

    INFANCIA: Desde que nació hasta aproximadamente los tres años, vivió con sus padres en Buenos Aires. No recuerda mucho de esta etapa, pero hay un momento que se proyecta en su mente. Es una pesadilla que lo ha acompañado durante toda su vida, en la que se ve a sí mismo en brazos de su madre mientras ella corre, aparentemente herida. Este mal sueño siempre termina cuando su madre tropieza y él cae, golpeando su cara contra el suelo, lo que le recuerda su cicatriz.

    Después de eso, vivió en un orfanato durante un año hasta que fue adoptado por una pareja, Alexia Martelli y Fernando García. Ambos le brindaron una vida tranquila y se convirtieron en un ejemplo para él. Durante la mayor parte de su infancia, fue un niño ejemplar, no tenía problemas con nadie, le iba bien en la escuela y vivía feliz. Sin embargo, todo eso cambió cuando ingresó a su adolescencia.

    JUVENTUD: A los quince años, la vida de Julián dio un giro brusco que lo transformó por completo. Dejó de ser el niño alegre y despreocupado que sus padres conocían para encajar con personas que no ejercían una influencia positiva en su crecimiento. Esta experiencia tuvo un impacto significativo en su personalidad, volviéndolo depresivo, reservado e impulsivo.

    Sin embargo, entre todas las dificultades que enfrentaba, descubrió algo que lo mantenía alejado de ese oscuro mundo: los automóviles. A los 17 años, compró un Chevrolet Chevy, el cual lo mantenía ocupado la mayor parte de su tiempo. Otro cambio en su vida ocurrió una noche en la que se encontraba recorriendo la ciudad con su auto. Una llamada de su mejor amiga lo hizo pisar el acelerador y llegar a su casa inmediatamente.

    Ella estaba en pareja con un hombre que era agresivo siempre que bebía. Julián, en cada ocasión que podía, le aconsejaba que se alejara de él, pero ella no le hacía caso. Un día, el hombre llegó borracho y la golpeó hasta casi matarla. Ella decidió tomar su celular y llamar a su amigo. Él apareció al instante, entró enojado a la habitación donde se encontraba la pareja, y vio a su amiga sentada, llena de golpes y sangre. Rápidamente dirigió su mirada al hombre, quien estaba semiinconsciente, y comenzó a golpearlo sin parar. Ella le decía que parara, que no sabía lo que estaba haciendo, pero él no escuchaba. Continuó golpeándolo hasta matarlo. Cuando terminó, la miró con ojos llenos de lágrimas y se dio cuenta de lo que había hecho: había matado al hijo de un capo mafioso.

    ACTUALIDAD: Luego de haber hecho esto último, se dio cuenta de que seguir en Argentina no era seguro, ni para él, ni para las personas que tendría a su alrededor, inclusive sus padres adoptivos. Por lo que tomó una dura decisión: alejarse de todas las personas que amaba y así poder tener una oportunidad de vivir. Unos días más tarde de lo sucedido se dirigió al aeropuerto y tomó el primer avión que consiguió. Y así, sin saber el por qué ni el cómo, llegó a Los Santos en busca de una nueva vida.

    EDUCACIÓN: Terminó la primaria siendo uno de los niños ejemplares, teniendo calificaciones altas y un comportamiento por encima de sus compañeros. Todo esto cambió en la secundaria, la cual nunca terminó. Aunque algunas cosas de su niñez quedan, siendo una persona capaz de aprender rápidamente.

    PADRES:

    • Biológicos

    Eleonora Barone (Madre - Fallecida)
    Él no sabe mucho de su madre biológica, ya que la perdió cuando era muy chiquito. Solamente recuerda que ella siempre fue amorosa con él. Cuando su padre se ponía agresivo, ella lo protegía con su vida, siendo este el último recuerdo que tiene de ella durante sus noches de pesadillas.

    Giovanni Gentile (Padre - Vivo)
    Sobre su padre tiene poca información, pero sí sabe que es un mafioso siciliano en Argentina. Le guarda gran rencor, ya que aún recuerda los malos tratos que recibían Julián y su madre. Hasta el día de hoy, le culpa de la muerte de su madre.

    • Adoptivos

    Alexia Martelli y Fernando García (Probablemente asesinados)
    Ambos eran profesores de una universidad en Buenos Aires. Siempre intentaron tener un hijo propio, pero nunca pudieron, así que tomaron la decisión de adoptar uno, siendo atraídos por el pequeño Julian. Le dieron todo lo que pudieron, como si fuera su propio hijo, y él siempre les correspondió con buenos comportamientos, hasta que llegó su adolescencia. Ellos no sabían qué hacer con él, pero en ningún momento dejaron de brindarle el amor que sentían por él. Aunque lloraban todas las noches que él no aparecía en casa, cuando aparecía nunca les faltó el respeto, ni a ellos ni a la casa. Siempre supo que sus padres eran las únicas personas que estarían siempre con él.

    De hecho, esto quedó demostrado cuando Julian apareció luego de haber cometido un homicidio. Ambos padres lo ocultaron en su casa y le aconsejaron que se fuera de Argentina. Llamaron a una agencia de seguridad privada para que lo llevaran hasta el aeropuerto. Llegado el día, una camioneta negra apareció en su puerta y él subió a ella. Cuando avanzaron algunos metros y giró para ver a sus padres, lo único que vio fue cómo otras camionetas llegaban para acribillar y quemar todo el lugar. Pero no tuvo tiempo de reaccionar, ya que otras camionetas lo perseguían y disparaban en su dirección. Y eso es lo último que recuerda de esa secuencia. Lo siguiente que recuerda es estar volando en un avión hacia un lugar desconocido.


Accede para responder