Dorian Blake



  • NOMBRE COMPLETO: Dorian Blake

    EDAD: 32

    LUGAR DE NACIMIENTO: Poblado de Roslyn, cerca de Seattle. Estado de Washington.

    NACIONALIDAD: Estadounidense

    SEXO: Hombre

    PADRES:
    Mi padre, Walton Blake era Guardabosques en los bosques de Teanaway, de carácter serio y trato difícil intento inculcarnos una disciplina férrea a mis hermanos y a mi cuando estaba en casa.
    Antiguo marine, cuando se licenció sentía que la vida de civil no era para el y por eso decidió dedicarse a un trabajo solitario como era el de guardabosques, el pobre nunca se entero de la vida que llevaban sus hijos ya que era un padre ausente.

    Mi madre Eva Pearson trabajaba en una cafetería de carretera sirviendo cafés aguados y tartas más duras que un tablón de madera

    APARIENCIA FÍSICA: Dorian es un chico de piel blanca, de constitución fuerte, mide unos 185 cm y su peso rondara los 82 o 84 kg, su pelo es negro y corto le nace alguna que otra cana y tiene una barba frondosa.

    PERSONALIDAD: Dorian es un tipo social, se le da muy bien relacionarse con la gente, en las distancias cortas es donde despliega todo su potencial y consigue sacar información de las conversaciones aunque en un principio parezcan banales

    INFANCIA: Todos nos criamos en la granja familiar junto con mis primos y mi hermano William el cual es 3 años más mayor que yo, mis tíos y el patriarca de la familia, el gran abuelo George Blake.

    Que os puedo decir de aquellos días… fueron los más felices de mi vida, recuerdo al primo Jack como montaba encima de los cerdos como si fuera un auténtico vaquero, a mi primo Daniels, mi hermano William y un amigo suyo, como correteábamos por la granja haciendo alguna que otra trastada, en fin cosas de críos, además de mi primo Billy el más raro de la familia, siempre leyendo libros y estando embobado mirando cosas...

    JUVENTUD: Mi adolescencia transcurrió elaborando metanfetamina y cultivando marihuana, a distinguir la calidad y ahí es cuando empecé a consumir este tipo de drogas. Realmente este tipo de escuela me interesaba más que la formal. Me acuerdo como acompañaba a mi tío Walton en los intercambios, quedándome en el vehículo observando cada movimiento alrededor, el me enseño como tratar a los clientes a elaborar nuevos acuerdos y el arte de la captación de chicos que movieran el material. Me acuerdo una vez cuando tendría unos 13 años, después de cerrar un trato como mi tío y mi abuelo me llevaron a un puticlub, ellos entre risas decían que ya era un hombre y contrataron el servicio de una chica. Su nombre era Rebecca una chica que conocí en la escuela, tendría un par de años más que yo, la típica muchacha adelantada a sus compañeras de clase, no sé si me entendéis tenía una larga cabellera pelirroja, de ojos verdes y la piel blanca como el mármol. Inevitablemente me enamore de ella y como suele ocurrir ella de mí no, aun me acuerdo de las risas y las bromas que me hacían los mayores cuando les conté lo que sentía por ella. Rebecca se aprovechaba de mi condición para conseguir droga, con el paso del tiempo y con ayuda de mi padre me di cuenta de ello y mi interés por ella fue menguando hasta el punto de desaparecer.
    En los años siguientes seguí ayudando a expandir el negocio familiar haciendo contactos en el sur, con negros, latinos y asiáticos. Al contrario de lo que piensa mi familia no tengo problemas en hacer negocios con todo tipo de personas. Me da igual el color de su piel con tal de que cumplan, sean fieles y no se vayan de la lengua.

    He de decir que todo en este tiempo me he sabido mover y he evitado la cárcel en varias ocasiones, me considero una persona meticulosa y que sabe atar los cabos sueltos que son estos los que te pueden ahorcar.

    Con 17 años un día hablando con una compañera suya me conto que la habían encontrado estrangulada en la cama después de estar con un cliente, en ese momento no me importo una mierda, algo dentro de mi había cambiado, no sé si por el consumo de droga o por la cantidad de situaciones relacionadas con la muerte me ha tocado vivir. He aprendido a vivir la vida de una forma más liberal, disfrutar de los placeres de esta y no temer a la muerte que al fin y al cabo a todos nos llegara.

    Quise salir del ese pueblo y por eso reuní el poco dinero que tenía y pedí algún que otro favor, las chicas del club que solía frecuentar me ayudaron económicamente, cogí un avion para abandonar esta ciudad, el destino me importaba bien poco.
    Mi destino era el estado de Idaho y más concretamente el pueblito de Cascade, decidí tener un perfil bajo y este pueblo me lo podría proporcionar ya que tenía menos de mil habitantes, ahí estuve trabajando en un campamento maderero, pase tres años cortando putos árboles y procesándolos, un trabajo de mierda pero al fin y al cabo un trabajo ahí utilice una identidad falsa y pase desapercibido, cuando la ciudad no me dio todo lo que me pudo dar a otra ciudad. Mi siguiente destino fue el estado de Montana a la ciudad de Great Falls, seguí utilizando mi identidad falsa, sin embargo ahí conocí a un chico que pertenecía a un Moto club, me costó bastante ganarme su amistad y la de sus amigos les comente a que me dedicaba en Los Santos sin entrar en mucho detalle en los acontecimientos, de ahí surgió una relación comercial, ellos me proporcionaban protección y yo les cocinaba la “meta”, una “meta” de calidad.

    ACTUALIDAD: Después de ir de lado a lado de los EEUU tuve una revelación personal (La revelación sucedió en un viaje que hizo a Alaska, se quedó atrapado por el mal tiempo en una cabaña, ahí estuvo solo durante mucho tiempo, estuvo reflexionando sobre su anterior vida, no sabe si fue una alucinación por la falta de alimento o la soledad, pero un espíritu animal le enseño que la única forma de salvar su alma seria redimirse y dejar la vida que llevaba, empezar desde cero). Decido acabar con esta vida y emprender una nueva aventura en otra ciudad y espero que la definitiva. Recogí mis pocas pertenencias y me despedí de mis colegas, si no antes dejarles la receta y explicarles como cocinar esa “menta” tan especial. Y aquí me encuentro en un avión hacia a Los Santos, esperando que me deparara la ciudad, al fin y al cabo un comienzo para redimirme de todo lo que hice en el pasado.

    EDUCACIÓN: Mi paso por la escuela fue algo anecdótico en mi vida, iba por “cumplir expediente” no me intereso realmente aprender lo que enseñaban ahí, al contrario que mi hermano William el cual siempre fue un aplicado en la escuela. A mí lo que realmente me interesaba era estar con mis amigos conocer chicos nuevos, me encantaba hacer amigos nuevos, siempre he sido un chico muy sociable, muchas veces nos escapábamos y nos íbamos a robar en los badulaques alguna que otra bolsa de patatas fritas y refrescos, de ahí recuerdo que nos íbamos al lago de Cle elum, o por el monte a fumar nuestros primeros cigarros. Recuerdo la cara de decepción de mi madre cuando llegaba a casa con las notas, ella siempre quería que estudiase algo para el futuro y no acabar como ella o mi padre, se quedaba conmigo por las noches ayudándome con los deberes.


Accede para responder