Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Massimo Ricaldoni Trovadore



  • Un 12 de Junio de 1993 nació en una villa de la capital Italiana un niño llamado Massimo Ricaldoni. Hijo de Alessandra Trovadore (una modelo famosa italiana) y Pietro Ricaldoni (un empresario de mucho dinero y muy reconocido en Italia). El joven nacido en cuna de oro pronto comenzó a estudiar idiomas, arte, historia, digamos que a los 10 años ya era un niño extremadamente inteligente y era siempre el mejor en la escuela. Vivía una vida de lujos en una antigua mansión Romana, tenía todo lo que quería pero aunque esta sea la receta perfecta para generar una personalidad egocéntrica y desagradecida, su padre siempre le enseño a ser humilde y entender que todo se consigue a base de trabajo, cosa que siempre molestaba a su madre que pretendía que su hijo denigrara a los que tenían menos ya que eran "seres inferiores", este fue el inicio de los conflictos paternales.
    De muy niño también empezó a hacer deportes, tenis, basquetbol y su preferido el Fútbol. Era uno de los mejores jugadores que tenía la Roma, equipo en el que hacia las inferiores, era un volante con mucha marca, tenía un físico muy robusto lo que lo convertía en un gran numero cinco y también tenía mucha precisión con el balón por lo que era un gran diez. Uno de los partidos que más lo marco fue una semifinal de la copa italiana, corría el año 2008 y su equipo iba ganando, de alguna forma le lograron empatar e incluso pasar, en el último minuto le hicieron un penal el cual se encargó de ejecutar, pero su mirada se perdió al observar una chica que se encontraba en la tribuna y por ello erro el penal, desde entonces no deja que nada lo distraiga de sus objetivos.
    Cuando Massimo tenía 15 años es cuando se formalizo su primera relación, una chica muy bonita, ojos claros y cabello castaño tan brillante que encandilaba a aquellos que la miraban, luego de varios meses en los que Massimo paso junto a ella se le ocurrió la gran idea de presentársela a sus padres, así fue, su madre estaba entusiasmada y su padre orgulloso Alessandra había preparado una gran cena, spaghuetti a la bolognesa con tomates y albahacas extraídas del patio de la villa, incluso la carne había sido de un cerdo y una vaca de la familia que habían sido carneados el día anterior. Ese día había una particular tensión entre los padres de Massimo aunque el notaba que la tensión que había en la relación de sus padres no era cosa de un día, sino que era algo de varios años atrás, él sabía que no se llevaban del todo bien y le parecía muy extraño que su tío pasara tanto tiempo con su madre mientas su padre estaba de viaje de negocios, pero el trataba de ignorar todo esto y simplemente se dedicaba a intentar vivir feliz. Ella llego a las 21hs en punto y Alessandra fue quien le abrió la puerta, la expresión en la cara de la madre de Massimo al abrir la puerta fue de decepción, no porque la novia de su hija fuera fea, porque sin duda no lo era, sino porque la ropa que llevaba no era costosa, sino todo lo contrario, ropa bastante barata y Pietro noto esto por lo que intento distraer a la joven novia de su hijo invitándola entrar rápidamente a la casa. Pietro, “el suegro” estaba maravillado con la joven, esto hacia claramente feliz a Massimo, pero Alessandra al contrario que su marido no podía aguantar que sea una chica de bajos recursos económicos por lo que en el medio de la cena se paró y no volvió a la mesa, esto provoco que la relación entre Massimo y su novia decayera. Desde ese momento en Massimo se generó una contradicción de amor odio hacia su madre.
    Ya para cuando Massimo estaba por cumplir 18 la gente lo veía como un erudito, era experto en varios idiomas, entendía muy bien a la tecnología; era amante de la historia y además era muy bueno haciendo deportes, incluso fue becado para estudiar en Harvard. Era feliz a pesar de que la relación con su madre estaba muy estropeada. Su padre era su mentor y máximo exponente, el cuidaba a Massimo como nadie, era el motivo de seguir adelante un ejemplo a seguir, hasta que llego el día fatídico: era una cena como cualquier otra, estaban allí su tío paternal, sus tías maternales, algunos primos y por supuesto sus padres, la clásica cena familiar de cada domingo, lo que a Massimo le llamo la atención es que su tío llego temprano a casa y paso mucho tiempo con su madre, ella se veía tensa y el ansioso, se propusieron preparar agnolottis a la marinara, estuvieron tiempo en la cocina y no dejaban entrar a nadie, decían que no querían revelar la receta secreta. “Cuando todo estaba listo la familia se sentó a la mesa, y mi tío sirvió los platos” dijo Massimo a la policía “al llegar a servirle a mi padre le dijo –Especiales para ti- a lo que mi madre agrego: -con un toque del ingrediente especial que tanto te gusta- mientras soltó una sonrisa algo extraña. Mientras estábamos comiendo de pronto mi padre se sintió mal, intento pararse para ir al baño pero no pudo y cayó al suelo mientras le salía espuma de la boca” Pasaron varios días, la policía no avanzaba en el caso, de pronto y sin previo aviso la policía cerro el caso alegando que había sido una muerte natural, un infarto. Massimo sabía que evidentemente un infarto era imposible por lo que no dejo de insistir en comisaria lo que enfado al mismísimo comisario, el cual le dijo: “hay algunos casos que los cierra un detective y se atrapan a los asesinos; hay otros que los cierra el dinero y los pobres quedamos contentos”. Era evidente su padre fue asesinado, pero lo que devasto a Massimo fue que unos meses más tarde su madre se casó con su tío. Llego un punto en el que ya no aguantaba vivir en la misma mansión que los asesinos de su padre, por lo que tomo un cuchillo y enfrento a su tío, se congelo, no pudo, simplemente miraba a su tío con furia y con el cuchillo en su mano derecha, sin moverse, tanta era la furia y la impotencia que incluso cayeron algunas lágrimas de sus ojos. Su tío decidido y con vehemencia se acercó a Massimo lo miro directo a los ojos y mientras suavemente le quitaba el cuchillo de la mano le dijo al oído “Olvídate del legado de tu padre, olvídate de tu vida aquí, olvídate de Harvard y el exceso en el que has vivido toda tu vida, ahora coge tus cosas y vete” y así lo hizo, se fue para no volver.
    Los primeros años de Massimo en la calle fueron extraños, estaba todos los días como ido, no socializaba, estaba deprimido, pero en algún momento se vio a sí mismo y noto que todo lo que su padre le había enseñado se estaba desvaneciendo así que se anotó en la escuela de detectives de Roma, dos años estuvo allí sin que nadie lo notara, pero nuevamente fue desterrado, su tío se enteró de que Massimo se encontraba estudiando para policía así que ordeno –dinero mediante- que fuera expulsado, se retiró a Milán para no estar cerca de su antigua vida, de vuelta a las calles, a vivir en hoteles, luego en habitaciones alquiladas, hostales, cada vez cosas de menor calidad ya que el dinero que tenía era por vender sus antiguas cosas y esas cosas finalmente se acabaron
    Abandonado en la calle defraudado por todos Massimo volvió a caer en la depresión, así paso dos largos años de su vida, dedicándose al alcohol y a la nada, pidiendo comida para no morir de hambre, un día de esos, mientras dormía en una plaza se acercó un hombre de edad similar a la que tendría su padre en ese momento, estaba muy bien alimentado, vestía de traje y olía bien, este hombre se acercó y al parecer reconoció a Massimo le extendió la mano y le dijo “Massimo, se lo que sientes, quizás no te acuerdes de mi pero digamos que soy un muy buen amigo que tu padre tuvo durante toda su vida, yo sin embargo si te conozco y sé muy bien que no mereces vivir así, acompáñame, deja que te ayude a recuperar la fuerza y la energía y consigamos todo lo necesario para derrocar a la embustera de tu madre y al infame de tu tío” Massimo cogió la mano de esta persona como si se tratara de su salvador y pregunto “¿A dónde vamos?” “A un lugar lejos de aquí donde tu tío no tenga influencias, a una isla donde cualquiera puede ser lo que desea sin que nadie lo moleste, vamos a recuperar la fuerza para poder ser grandes de vuelta” Respondió el hombre que al parecer hacía tiempo que buscaba al joven Massimo.
    _ ¿Qué le depara en el futuro a Massimo? Se preguntaran, las respuestas pueden ser muchas:

    ¿Seguirá el sentido de la justicia que le inculco su padre para conseguir ese dinero de forma licita, terminara la escuela de detectives y mediante la fuerza de la ley intentara derrocar a su tío? o ¿El camino se lo impedirá obligándolo a romper sus propias reglas morales que tanto atesora para conseguir ese dinero de formas ilícitas llegando lejos en una organización criminal que este a la altura de su antiguo enemigo?
    Cualquiera de estas opciones son viables para un joven que está lleno de furia y venganza.
    CARACTERISTICAS:
    A pesar de haber pasado mucho tiempo en la calle siempre intento mantener su imagen, ahora que ha recuperado las fuerzas y tiene algo de dinero suele ir bien vestido, con un buen corte de cabello y olería siempre a perfume. Es una persona muy emocional y sociable por lo que sentirá la necesidad de reunirse con amigos y tener una pareja que le acompañe en su camino.
    OBJETIVOS: Recuperar el máximo de dinero posible para enfrentar a su tío y madre, para esto también necesitara un montón de personas que le acompañen
    MIEDOS: Le atemoriza la traición, ya fue traicionado por su familia y le dolería que le sigan traicionando, tiene miedo a perderlo todo nuevamente
    Extrovertido (debido a su vida social mientras era joven y feliz)
    Rebelde (debido a la furia que lleva dentro)
    Honesto, Humilde, Organizado (Porque su padre le enseño así)
    Creativo, Paciente, Temerario (De la genética de su madre)


Accede para responder