Rai Cho



  • 4ed69771-5d7f-40c5-881e-1af9a22c3ed3-image.png
    NOMBRE COMPLETO: Rai Cho

    EDAD: 23

    LUGAR DE NACIMIENTO: Argentina

    NACIONALIDAD: Japonesa/Argentina

    SEXO: Masculino

    PADRE: Kazuhiko Nagata y Aoi Cho Tanaka

    Fui un joven tranquilo toda mi niñez, la viví en argentina ya que mi padre había conseguido un trabajo muy bien pagado como director de una empresa reconocida en todo el mundo. Cuando estaba a unos días de cumplir los 9 años, mi padre tubo un brote psicótico y asesino a mi madre, luego me fue a buscar al colegio y me dijo "No iremos a Japón". Yo siendo chico no entendía el porque y tenia que dejar atrás a mi ciudad, amigos mi hogar, mi padre dijo que mi madre ya estaba en un vuelo y nos esperaría allí.
    Cuando llegamos a Japón fue un mundo nuevo para mi, pero mi madre... nunca apareció. Tuve que intentar adaptarme a las normas y reglas de Japón, me discriminaron por ser un Nikkei se me hizo imposible hacer amigos o socializar con la gente de ahí.
    Poco tiempo después confesó lo que hizo y termino arrestado por el asesinato a mi madre y quede a la tutela de mi abuelo Materno Akira Cho Tanaka, un anciano de 68 años el cual era mecánico y tenia un Sprinter Trueno GT que cuidaba con su vida.
    c3d41c51-9254-4ee5-88b8-520862c305e3-image.png

    Desde ese momento pase horas con el en el taller con el, mientras arreglaba y modificaba los autos, poco a poco fui aprendiendo de el y sobre la mecánica de los autos.
    A la edad de 16 ya estaba trabajando como mecánico junto a mi abuelo y ahorraba el dinero que obtenía para poder comprar mi primer auto.
    Gracias a que fui mecánico empecé a conocer gente con la que me lleve muy bien y a ellos les apasionaba el JDM y todo lo relacionado a esto, gracias a ellos fui entrando poco a poco en el mundo del tunning.
    A la edad de los 79 años mi abuelo tuvo un ataque al corazón del cual no pudo sobrevivir, fue un golpe duro para mi, entre en una depresión que me costo salir de ella, fue gracias a unos amigos que me llevaron a una colina cerca de Gifu, esa noche pude observar y participar como copiloto en mi primera carrera de drift, desde ese momento quede asombrado por lo que hacían, el control que tenían de su auto, era una extensión mas de su cuerpo, desde el momento que sentí la adrenalina de estar bajando por la colina a escasos centímetros del borde supe que quería eso en mi vida. Utilice el viejo Trueno GT que había heredado de mi abuelo y empecé a practicar, aun que no todo era tan fácil, ese mundo cuesta mucho, si bien me quede con el taller de mi abuelo no podía costear todos los neumáticos y refacciones para el auto. En un inicio use mis ahorros pero en poco tiempo termine endeudándome, tuve que pedir un préstamo a gente de una yakuza... ese fue mi primer error. Al poco tiempo empezaron a amenazarme por no tener el dinero, empezaron rompiendo todo mi taller, luego pincharon los neumáticos de mi auto y le rompieron los vidrios, poco después se adueñaron del taller, hable con mis amigos de eso todos se alejaron al escuchar yakuza, excepto uno, el me recomendó que me vaya de Japón por un tiempo almenos, me regalo un pasaje a EEUU, le agradecí y jure que algún día se lo pagaría.
    A los días estaba en la ciudad de Los Santos donde encontré varios latinos por la zona donde vivía, sentían la misma pasión por los autos que yo, empezamos a juntarnos en un estacionamiento por la zona de Little Seoul, decidimos empezar a darle mas visibilidad a nuestros gustos, empezamos haciendo carreras clandestinas, después comenzamos con eventos donde invitábamos a toda la gente que le gustaba nuestro mambo, poco a poco empezamos a generar una nueva ola dentro de los habitantes de la ciudad, nos empezamos a hacer conocidos.
    Cada vez que veían un vehículo con una calcomanía de una ola sabían que la New Wave estaba por hacer algo grande otra vez.

    325752dd-5cfc-4bb6-84d9-2ff3edcf7b8b-image.png


Accede para responder