Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase3.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Enrique Uribe



  • Nombre: Enrique Apellido: Uribe

    • Edad: 30* Nacionalidad: Estadounidense

    Historia

    Enrique Uribe, nace el día 30 de enero del año 1990 en New Jersey, Estados Unidos. Sus padres, Camilo y Lucia nacidos en Colombia (Cartagena), educaron de la mejor manera a Enrique en los centros educativos que a duras penas lograban pagar, y en muchas ocasiones dejaban de comer para poder brindarle un futuro con mejores oportunidades a su hijo único. Siempre lleva cabello castaño y corte estilo militar organizado, piel mestiza, así como un semblante analítico y muy acelerado. Su voz grave es muy característica, así como su acelere cuando se emociona para contar lo que pasa por su mente.

    Siempre se ha caracterizado por ser un ciudadano de bien, logrando hacer lo que tocara en la vida para tener un mejor futuro, desde vender dulces en semáforos hasta hacer trabajos de compañeros de estudio. Presto servicio militar e incluso estuvo en Colombia haciendo entrenamiento y operaciones con escuadrón de lanceros. Tiempo después regresaría a su país para continuar sus estudios.
    Después de mucho esfuerzo y sacrificio logra graduarse como ingeniero y especialista en desarrollo de proyectos. A mediados de 2015 mueren sus padres en un trágico accidente automovilístico, por la imprudencia de un conductor ebrio y a los 15 días tuvo una ruptura con su amor Lina (quien era su novia amada de toda la vida). Se fue dejando llevar poco a poco en el alcohol y la vida nocturna. Vida callejera, alcohol, y algunas peleas callejeras se volvieron su día a día. Enrique estaba sumido en un trance, en especial, por no haber logrado salvar a sus padres en ese fatídico accidente.

    Un hecho desgarrador marco un quiebre en la vida de Enrique. El 20 de febrero de 2016, luego de una noche más de no tener un norte en su vida por el dolor que sentía de perder a sus padres, pasando casualmente por el vecindario donde vivía su antigua prometida (Lina), en medio de su tambaleo ve un apto con la puerta abierta y alguien haciendo gritos y llamando por su nombre: ¡Enrique! ¡Enrique! ¡Enrique!.
    No le prestó atención, pensó que era una más de sus viejas conocidas del barrio y se quedó dormido en la acera de la borrachera hasta el día siguiente.
    Al despertar encuentra un panorama que le destruyo su mente y su corazón: La chica que llamaba insistentemente, en el apartamento en la madrugada era Lina quien le gritaba por ayuda mientras se desangraba por causa de 2 puñaladas propiciadas por un pandillero de poca monta del barrio en su afán de quitarle un celular y unos dólares.
    Lina la exnovia de Enrique, había sido asesinada y el hombre que decía amarla no fue capaz de ayudarla en los momentos más oscuros de sus últimos instantes de vida.

    Destrozado y pensativo, paso 1 mes entero sumido en la depresión. ¿En que había fallado? , era el Karma por causarse a sí mismo tanto daño? Era una lección de la vida para que despertara de la mierda en donde estaba sumido?

    Su primo Carlos Uribe, quien es un exmilitar lo ayudo a tomar fuerza y volver a empezar. Esta vez Enrique se alejó y clausuro todos sus hábitos autodestructivos. Las malas decisiones siempre tienen consecuencias y el Karma lo cobra a un costo muy alto. Esto lo aprendió de la forma más dura.
    Luego de este nuevo impulso, Enrique se decía día tras día: “Esta mierda que he causado, nadie merece porque sufrirla de nuevo”, por lo que empezó a realizar voluntariado y apoyar a su comunidad con apoyo social, pasaba días y noches sin dormir buscando como ayudar a quien más lo necesita, necesitaba probarse a sí mismo que todo el dolor que había pasado, tenía que ser por un propósito más grande.

    Buscaba un aire fresco y un nuevo comienzo, por lo que tomo el primer vuelo a Los santos; Esta vez la mente de Enrique solo quería rehacer su vida, pero con algo muy claro en su mente: Ser alguien de bien y ayudar a quien más lo necesite. Él no estaba dispuesto a que ningún inocente o ser amado vuelva a sufrir lo que el sufrió producto de las malas decisiones o el destino, esta vez no dejaría que el esto pasara en las calles. Su plan, hacer todo lo que estuviera en sus manos para hacer el bien y acabar con el dolor y sufrimiento. Esta vez tenía cuentas que saldar con el destino...


Accede para responder