Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Dewei Sheng



  • NOMBRE COMPLETO: Dewei Sheng

    EDAD: 27

    LUGAR DE NACIMIENTO: Tokyo

    NACIONALIDAD: Japonesa

    SEXO: Hombre

    APARIENCIA FÍSICA: 1,84 Pelo blanco grisáceo teñido, apariencia joven a la par que intimidante, ojos rasgados de color azul claro, condicion fisica estable, tendria una buena forma fisica este seria algo mas fuerte que debil, pesaria 90 kilos.

    Historia: Dewei Sheng 7 de mayo de 1994

    Para contar el principio de la historia de Dewei primero hay que empezar por relatar algunos detalles de su padre
    Hiroki Sheng, este empezo una vida delictiva a la edad de 20 años uniendose a uno de los grupos mas importante en japon y
    ganandose su reconocimiento posteriormente en dicho grupo, Hiroki comenzo a amasar una jugosa fortuna este siempre fue precavido
    y nunca le gustó gastar dinero a lo tonto por lo que siempre ahorraba y ahorraba cada vez mas y solo gastar para lo justo, tuvo que tirar
    de contactos para lograr blanquear ese dinero y no tener a la justicia encima suya posteriormente viajo a china a los 25 años. Donde conocio a la madre de
    Dewei, Leilei cuyo dicho significado es ''Trueno'' el cual le hacía mucho honor por su fuerte carácter, vivieron un tiempo en china y cuando
    esta estuvo embarazada de Dewei decidieron ir a Japón para darle una mejor educación dicho esto por su padre.
    Lograron su cometido y se instalaron en Tokio a los 28 años, Hiroki volvió a su antigua vida después de darse tal descanso para poder darles los lujos y
    caprichos que su nueva familia iba a requerir.

    7 De mayo de 1994 a las 09:14 de la noche, era una noche fría y lluviosa de esas en las que te sale vaho al soltar el aliento, leilei
    había roto aguas su padre lo mas rápido que pudo la cogió en brazos y la metió al coche con mucho cuidado, encendió el mismo y puso rumbo
    hacia el hospital más cercano, al llegar unos ayudantes de enfermería ayudaron a Hiroki a llevar a Leilei, la metieron rápidamente en una sala de parto.
    Hiroki se quedó esperando en la sala de espera, se notaban sus nervios a kilómetros podías verlo mover su pie derecho dando pequeños y rápidos toquecitos al suelo.
    De los nervios y su impaciencia tuvo que salir fuera a encender un cigarro, comenzó a visualizar las nubes de la noche las cuales no dejaban de lanzar frías gotas de agua.
    En el espacio entre dos nubes se lograba ver una pequeña, pero deslumbrante estrella, este se quedó embobado mirando fijamente la estrella, se quedó ahí quieto sin hacer nada más
    que mirar un punto blanco en el espacio tratando de descifrar algo se quedó más tiempo del que le habría gustado, pero finalmente logro sacar algo de ello se acordó de su hermano
    (Dewei) al hacerlo se le calló una pequeña lágrima de su ojo derecho, ya que a este lo recordaba como un ser bondadoso lleno de alegría y esperanza, con una personalidad y carácter de acero
    pero este trágicamente murió bastante joven a la edad de 17 años, así que Hiroki con la esperanza de darle el valor de su hermano a su propio hijo ya tenía el nombre perfecto para este.
    Volvió a meterse al hospital y camino lentamente hacia la sala de espera, se sentó en la silla y cerro los ojos.

    7 de Mayo de 1994 a las 04:30 de la madrugada.
    Una ayudante de enfermería salió de la sala para avisar a Hiroki de la noticia.
    Este se levantó de la silla sobresaltado camino lentamente a la sala con el corazón en el puño pareciera que se le iba a salir del pecho en cualquier momento.
    Al entrar vio a Leilei sosteniendo a su tan esperando hijo con las dos manos, Leilei estaba completamente sudada y agotada.
    Hiroki comenzó a dar pasos de centímetro en centímetro estando cada vez más cerca de su hijo y amada al llegar finalmente sostuvo a este con ambas manos mientras sonreía de oreja a oreja, varias lágrimas
    brotaron de sus ojos, instantes más tardes se acercó la enfermera y les pregunto ''¿Habéis pensado ya en algún nombre?''
    Hiroki con total certeza y confianza miro a los ojos de la enfermera y pronuncio el nombre de ''Dewei'' haciendo honor a su difunto hermano.
    Se quedaron toda la noche en el hospital y al día siguiente volvieron a casa.

    Años más tarde Hiroki y Leilei dieron una crianza ejemplar para Dewei llena de valores y enseñanzas su padre le hablaba siempre de la mitología japonesa de los misterios tras toda la cultura y su madre
    se centraba en enseñarle cosas de provecho para su día a día haciendo así que desde temprana edad Dewei sea autosuficiente e independiente, dado que en Japón los niños siempre están muy protegidos por la sociedad
    Dewei se crio de forma externa a todos los peligros de la calle, aun así siempre tuvo un fuerte carácter y supo plantar caras a situaciones de su joven vida.

    Al entrar a la escuela le resulto demasiado fácil conseguir amigos, ya que este era una persona muy carismática y algo extrovertido, siempre se juntaba con los mismos, ya que era con los que más confianza tenía,
    formaron un grupo en la escuela con el lema de defenderse siempre entre ellos Dewei era el cabecilla del pequeño grupo y el que siempre iba de cara por defender al mismo, siempre que un amigo suyo tenía un problema
    era el primero en estar ahí y al mismo tiempo cuando Dewei tenía un problema el grupo le ayudaba a el podríamos asemejarlo con los 3 mosqueteros y su tan famoso lema ''todos para uno y uno para todos''.

    Posterior a la escuela Dewei tuvo que sufrir algunos cambios en su carácter volviéndose una persona menos extrovertida y cerrándose por completo en su grupo de amigos, al llegar a la secundaria a la edad de 13 años.
    A esa edad conoció lo que era la traición por parte de un miembro del grupo, el cual los dejo de lado para irse con otra gente sin despedirse ni mediar palabra ninguna, ese odioso comportamiento llevo a Dewei a detestar
    ese tipo de personas dado que a esa edad todavía era joven y le afecto tanto a el cómo al grupo, pocos años después el mismo niño que se fue, vino disculpándose ante Dewei, el chico después de sentirse traicionado por el grupo
    acudió a Dewei y de rodillas se disculpó ante él, le dijo que ya conoce el sentimiento que Dewei y el grupo sufrió al irse del grupo, Dewei le ayudo a levantarse, y le coloco la mano en el hombro pronunciando las siguientes palabras
    ''No pasa nada, lo que importa es que ya estas de vuelta, pero si lo vuelves a hacer ya no habrá vuelta atrás''.
    El chico sonriente agradeció a Dewei y le prometió que no volverá a pasar nunca más.

    A la edad de 15 años Dewei empezó a aficionarse por los coches comprando mangas películas y viendo series basadas en ellos, empezó a obsesionarse por el mismo coche
    una y otra vez, lo pintaba una vez al día añadiendo mejoras y formas distintas de tunearlo cada vez que lo dibujaba, tenía todo un cuaderno lleno de bocetos sobre el coche.
    Su padre al ver la obsesión por el coche decidió llevar a Dewei a dar una vuelta con el suyo mientras le hacía preguntas técnicas sobre el funcionamiento del coche,
    Dewei dado a su ambición con el tema supo responder correctamente a la mayoría de las preguntas, su padre le preguntó el porqué siempre dibujaba el mismo coche
    una y otra vez.
    A lo cual Dewei respondió que ese el coche de sus sueños y que hará cualquier cosa para conseguir el mismo algún día,
    Hiroki sorprendido sonrió hacia su joven hijo y le pregunto, si tuvieras el coche dejarías de pintarlo?.
    Dewei confuso no supo que responder aunque al final acabo diciendo que no, se limitaría a inspirarse en sus dibujos para dejar el coche
    tal y como lo quiere, Hiroki sonriente le dijo ''Okey, eso era todo lo que quería saber'' Tras decir esas palabras condujo hacia la casa ya estuvieron todo el día paseando con el coche
    y se había hecho de noche, antes de llegar a casa ambos vieron un puesto de ramen ambulante y decidieron pararse para tomar unos fideos, estos se bajaron y se sentaron en una de las sillas que el señor
    del carrito les preparo.
    Disfrutaron de la maña que tenía aquel señor. Este era de avanzada edad tenía alopecia lo cual lo compensaba con una larga y frondosa barba blanca.
    Mientras el señor les servía el ramen les dio una galleta de la suerte a cada uno, Dewei nervioso comenzó a abrir la galleta, saco el papel y lo desenrollo
    Observo el mensaje de la galleta por unos segundos y después guardo el papelito en el bolsillo.
    Su padre le preguntó ''¿Qué dice tu galleta?'' Dewei respondió ''Dice que tendré una que tomar decisiones importantes en mi futuro, ¿Y la tuya? ¿qué pone?''
    ''No te diré lo que pone, pero te diré lo que me gustaría que pusiera.'' Entonces comenzó a inventarse palabras que no ponía en su papel cuyo resultado fue
    ''Tienes suerte de tener un hijo como él'' Dewei miro a su padre algo emocionado y corrió a abrazarlo, su padre le devolvió el abrazo acariciando su pelo.
    Dewei expreso su cariño hacia su padre diciéndole que le quería y que es de lo mejor que tiene.
    Este hecho consiguió sacarle una lágrima a su padre recordándole a de vuelta a su hermano y el cariño que se tenían ambos, con su dedo pulgar se secó la lágrima
    y separo a Dewei sonriéndole para decirle que se siente que se le iba a enfriar el ramen.
    Dewei se sentó y comenzaron a comerse el ramen entre los dos, una vez acabado ambos volvieron a coger el coche y partieron a la casa.
    Dewei callo a la cama frito como si fuera la última vez que iba a dormir.

    Al día siguiente Dewei se levantó bastante tarde se perdió la hora del desayuno así que durante la comida su padre le comento en varias ocasiones que le tenía preparada una sorpresa, así que después de comer ambos salieron a la calle
    caminaron unas cuadras y Dewei le señalo a su padre el coche de sus sueños el nissan skyline R34 el cual estaba aparcado a unos metros suyos, corrió junto a su padre y empezó a ponerse nervioso al tener tan cerca algo que deseaba con tanta ambición.
    Comenzó a hablarle de detalles técnicos como el motor que tiene su tracción etc etc, el padre sonriendo le dijo del 1 al 10 cuanto te gusta a lo cual Dewei respondió que un 100.
    El padre lo miro a los ojos y le dijo ''¿Y si te gusta tanto porque no damos una vuelta en él?'', acto seguido saco unas llaves del bolsillo y se las enseño a Dewei en las llaves del coche estaba grabada la marca de Nissan.
    Dewei miró alucinado hacia su padre y empezó a dar saltos de alegría, subieron al coche y su padre le dio una vuelta por toda la ciudad, Hiroki llevo a Dewei por zonas de montañas de lagos vieron paisajes hermosos y sobre todo pusieron ese coche al límite.
    Tras acabar volvieron a casa y aparcaron dentro del garaje, ambos se bajaron del coche y Hiroki se agachó para posar su mano en el hombro de Dewei, este coche será tuyo cuando estés preparado para el de momento tendrá que quedarse aquí.
    Dewei asintió firmemente con la cabeza y ambos fueron a la cocina y prepararon algo de comer junto a su madre para posteriormente acostarse todos.
    Cabe recalcar que a esta edad ya tenía a su hermano Akiro aunque ambos no se llegaban a entender del todo Dewei le defendía a capa y espada si hacía falta, ya que por las venas de ambos corría la misma sangre.
    Pero no llego a entenderse del todo con él.

    Unos 8 años más tarde a la edad de 23 años Dewei decidió finalmente independizarse para vivir su propia vida su padre le dio una generosa cantidad de dinero, aunque Dewei siempre intentaba no gastar casi nada de él solo para lo justo, alquilo una pequeña propiedad con garaje
    comunitario para poder subsistir Dewei se fue a un barrio bajo, ya que le daba igual la gente si a él lo dejaban tranquilo a este le daba igual lo que hicieran.
    El barrio era Kabukicho el cual era conocido por su intensa actividad nocturna y prostitución.
    Dewei convivió con tranquilidad en aquel barrio hasta que conoció a algunas personas que pasaban por allí.
    Esta gente se metió al garaje comunitario, y varios vecinos los vieron, al ver que estos merodeaban en el coche de Dewei los vecinos fueron a avisarlo, Dewei cogió un palo de madera maciza tal y como el que usan en las artes marciales y fue al garaje para encararlos de frente, al verlos en su coche les grito desde lejos.
    ''Que coño hacéis en mi puto coche'' estos se acercaron a Dewei y le miraron a los ojos preguntándole si tenía algún problema a lo que Dewei respondió que el problema era ellos, el grupito comenzó a alterarse y varios de ellos sacaron algunas navajas, Dewei les miro de arriba a abajo a cada uno de ellos y se preparó para la pelea
    tomando algo de distancia de ellos, ya que su punto fuerte era la distancia debido a la longitud del palo, el grupo comenzó a ir a por él corriendo, mientras Dewei aprovechaba la distancia dando golpes horizontales a las extremidades del grupo tomaba distancia para no dejarles que se acerquen, consiguió derribar a dos, y solo faltaba el cabecilla
    fue algo fácil para Dewei dado su entrenamiento en kick boxing y kung-fu, al final el cabecilla acabo tirando en el suelo con la cara algo manchada de su propia sangre, este saco rápidamente una pistola y apunto a Dewei, él se quedó totalmente quieto mirándole a los ojos desafiante mientras apoyaba el palo en el suelo, el cabecilla se levantó
    y comenzó a levantar a los otros del suelo mientras no dejaba de apuntar a Dewei, todos acabaron marchándose de ahí no sin antes amenazar a Dewei diciéndole que esto no acabara así.

    A la semana llego un joven rubio más o menos de la misma edad de Dewei llamo a su timbre y le pidió que abriera la puerta, Dewei hizo exactamente eso y le pregunto si necesitaba algo, aquel joven le pidió permiso para entrar lo cual Dewei accedió, ambos tomaron asiento y procedieron a presentarse.
    Aquel joven le dijo que se llamaba Hitoshi Nakamura y que era algo conocido por el mundo delictivo, Dewei le pregunto que, que quería de el, a lo cual el chico respondió.
    Hitsho: Bueno he oido hablar que lograste vencer a 3 de mis chicos.
    Dewei: Asi es, pasa algo con eso?.
    Hitoshi: Veras si son mis chicos es porque son algunos de los mejores en sus ámbitos y me sorprende que solo tu hayas acabado la pelea tan fácil.
    Dewei: Bueno... ellos no estaban preparados para pelear conmigo.
    Hitoshi: Te seré directo, me gustaría que trabajases a mi lado creo que puedes servirme de ayuda.
    Dewei: Y porque debería de trabajar contigo?
    Hitoshi: Bueno, es simple si no vas conmigo iré yo contra ti y yo no soy como los de otro día, yo tengo mucha gente detrás.
    Dewei: Crees que puedes convencerme para trabajar de esa forma? estás equivocado a través de la intimidación no conseguirás nada de mi parte, prueba con otra cosa.
    Hitoshi: Vaya, veo que tienes las cosas claras bueno... este es un negocio complicado, pero muy bien pagado además he visto que tienes un muy bonito coche, y creo que ya no fabrican de esos, así que seguro que te costara mantenerlo
    que me dices?.
    Dewei: Por probar no pierdo nada, ya sabes donde vivo cualquier trabajo aquí estaré.

    Después de la charla Hitoshi salió de la propiedad y se fue, quedaron otro día para presentarle a la gente que estaba al mando de verdad y de esa forma Dewei comenzó a trabajar con ellos.
    Hizo demasiadas cosas que al resto de personas le costaría siquiera pensar en ello, con esto me refiero a asesinar personas, deshacerse del cadáver de formas infinitamente ingeniosas y escrupulosas llevar contrabando y haciendo todo el trabajo sucio llegándose a ganar una reputación.
    Dewei nunca dejo que nada de eso le afecte a lo personal lo dejo únicamente en el ámbito profesional como si fuera otra vida u otra persona la que hace esos trabajos, durante toda su estancia aprendió a ser fiel
    y a manejarse por ese mundillo, pero hacer todas esas cosas no le brindaban la felicidad que el tanto anhela y busca.
    Así que después de amasar una buena cantidad de dinero decidió llamar al hermano de hito el cual este le presento una vez.
    Dewei le dijo que quería irse con el y descubrir el mundo de la noche sobre ruedas el hermano de hito, Yasu acepto y le dio una dirección para que este fuera.
    Dewei dojo todo atrás y cogió su coche para dirigirse con Yasu. (Dewei trabajo con hito y su gente unos 3 años por lo tanto al irse con Yasu tenía 26.)

    Día nuevo, vida nueva:
    Dewei se presentó ante Yasu con su resplandeciente Nissan, Yasu vio el coche de Dewei y se sorprendió de buena forma.
    Dewei le dijo, ''Bueno que?, empezamos?.'' A lo que Yasu respondió ''Por supuesto''
    Yasu metió a Dewei en el mundo de las carreras este se hizo un nombre en el mundillo después de un tiempo corriendo junto a yasu.
    Era muy habilidoso al volante y consiguieron hacer también algo de dinero.

    Al tiempo Hitoshi llamo a yasu diciéndole que había ocurrido un problema y que la policía japonesa le estaba buscando por todas partes, Yasu le pregunto que porque le estaba persiguiendo la poli
    a lo que Hito respondió ''Las cosas se han ido de control, tengo que irme de aquí y quiero que vengas conmigo''
    Yasu le comento la situación a Dewei y le dijo que debía marcharse junto a Hito.
    Dewei lo entendió y no puso pegas ninguna le deseo suerte, y le prometió que algún día iría con el a ganarse de nuevo la vida sobre ruedas.

    Dewei volvió a su antigua casa con sus padres y su hermano a la edad de 27 años comenzó a relajarse y tomarse las cosas con más calma desarrollando así completamente su personalidad por fin.
    En el trascurso ayudaba a su hermano a todo lo necesario e intento no decirle nada ni a su padre ni a su madre de la vida que había llevado, no quería estropearles la visión que tenía de él.
    Aunque él se sentía bien consigo mismo, sabía que las cosas malas que hizo no le afecto a lo personal y dado a su fuerte carácter y forma de pensar supo separar bastante bien el tema.
    Cuido de su hermano Akiro enseñándole buenas cosas.

    Cierto día Dewei recibió una llamada de Yasu e hito le dijeron que lo necesitaban en los ángeles, que requerirían de alguien como él a lo que Dewei respondió que en unas semanas estaría allí
    necesitaba descansar primero de toda la vida que había llevado.
    Después de un mes concretamente aviso a Yasu y pillo el vuelo más reciente hacia los ángeles donde comenzaria su nueva vida.
    Antes de que Dewei saliera de casa para ir al aeropuerto se despidio de su familia, pero su padre le dijo que tenia que decirle algo se lo llevo a una habitacion y le dijó.
    ''Te acuerda cuando habrimos las galletas y nos dios un significado?'' Dewei respondio que si
    a lo que su padre contesto '' Bueno, te acordaras por ende que no te dije nunca lo que mi galleta decia, en mi galleta ponia lo mismo que en la tuya hijo, hay una parte que no conoces de mi
    y se por que la gente me lo ha dicho, que cuando te fuiste llevaste una segunda vida por las noches, asi que quiero decirte algo sea lo que sea por lo que vas a alli ten mucho cuidado y toma
    buenas decisiones.''
    Dewei mira a los ojos de su padre y afirmo firmemente con la cabeza, su padre saco el papel de la galleta del bolsillo y se lo dio a Dewei para que le diera suerte.
    Dewei lo cogio y lo guardo en el bolsillo abrazo a su padre por ultima vez y se fue camino al aeropuerto.


Accede para responder