Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Kiha Brenner



  • Hola, soy Kiha Brenner y les vengo a contar mi historia...

    Mi familia está compuesta por mi papá Paul Suarez y mi mamá Emilia Astuti. Mi padre conoció a mi madre en un viaje a Italia, donde se terminaron casando y ahí es donde nací yo "Kiha Suarez Astuti". Hasta mis 10 años viví en un pueblito de Italia llamado Varenna, ya que mi padre convenció a mi mama de irse a vivir a la Argentina ya que toda su familia estaba allá.
    Durante mi infancia nunca me faltó nada, tenía todo ya que era hija única y mis padres ponían toda su atención en mí, fui a un colegio privado y era muy feliz con la cantidad de amigas y amigos que tenía...
    Hasta que llegó ese maldito 9 de agosto que cambió mi vida por completo.
    Recuerdo muy bien ese día, estaba saliendo de la escuela y por la calle de enfrente se acercó un auto negro a alta velocidad y se detuvo bruscamente en frente de mí, una persona se baja, alta y con un pasamontañas me agarra y me mete dentro del auto, en ese momento solo intentaba gritar para pedir ayuda pero fue imposible ya que rápidamente me tapo la boca con la mano.
    Después de un viaje de unos 15 minutos, llegamos a un sitio con aspecto de fábrica abandonada, me bajan del auto y dentro del lugar, en una habitación semi oscura me sientan y atan en una silla, no paraba de llorar y de temblar, solo este sujeto me dijo que me calmara, que todo iba a estar bien.
    En ese mismo momento, mi madre que me estaba esperando a la salida del colegio, recibe una llamada de un número desconocido, mi secuestrador. Sin perder el tiempo le explicó que para que vuelva sana y salva a sus brazos, tenía que entregar ella misma, sola y sin aviso de la policía todas las pruebas de su último caso “La muerte de Marita Beron”. Mi madre, en ese momento en estado de shock, solo dejo llevarse por su impulsividad y salió con todas las pruebas a la ubicación que le habían detallado.
    Mi padre preocupado porque yo no salía de la escuela, llama a mi mamá, sin tener respuesta, se fue hasta casa para ver si la encontraba.
    Desesperado por la situación va a la oficina de mamá para ver si nos encontrábamos ahí, y se encuentra con todo el lugar revuelto y todo los papeles desordenados ,mi padre ya estaba convencido que algo raro estaba pasando y fue rápidamente a la comisaria a pedir ayuda..
    Luego de un tiempo sentada en un silencio tenebroso, entran a la habitación dos personas acompañadas del sujeto que me había garantizado que todo iba a estar bien, me dijeron que los tenía que acompañar afuera porque estaba mi mamá, en ningún momento les creí pero cuando salimos ahí estaba, abrazada a varios papeles, fui corriendo hacía ella, pero un ruido muy fuerte me detuvo, luego vi desplomarse a mi madre en el suelo. Fue tan impactante la situación que solo tengo recuerdos de estar de nuevo sentada, en el auto de mi padre llorando me trataba de explicar que mi madre había muerto.
    Pasaron los años y se me hacia imposible sacarme ese momento de la cabeza ,siempre buscando un por qué. Mi padre se había convertido en una persona muy sobreprotectora conmigo, ya que no iba a permitir perder a lo único que le quedaba, a tal punto que me acompañaba a todos lados prohibiéndome salir o juntarme con mis amigas.
    Ya siendo una adolescente terminando la secundaria, comencé a estudiar Criminología, ya que desde chiquita miraba con mi mama series de detectives juntas por lo que decidí estudiar esa carrera.
    En la noche de mi cumpleaños quise salir a festejar con mis amigas, pero obviamente mi papá me lo impidió, hasta ese día llegó mi paciencia, harta de la situación tomé la decisión de preparar el bolso e irme en la madrugada sin dejar ningún rastro.
    Compré un pasaje, del primer colectivo que salía de la terminal, y así fue como llegue a esta ciudad, queriendo cambiar mi vida por completo. Desde ese día deje de ser “Kiha”la chica morocha que sobresalía en la carrera de Criminología, me teñí el pelo de rubio para comenzar a ser "Kiha Benner"


Accede para responder