Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Antonio Fernandez



  • ANTONIO
    FERNÁNDEZ
    Interpretado por djmarpe
    DESCRIPCIÓN BREVE
    Antonio Fernández alias Tony, es una persona
    de raíces gitanas las cuales han hecho que su
    vida tenga muchos altibajos, pasando de ser el
    mayor ladrón de guante blanco, hasta ser un
    mecánico muy querido por el pueblo por su
    gran talento con la mecánica y sus ganas de
    conseguir más, y todo con un único objetivo,
    ayudar a sacar a su padre de la cárcel.
    • Usuario discord: djmarpe#1435
    • Nombre IC: Antonio Fernández
    • Nombre OOC: Alejandro Martín
    • Edad IC: 28
    • Edad OOC: 21
    Historia del personaje:
    Todo comenzó mientras Antonio cursaba 4º de la ESO en 2007 en el Instituto Leonardo
    Da Vinci de Puertollano (Ciudad Real)…
    Antonio Fernández era un crío gitano delgado y moreno de piel que toda su vida se ha
    dedicado a jugar con los críos miembros de su clan (los cotones) en la calle a las
    monedas, jugando al futbol, o a las cartas junto a mas críos del clan.
    Se metía de vez en cuando en problemas, ya que la gran mayoría de críos gitanos eran
    muy problemáticos e iban arañando coches de los payos (gente no gitana), burlándose
    de ellos, robando bolsas de chuches en los chinos de las calles… cosas que todos
    aprendieron de sus padres, ya que en las familias gitanas… los que hacen las tareas
    “sucias” son los maridos mientras las mujeres de ellos se dedicaban a limpiar la casa,
    cuidar de los hijos, hacer la compra, hacer la comida, etc.
    Pero una cosa no quitaba a la otra, también asistía a sus clases, pero no diariamente ya
    que su padre Fernando Fernández, se lo llevaba a vender melones y Sandías por las
    mañanas a otros pueblos.
    No era la única actividad de su padre, ya que se su padre tenía otros “trabajitos” mas
    peligrosos.
    Un día como otro cualquiera Antonio fue a sus clases a dar todo de el para conseguir el
    título de la ESO y así poder encontrar un trabajo y ayudar a su familia económicamente,
    ya que su padre estaban a punto de ir a la cárcel por culpa de robos, venta de drogas,
    compraventa de coches y tráfico de armas.
    Su padre Fernando Fernández(el falo), era el patriarca del clan de los cotones el cual sus
    miembros eran mas de 20 personas, todos familia como es normal en un clan gitano. Su
    padre tenía 34 años y poseía unos rasgos físicos muy peculiares; era obeso, con muchos
    tatuajes, muy moreno de piel, y con una melena enorme y una forma de caminar un
    tanto chulesca.
    Como patriarca del clan era el que controlaba el principal flujo de dinero del clan, todo
    pasaba por sus manos antes de ser entregado al camello o recibido del mismo camello.
    Pero todo no era tan fácil, ya que ha menudo en el barrio donde vivían (El pino), la Policía
    Nacional hacía redadas muy frecuentemente y tenían que hacer los intercambios a
    horas concretas y de un modus operandi muy cuidadoso para no ser detenidos.
    Hasta que un día un miembro de otra de la competencia se percató de lo que hacían y
    dio un chivatazo para acabar con el clan de los cotones y tener todo el monopolio del
    contrabando.
    Un policía de paisano se hizo pasar por camello que quería comprar mercancía para
    exportar a otro país, pero Fernando no se dio cuenta de la trampa y apareció debajo
    de un puente del barrio con una Renault Trafic blanca con los cristales tintados, el cual
    contenía 300 kilos de cocaína, 150 kilos de hachís y 60 kilos de chocolate.
    Tal como Fernando abrió la puerta y vieron la mercancía, el “camello” dio la señal para
    que los refuerzos aparecieran para arrestar a Fernando y dejarlo a disposición judicial.
    Pasaron 2 semanas y media hasta que salió la sentencia y el resultado fue: “45 años de
    prisión o 1.200.000€ de fianza”, al no tener dinero suficiente como para pagar la fianza
    ingresó en prisión.
    La madre María del Carmen (la puri), era una mujer de 26 años que vivía de las ayudas
    del estado, ya que tuvo varias pagas por maltrato, violencia de género, ayudas de
    maternidad, etc.
    Ella era la típica madre gitana que lo único que hacía era molestar en la calle, fregar la
    casa y estar de fiesta con los demás miembros del clan en la noche por las calles.
    El día 10 de diciembre era el cumpleaños de Antonio, y como cualquier niño de 14 años,
    está emocionado y alegre por ser el día de su cumpleaños, pero para Antonio el día 10
    de diciembre le cambiaron las cosas a peor, algo que el temía que iba a pasar…
    Cuando llegaron las 14:30 y Antonio salió de clase, salió corriendo para llegar a casa a
    celebrar su cumpleaños con sus padres, pero a la salida le estaban esperando dos
    hombres trajeados, eran trabajadores de los servicios sociales, venían a llevarse a
    Antonio ya que su padre había ingresado a prisión y su madre fue asesinada con un
    disparo en la cabeza entre las 11:00h - 12:00h del día 10 de diciembre mientras estaba
    preparando la tarta de cumpleaños para Antonio.
    Pasaron dos días hasta que un tío suyo Jose Ángel Fernández puso los papeles en regla
    para que sea su tutor legal, ya que para que su padre saliera de prisión pedían una fianza
    de 1.200.000€.
    Antonio tuvo muchos trastornos psicológicos y tuvo que estar medicado para superar
    todo aquello que estaba viviendo. Pasaron los años y Antonio no lograba encontrar
    trabajo de nada, probó a trabajar de peón, de pintor, de ayudante de cocina, pero
    ninguna de esas cosas le servían, hasta que un día recibió una llamada de un celador de
    la prisión que sus palabras fueron: “tu padre ha sufrido un infarto, no te preocupes, está
    bien y estable, pero no puede venir nadie a verlo, ya que la ley no lo permite”.
    Antonio cuando terminó de hablar con el celador se cayó al suelo sin fuerzas, sin ganas
    de seguir adelante, llorando y con pensamientos negativos sobre su vida, estaba
    planteándose suicidarse para no seguir sufriendo.
    Hasta que levantó la cabeza y puso su puño sobre la mesa y dijo: “es hora de cambiar
    las cosas, yo soy el que lleva los pantalones y por lo tanto, yo soy el que va a mandar”.
    Desde ese momento Antonio con 23 años empezó a delinquir en hurtos menores, robos
    a civiles, compraventa de coches, etc. Hasta que un día lo pillaron y le sentenciaron con
    1 año y 6 meses de prisión. Por suerte la ley en España es muy mala, por tanto una
    persona no entra en prisión si la sentencia no dicta una pena de mas de 2 años, asique
    Manuel quedó libre con antecedentes.
    Pero el no quería parar, su objetivo era sacar a su padre de la cárcel le costase lo que le
    costase, hasta que con 26 años empezó a coger gusto por los coches y las
    criptomonedas, y entró en un taller el cual arreglaba coches haciéndole cambios de
    culatas, correas de distribución, cambios de amortiguadores entre otras muchas cosas.
    Allí conoció a un gran amigo Amador Gordillo, el cual era el jefe y le gustó como
    trabajaba Antonio.
    Todas las ganancias que obtenía las invertía en criptomonedas, estaba enganchado al
    juego.
    Antonio le contó su vida al Jefe Amador, por cual Antonio fue subiendo de categoría
    hasta ser Oficial y así conseguir el dinero para liberar a su padre de prisión.
    El negocio les iba bien, tuvieron que contratar a más personas por la gran cantidad de
    personas que iban, ya que en la ciudad había mucha rivalidad con los coches y todos
    querían tener el mejor, asique el taller incorporó bancos de potencia para hacer
    reprogramaciones a los coches.
    Pero no todo fue bueno, ya que una noche les entraron en el taller una mafia en busca
    de Amador, ya que le querían matar por motivos que Amador nunca le contó a Antonio,
    asique les robaron todo el material que tenían, por tanto, no les quedó otra que cerrar
    definitivamente y buscar una nueva vida.
    Pasó una semana hasta que ambos dijeron que querían cambiar de aires y buscar un
    nuevo destino para labrarse su futuro.
    Asique ambos se fueron de la ciudad con un nuevo destino, y a ambos les llamó la
    atención el nombre de esta ciudad y pusieron rumbo a ella.


Accede para responder