Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA - FASE 3. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La FASE 3 ya inició

Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST.

Biografía de Bradley Smith



  • -Nombre personaje: Bradley Smith
    -Edad IC: 24 años
    -Edad OOC: 18 años
    -Historia breve:
    Bradley proviene de una familia modesta que tiene mucho amor por los automóviles. Ya desde pequeño disfrutaba de ese mundo con su padre y su hermano, en la primera etapa de su infancia pasó mucho tiempo al lado de su hermano Mark, en esa época eran inseparables y se ayudaban mutuamente. Ya con el paso a la primaria Bradley consiguió hacer varios amigos pero uno fue muy especial, el cual se llama Tom, el que sería su mejor amigo en los próximos años. Fueron pasando los cursos de primaria y secundaria, los dos amigos ayudaban a John el padre de Bradley a arreglar el coche de su abuelo, un Ford Mustang del '75. A esos dos les encantaba la mecánica y fue gracias a John que descubrieron su gran amor por los coches. John sería quien les enseñaría la gran mayoría de cosas que aprendieron sobre ese mundo. Pasados los años de la secundaria los caminos de Tom y Bradley se empezarían a separar, al estudiar diferentes cosas cada uno ya no pasarían tanto tiempo juntos, pero incluso con eso seguirían un poco en contacto. Cuando Bradley empezó a reparar la moto que le trajo su padre fue cuando se empezaron a distanciar un poco más los dos grandes amigos. Acabados los estudios Bradley se quedó trabajando en el taller donde estaba haciendo las practicas mientras estudiaba, pero resultó ser que se aprovechaban de él y cuando quiso tener explicaciones lo echaron. El dolor fue tanto que llegó a casa llorando y tuvieron que consolarlo sus padres. Pero Bradley con su mentalidad fuerte no se rindió y decidió que tenía que recaudar dinero para poder viajar a Los Santos, la ciudad que en la televisión es conocida como la ciudad donde los sueños se cumplen. Recaudó dinero de diferentes trabajos y en cuanto tuvo lo suficiente emprendió el viaje a Los Santos.

    -Historia Completa:
    Nació el 18 de Enero de 1997 en Houston, Texas una ciudad con un índice de delincuencia un tanto elevado pero en decadencia.
    Los primeros años de Bradley fueron muy tranquilos, casi siempre en casa con su madre, Johanna, cuidándolo como su mayor tesoro. Bradley aprendió a andar a una edad muy temprana, sus primeros pasos fueron a los 8 meses y cuando ya casi cumplía los 12 meses ya andaba perfectamente. Mientras que Bradley pasaba el día con su madre, su papá, John, un amante de la mecánica, se pasaba el día con el hermano mayor de Bradley, Mark, el cual tenía 3 años más. Cuando John terminaba su jornada de trabajo en el taller y recogía a Mark del colegio, al llegar a casa se pasaban toda la tarde en el garaje intentando reparar el Ford Mustang del '75 del padre de John. Cuando Bradley cumplió los 3 años, ya lo alistaron a la escuela de Houston, la misma a la que iba Mark. Los dos hermanos eran muy reservados y por consecuencia no hacían muchos amigos, así que dependían el uno del otro. Siempre intentaban ir juntos y explicarse sus cosas entre los dos. Además Mark era muy protector con Bradley.
    A los 5 años Bradley ya entra en la etapa de primaria, mientras que su hermano ya la está terminando, aquí los dos ven que tendrán que hacer amistades si no quieren pasarse la mayoría de los cursos solos, ya que cuando Mark acceda a la secundaria ya no irán en el mismo colegio. Es ahí donde Bradley ve que debe empezar a hablar con sus compañeros de clase y a pasar el tiempo con ellos, para así crear amistades. Así que con esto, a los 6 años sus padres decidieron apuntar a Bradley a fútbol para que, aparte de hacer deporte, también hiciera alguna que otra amistad ahí. En el fútbol, Bradley conoció un chico él cuál se llevaría muy bien con él, éste se llamaba Charles. Charles y Bradley formaron una gran amistad en los entrenos de fútbol, siempre hacían los ejercicios juntos, jugaban juntos y siempre intentaban estar uno al lado del otro. Un día Bradley se extrañó porqué nunca antes había visto a Charles en el colegio y le pareció curioso que estuviese en el equipo de fútbol de la ciudad, por eso fue que le preguntó. Charles respondió pero mientras respondía se le podía notar tristeza en los gestos corporales porqué mientras respondía la pregunta este agachaba la cabeza y esto era porque su familia por temas de trabajo viajaba mucho y por consecuencia Charles no podía hacer muchos amigos ya que de repente de un día para otro puede que se tuviera que ir a otra ciudad. Ahí Bradley entendió porqué nunca antes lo había visto, fue después de esto cuando en el colegio también pasaban el recreo juntos y iban a jugar fútbol con los demás compañeros de curso. Pero no todo sería felicidad para esos dos pequeños amigos, cuando los dos cumplieron 8 años, por desgracia ocurrió lo que Charles ya le contó años atrás, su familia debía mudarse otra vez, y esta vez, no era solo de ciudad sino que también de país, tenían que ir a Europa, la razón era simple, los jefes del padre de Charles, que en su trabajo le requerían en Europa y por eso se tenían que mudar, pero los dos pequeños no querían separarse. Les dolió mucho esa noticia y durante los siguientes meses les afectó bastante. Ya con los caminos separados de los dos amigos y con el curso de Bradley a punto de terminar, éste se tenía que hacer fuerte y mirar hacia adelante. Mucha suerte tubo de tener a su hermano que le hizo toda la compañía necesaria en esos momentos difíciles para el pequeño de la familia.
    En el siguiente curso, ya Bradley con 9 años fue bastante tranquilo y muy normal, nada que destacar, Bradley todavía seguía un poco triste y nostálgico con Charles pero el intentaba seguir adelante y pasárselo bien en el colegio. Y llegó el siguiente año, Bradley con 10 años y Mark con 13, éste último entra en su primer año de secundaria enfrentándose a todo lo nuevo que esto le traerá. Por otra parte, Bradley sigue con sus estudios de primaria, con buenas notas y sin dificultades, solo había una asignatura la cual le era difícil, esta era la de dibujo, Bradley era mucho de ir al grano y le costaba parar para pensar y dejar fluir la creatividad. Al mismo tiempo se hizo muy buen amigo de un compañero suyo llamado Tom Cooper. Los Cooper, la familia de Tom, tenían el nombre de ser una de las familias más ricas de la ciudad, pero Tom lo sabia esconder muy bien y nadie en el colegio lo sabía. Bradley un día le preguntó que porqué no quería mostrar todo el dinero que tenían sus padres y Tom respondió que no lo hacía porque quería que la gente se fijase en él y no en lo material. Ahí Bradley vio que aparte de que Tom era muy astuto y inteligente por su edad, vio a un verdadero amigo ya que Tom confió en él al contarle el secreto de sus padres. En los dos siguientes cursos Tom y Bradley se hicieron mejores amigos.
    Llegó el verano de la transición de la primaria a la secundaria, los dos amigos, Tom y Bradley con 13 años, empezaban el que podría ser su mejor verano en los próximos años. John también ayudó en ese verano, ya que dejaba mucha más libertad a los dos hermanos en la reparación del coche, Mark y Bradley al ya ser más mayores podían ayudar mucho más y empezar a entender cómo se usaban las herramientas, donde debían colocarlas y como. Y Tom cuando su padre le dejaba ir a casa de los Smith, éste también aprovechaba para disfrutar la tarde ayudando en la reparación de ese coche. Se les notaba que a esos chicos les encantaba el mundo del motor y los coches, y era tanto ese amor que incluso el padre de Tom, Michael también lo veía, así que éste decidió invitar a la familia Smith a pasar un día en los karts, todos los chicos de las dos familias juntos en un karting. Fueron todos juntos al espléndido karting de su ciudad y ahí pasaron todo el día, incluso se quedaron a cenar cerca de ahí dónde un amigo de Michael tenía un restaurante conocido como fish&chips. Pasaron tan buenos ratos alegres en las tardes arreglando el coche y las varias excursiones que hicieron que ya se habían comido medio verano sin darse cuenta, y de la felicidad que tenían durante esos meses no se daban cuenta que ya les faltaba muy poco para empezar el curso y todavía no sabían nada de cómo era la secundaria. Un día de Agosto de ese mismo verano, volviendo de jugar al fútbol en el parque, Tom y Bradley decidieron pedirle a Mark que les describiese como era el instituto y que les dijera varios consejos, como éste ya estaba de camino al 3er año pensaban que sería buena idea. Y así fue, Mark les avisó que ahí en el instituto hay personas muy bonitos pero también muy malas, los conocidos como abusones, es mejor no buscarse problemas con esos y estar lejos de ellos, también les sugirió que si alguna vez necesitaban ayuda no dudasen en pedírsela a él y a su grupo de amigos, que harían lo que fuese para protegerlos. También les comentó que para la hora del descanso hay un bar dónde van todos los estudiantes y que es un buen lugar para los nuevos hacer amigos y conocer gente nueva. Y con estos consejos y algunos más, Mark creyó que ya estarían preparados para esa etapa tan codiciada por los jóvenes.
    Llegaba el final del verano y con esto el inicio de la secundaria, se acercaba el primer día y se notaba en el ambiente, los dos amigos estaban muy nerviosos que casi no sabían qué hacer en los ratos libres que tenían, pero al fin llegó ese día tan importante, se despertaron muy temprano de los nervios que tenían, 30 minutos antes de que se pusieran en camino al instituto ya estaban preparados. Decidieron que al ser el primer día fuesen los tres juntos, Mark, Tom y Bradley, así el primero les enseñaría cómo es el edificio antes de que les presentasen las clases, ya todos de camino al instituto en el coche con la música a todo volumen y una sonrisa gigantesca en los rostros de los dos pequeños llegaron a su destino. Al bajar del coche se quedaron boquiabiertos con el edificio gigantesco enfrente de sus narices. Una vez aceptado el gran edificio Mark les hizo una guía rápida en el instituto enseñándoles las cosas más importantes de éste para que no se perdieran los primeros días. En cuanto acabaron con Mark, éste les dejo en frente de la sala donde todos los nuevos están sentados esperando que les digan la clase y el horario que tendrán durante el curso. Tuvieron mucha suerte y les tocó ir juntos y en cuanto abrieron el horario, empezaron a entender la diferencia tan grande que hay con las asignaturas de la primaria a la secundaria.
    Ya pasó medio curso del primer año y los dos amigos iban haciendo poco a poco sus deberes y sacándose cada asignatura sin problema. Por la mañana iban al instituto y al volver a casa ayudaban a John con el coche. Era tanto el tiempo que pasaban ayudándolo que ya casi sabían podrían ser capaces de reparar un coche por ellos dos mismos. Se iba acercando el final del primer año de la secundaria, Tom y Bradley habían superado el primer año sin ningún problema, eso sí, hincando mucho los codos, pero eso no impidió ayudar con el coche a John.
    Llegó el verano para los dos chicos y lo disfrutaron como ninguno, al ya ser un poco mayores los padres de cada niño les dejaron un poco mas de libertado y pudieron hacer mas actividades lucrativas al aire libre. Fueron de acampada a las montañas, a bañarse en los ríos, fueron a museos de coches y muchas cosas más. Ese verano a parte de disfrutarlo mucho también aprendieron bastantes cosas que les servirían para la vida adulta. En la acampada los dos chiquillos aprendieron a cocinar lo básico y no con las facilidades que hay en las casas, sino con unos fogones portátiles un poco anticuados, pero eso no les frenó. También con el monitor que fueron les enseñó unas cuantas cosas de supervivencia básica por si algún día se perdían por el bosque o para situaciones extremas.
    Pasaron 2 años y los dos amigos ya iban por el tercer año de la secundaria, los dos con 15 años ya se empezaban a notar los nervios del penúltimo año de secundaria y ya sabían a lo que se enfrentaban después de eso. Empezó el curso y todo siguió igual que los 2 anteriores, pero con un pequeño problema, ese año les tocó una asignatura la cual Bradley la odia mucho. Era la de dibujo, él sabía que para pasar de curso la tenía que aprobar pero le era muy difícil para él tener creatividad. Tuvo mucha suerte de que en esa asignatura el profesor dijo que no había examen solo entregar los dibujos al día, así que con esa ventaja que les dio el profesor, Tom decidió ayudar a Bradley con dibujo, así diciéndole cada cosa como la tenía que hacer. Y ahí los veías por la ventana en la casa de Tom los dos dibujando y Tom ayudando a Bradley. Ese año no pudieron pasar mucho tiempo con John que seguía con el coche y con algunos problemas con algunas piezas. Le faltaban piezas que eran difíciles de conseguir ya que el coche era un poco viejo, pero John no se rindió y empezó a buscar piezas por todo tipo de páginas web.
    Iban pasando los meses, Tom y Bradley cada vez ayudándose más y pasando todas las tardes juntos, la madre de Bradley seguía trabajando como normalmente, el padre con el coche y el hermano que ya había acabado la secundaria estaba en su primer año de bachiller. Acabado ese curso, Bradley logró, con la ayuda de Tom, aprobar dibujo, así que fue un año bastante redondo para él. Ese verano ayudaron a su padre con el coche los dos amigos. Como ya casi estaba arreglado las partes mecánicas, John les dijo que ya no hacía falta que viniesen y que disfrutasen de sus vacaciones. Así que ellos eso hicieron, tardes en la piscina, de vez en cuando visitando a John viendo cómo iba el coche, y ya en el último mes del verano ya tenían el coche terminado, así que ese mismo día, Tom y Bradley fueron con John a limpiarlo y a dar una vuelta por la ciudad con el Ford.
    Llegado el último año de la secundaria y ya los dos amigos cerca de cumplir los 16 se vieron en la difícil decisión de que hacer en cuanto acabasen ese año, seguir estudiando, ir a trabajar, ayudar en casa, varias opciones estaban bajo la mesa. Pero los dos tenían un objetivo muy seguro, en lo que fuesen a hacer tenía que estar relacionado con la mecánica automóvil, esa era la gran ambición de los dos adolescentes. Llegar a ser algo en el mundo de la mecánica automovilística, y por si eso no fuera poco, ya pensando en lo grande querrían también dirigir su propio taller. Así que con el objetivo entre ceja y ceja, los dos adolescentes entraron en su último año de secundaria con muchas ganas y energías. Todo iba perfecto, buenas notas, no había problemas, en casa todo iba bien, que mejor forma de acabar el último año y cumplir los 16. Todo iba redondo, incluso su padre sugirió recuperar una moto de un colega suyo que tenía un taller, era una moto decente para un chaval de 16, en cuanto Bradley se enteró de la idea de su padre no dudó ni un segundo en decir que sí. Era tal su entusiasmo que en el último trimestre sus notas aumentaron considerablemente comparadas con las de Tom.
    Llegado el verano, los dos amigos solo tenían una cosa en mente, arreglar la moto estropeada que John pudo traer a casa. Bradley en un primer momento pensó que arreglar esa moto podría ser su primer paso para convertirse en mecánico, y así lo tomo, como un reto, si la podía arreglar sin ayuda de su padre ni de Tom querría decir que ya estaba preparado para emprender sus primeros pasos en el mundo de la mecánica. Puestos manos a la obra Bradley empezó con la moto ese verano, pero, como era de esperar no la pudo arreglar en 3 meses, así que decidió entrar en un grado de mecánica i compaginar los estudios en ir arreglando la moto, pensó que eso sería lo mejor ya que así lo podría tener reciente para las prácticas en las empresas. Tom no siguió con Bradley y decidió tomar otro camino y fue a hacer un bachillerato, en ese momento sus caminos se empezaron a distanciar. Pero eso no fue obstáculo por ninguno de los dos, ambos fueron capaces de sacarse los dos años de esos estudios sin problemas, y no salieron decepcionados, al contrario, lo disfrutaron mucho y aprendieron muchas cosas nuevas.
    Ya con 18 años ambos uno siguió el camino de la universidad, que fue Tom, y Bradley por la otra parte se fue a hacer los dos siguientes años de grado que empezó. En ese tiempo la reparación de la moto había avanzado mucho, y tenía como meta terminarla antes de que acabara los dos cursos, pero no parecía que lo pudiese lograr, esos dos años fueron bastante duros, empezó de prácticas en un taller y con los estudios no parecía que tuviese mucho tiempo para dedicar a la moto, pero el chico no se rendía y no bajaba la cabeza, sacaba tiempo de donde no había. Los fines de semana los dedicaba totalmente a la moto, su padre, cuando se quedaba parado en el garaje mientras su hijo estaba con la moto, no le podía salir nada más que la sonrisa de un padre orgulloso, y él quería ayudar a Bradley pero este no se dejaba. Terminó el primer año de los últimos dos, fue un año muy duro pero al final lo logró aprobar todo y hacer las horas de prácticas necesarias. Y con la moto ya faltaban pocos retoques para acabarla antes de su próximo verano, estos últimos años fueron sus mejores años todo le salía redondo. Pero él no se esperaba lo que estaba por venir, lo que de verdad era la vida real y lo dura que podía llegar a ser. Ese último año no tuvo problemas en los estudios ni tampoco con las prácticas, incluso pudo terminar su moto a tiempo, pero lo malo fue cuando en el taller donde estaba de prácticas le dijeron que le estaban haciendo un contrato fijo, porque habían visto mucho potencial en él y lo querían tener para ellos, pero eso fue toda una manipulación del taller para aprovecharse del pobre chaval, como era tan inocente él aceptó y cometió el gran error de novato en las empresas de creerse todo lo que les dicen. Bradley vivió los últimos años como si tuviese un ángel guardián, cada cosa que hacia le salía bien, pero cuando empezó a trabajar en ese taller, él ya se olía que alguna cosa no iba bien, las nóminas tardaban en llegar, el jefe raramente aparecía por ahí y casi siempre estaba el solo trabajando de mano de obra.
    Con 21 años seguía ahí en la misma situación, pero ya estaba harto de todo el circo y fue a reclamar explicaciones, ellos no se la quisieron dar y le echaron del taller. Y ahí se encontraba sin saber qué hacer, desolado y creyendo que era el fin del mundo, llegó a casa llorando desolado y su madre lo acurrucó en sus brazos. A la mañana siguiente los padres de Bradley y el hermano intentaron animarlo y mostrarle que esto no era el fin del mundo, pero él seguía cabizbajo pensando que no volvería a tener una oportunidad como esa, pero la sorpresa vino después, cuando vio un anuncio en la televisión que decía que en Los Santos los sueños se hacen realidad, ahí vio un rayo de esperanza y empezó a creer en una solución. Empezó a trabajar de lo que podía, cajero en el supermercado, camarero en los restaurantes, lo que fuese para recaudar dinero y poder viajar a esa ciudad. La cosa siguió así durante los dos próximos años hasta cumplir los 24, que ya pudo recaudar lo suficiente para poder viajar. Su familia estaba de acuerdo en dejarle perseguir sus sueños y le desearon mucha suerte, solo le pidieron que les mandase postales periódicamente y él afirmó sin rechistar.
    Y aquí estamos actualmente, Bradley con 24 años camino a Los Santos con la intención de poder trabajar en un taller y puede que algún día tener la oportunidad de dirigir uno propio, hacer también nuevas amistades y hasta puede que algún que otro romance. Hará cualquier cosa para que todas sus intenciones se hagan realidad y poder vivir tranquilamente sin tener que preocuparse por nada.

    Rasgos y características del personaje
    Bradley es un chico de piel oscura con rastas negras, viste principalmente de chándal pero se puede poner cualquier tipo de ropa.
    Le cuesta tomar la iniciativa, así que siempre seguirá en quien confíe, nunca dejará un amigo atrás. Aunque si lo necesita puede llegar a ser muy independiente.
    Es una persona la cuál le afectan bastante las noticias ya sean buenas o malas. Tiene miedo a ser traicionado por los que más quiere.
    Puede llegar a hacer cualquier cosa de manera que sea para su beneficio.
    Puede ser muy manipulable si hay coches de por medio.
    Sus gustos por la comida no son muy exquisitos suele comer cualquier cosa que le apetezca pero odia las verduras.
    Tiene fobia a las arañas y a las alturas, también tiene miedo a la muerte.
    Principales objetivos:
    -Tener un coche como el de su padre
    -Poder vivir de algo que esté relacionado con los coches
    Altura: 185cm
    Peso: 80
    Edad: 24 años


Accede para responder