Jay Wayne



  • NOMBRE COMPLETO: Jay_Wayne
    (Nombre_Apellido).

    EDAD: 21

    LUGAR DE NACIMIENTO: Los Santos.

    NACIONALIDAD: Estadounidense.

    SEXO: Hombre.

    PADRES: Malcom Wayne (fallecido) y Samantha Wecked (desaparecida).

    APARIENCIA FÍSICA: La altura de Jay es de 173 cm, es una persona con figura delgada, de 60kg, no es el típico fuerte de gimnasio. Tiene rostro cerrado, con mandíbula marcada, labios gruesos, ojos grandes, cejas perfiladas y moreno.

    PERSONALIDAD: Jay es una persona muy tranquila, pero si le tocas lo suyo puede hacértelas sufrir. Piensa siempre en sus amigos y en la familia, quien no sea de su círculo no tendrá su confianza, por eso le cuesta conocer gente nueva. No está muy dentro del amorío, si se enamora la otra persona debe de ser muy especial y peculiar para Jay, lo suficiente como para que le haga sentir mariposas en el estómago. Es empático con la gente de su entorno. Le cuesta pillar las indirectas, por eso es ciertamente inocente en ese aspecto. En situaciones críticas, como pueden ser conflictos orales, se suele poner nervioso, pero sabe que hacer en cada situación, y no será influenciado por nadie por más que le digan algo.

    INFANCIA: Para empezar nos centramos en los padres, que fueron los que le dieron la vida. Malcom Wayne, un camarero de un bar conocido en el barrio y Samantha, una prostituta del club de striptease de Nueva York, dos personas que se conocieron en un tour de Harlem. Malcom, estaba como camarero en el bus, sirviendo bebidas y comidas, hasta que Samantha, le dió su número y comenzaron a hablar por teléfono, tenían pocas cosas en común pero los dos eran muy atractivos y por eso se gustaron. Al final se casaron y tuvieron a Jay. Este nació el 2 de septiembre de 1999, en pleno barrio de Roy Lowenstein Blvd, en Los Santos.

    Jay nunca fue buen estudiante, comenzó en una guardería fuera del barrio donde se tardaban 20 minutos en llegar a pie, no podían ir en coche porque no tenían dinero para comprarse uno ni mantenerlo. En su guardería era muy conflictivo, mordía mucho a sus compañeros, gritaba mucho, tiraba juguetes a los profesores, su comportamiento no era para nada correcto para un niño de tres o cuatro años. Nunca se interesaba en aprender pero aprendía lo básico.

    La escuela le pillaba muy cerca de la casa esta vez. Una vez llegado a la escuela, no le caían nada bien sus compañeros, pero intentaba socializar con ellos porque pasaba mucho tiempo del día en la escuela y era su única opción. En clase, no atendía y robaba mucho los lápices de sus compañeros, llegó hasta coleccionar 25 lápices en 2 semanas y eso le acarreó varias consecuencias en la escuela porque estaba tachado para juntarse con compañeros, siempre estaba al final de la clase aislado para que no robara más lápices, lo aislaron hasta el curso siguiente, segundo de primaria.

    En segundo de primaria fue un poco más listo y dejó de robar lápices, lo que hacía ahora era robar la mitad de las gomas de borrar de los compañeros y las partía por la mitad y por cachitos para lanzársela a los profesores y a la gente de la sala.

    Jay Wayne Wecker era un estudiante del curso A, estaban el A y el B, se intentó cambiar de clase. Los padres estuvieron intentándolo porque Tyruss supo cómo venderles la moto, les pataleaba, lloraba y se ponía sentimental cuando pensaba en su clase, les contaba que eran muy malos con él y que lo trataban mal, por eso se quería cambiar, pero no era verdad, él se quería cambiar para seguir haciendo de las suyas.

    En cuarto de primaria, con 9 años, el cambio de Jay fue notorio, se centró derrepente en los estudios y empezó a sacar buenas notas, claro, hizo este cambio porque sus padres ya le llamaron la atención.

    Jay se cambió hasta de apariencia para mejorar su forma de ver y su comportamiento, ahora iba peinado formalmente (su motivación no era aprobar por aprender, era limpiar su historial con sus padres y con la escuela para que al llegar al instituto volviera a ser la misma historia de tercero).

    En ese mismo año, Jay conoció a un nuevo amigo, Shayvon Mocker, el cual le ocurría lo mismo que a Jay y se reflejaba mucho en él, lo malo es que el hermano de Shayvon no quería que siguiera esa relación de amigos entre Jay y él, debido a que donde vive Jay, vive la pandilla rival de la que pertenece el hermano de Shayvon en esos tiempos, y no quería, no quería que se juntara con él, más que nada por su bien o el de su amigo, quien sabe.

    Una vez en quinto de primaria, con el cambio de clase realizado, conoció a dos amigos nuevos, uno se llamaba Jackson y otro DeQuan, forjaron una muy buena relación, para tener ya 8 años, robaban los bocadillos de los de cursos anteriores y robaban pelotas de tenis para después lanzarlas a los coches de la calle o coleccionarlas. Este curso no se esforzó nada en aprobar y aun así no repitió curso.

    El cambio de Jay fué brutal llegando al final de la escuela, se dejó los estudios y empezó a rapear, claro, hizo este cambio porque sus padres ya pasaban de él tras ver que era un manipulador y mentiroso. Jay se cambió hasta de peinado, comenzó a vestir diferente para cambiar su aspecto y su comportamiento, ahora iba peinado con rastas(su motivación no era cantar por aprender, era limpiar su historial y dar una impresión más callejera.) (Sin dejar esta por completo y pasando los cursos a duras penas.)

    JUVENTUD: En el instituto comenzó a decaer nuevamente, le tocó en la clase con sus mejores amigos, Jackson y DeQuan comenzaron a trapichear en pequeña escala con estupefacientes dentro de la misma, llegando a fumar de la misma en los baños y lugares que solo ellos visitaban al acabar la misma.

    En esa época, su padre falleció por un cáncer, mientras que su madre comenzó a caer en el mundo del alcohol, y si ya de por sí, no le hacía caso, ahora mucho menos, se despreocupó totalmente de Jay y solo pensaba en ella.

    Jay experimentó una sensación de odio y de rabia a parte de desolación por parte de su madre ya que este no aceptaba lo de su padre y encima estaba rechazado por Samantha, siendo así como dejó por completo los estudios y empezó su vida en la calle.

    Llega la época de los 16 años, cuando en la calle junto a sus dos colegas Jackson y DeQuan (los cuáles ya estaban metidos en la droga y la delincuencia en general) comienza a rodearse de gente más mayor que él, que le daban recados, vivía rodeado de violencia, sexo (de vez en cuándo por su parte a tan temprana edad) y drogas. (Siendo la marihuana y la cocaína la única que este consumía de vez en cuándo)

    A los 17, es una fiesta organizada por el barrio, durante el transcurso de esta se generó un conflicto entre un afroamericano y un latino que rondaba la zona, en la que, con un arma de fuego, alcanzaron a su colega Jackson hiriéndolo de muerte, delante de Jay, cayendo en el acto enfrente de sus propios ojos.

    La escena quedaba con Jay cogiendo por los hombros a Jackson, solitario en medio del callejón y una cinta policial rodeando al mismo. (DeQuan, su otro colega había huido sin pensar en nada, abandonandolos a los dos)

    Hubo un minuto de silencio, cogieron a Jay con algo de fuerza y lo trasladaron en patrulla a la comisaría de Harlem, donde llamaron a su madre durante varias ocasiones pero sin respuesta alguna.

    Jay contó lo sucedido en el momento, y también los problemas con su madre, también, al ser un chico tan manipulador, mintió y dijo que esos hombres, estarían buscándolo para asesinarlo, eran una pandilla y tenían riñas con él, temiendo por su muerte. Esto hizo que la policía decidiera pagar un vuelo a una ciudad alejada de esta, llamada Los Santos para un traslado.

    Recién cumplidos los 18, el traslado fué realizado dejando al mismo en una casa de acogida donde, por suerte o desgracia, no duraría mucho ya que decidió abandonarla para comenzar a buscarse la vida.

    Estuvo alejado de todo conflicto durante unos meses, pero siempre le había llamado ese mundo y no tardó en volver a trapichear a pequeña escala sin mucha importancia, trabajando en diferentes trabajos sueltos que iba encontrando y mientras sobrevivía como podía, en busca de una estabilidad económica y emocional, pero más económica.

    Jay después de todo volvió al barrio y se encontró con sus negros, sus negros con los que había estado toda la vida y no se despegó de ellos desde pequeño. Reproduciendo música de famosos raperos locales y de exteriores, representando la pandilla situada en esos alrededores. Parece que el barrio toma vida…

    Un día, Jay vuelve a casa después de una gran quedada en un barrio ajeno, para una batalla de gallos.
    En esa quedada, Jay a parte de hacer presencia en el público de las batallas de gallos, estuvo hablando sobre temas de pistolas con unos amigos de confianza que se juntaban con el míster de ese entorno, el vendedor…

    Desde ese entonces no se supo nada sobre el tema, ya que hubieron varios detenidos, ¿habría sido un sapo? se cuestionaron varias personas esa pregunta, la cual rondaba en masa en el ambiente del barrio. Esa pregunta jamás fue resuelta.

    ACTUALIDAD: En el barrio ha habido una gran redada y han detenido a muchos hombres y muchas mujeres por posesión de armas ilegales, de capitales y de estupefacientes. Por esta razón el barrio se ha quedado desierto y con muy poca gente.

    • EDUCACIÓN:

    MORALMENTE: Jay es educado con quien le trata bien y respeta a las personas que hagan sentirse superior a él, a veces puede ser manipulado.

    ACADEMICAMENTE: Sus estudios no fueron a más de la educación secundaria, la cual no la pudo terminar.

    OTROS: Jay quiere llegar a vivir la vida de artista. Tener dinero, complacer a los suyos y vivir de lo que quiere, es lo que más quiere, como quién dice... Jay lo primero que irá a conseguir será, a parte de nuevos amigos en Los Santos, será una 9mm, puede sonar temprano pero lo luchará, Jay es fuerte.


Accede para responder