Cris Helei



  • |=978f6715-a5e4-4b2b-b802-0d5da98b3545-image.png

    Nombre: Cris.
    Apellido: Helei.
    Fecha de nacimiento: 07/08/1993. (28).
    Nacionalidad: Francesa.
    Ciudad de origen: París.
    Peso: 65 kg.
    Altura: 165 mts.
    Patologías: Albinismo.
    Clase social: Alta.
    Rasgos faciales:

    5fa7aa02-f85c-405a-bf93-16d386494d92-image.png

    Complexión física: Delgada Fitness.

    Educación: Realizó sus estudios sin ningún problema, decidiendose por estudiar las carreras de Medicina Forense y Psiquiatría Criminal.

    Carácter: Su forma de ser ante las situaciones normalmente es dominante, pero no agresiva. Intenta parecer calmada aunque a veces no logra contener su temperamento.

    Virtudes: Perseverancia, humilde, solidaria.

    Alegrías: Medicina, viajes, águilas, entrenar.

    Desventajas: Introversión.

    Miedos: A la soledad y al rechazo.

    Valores: Decidida, leal, comprometida.

    Conocimientos: Manufactura de sustancias y anatomía.

    Objetivos: Iniciar una nueva vida en Los Santos. Establecerse y buscar empleo que valore sus conocimientos además de conseguir la mayor especialización en medicina forense.

    Informe psicológico: Logre ver a una persona que lamentablemente, sufre de varios traumas por lo sucedido en el pasado. Pasó por malos momentos ya que la gente solía juzgar demasiado. Muchas veces, la perseguían hasta su habitación, creando una inseguridad sobre su entorno.
    La depresión es evidente en un caso así aunque no se capte fácilmente. Los patrones están y por ende, la enfermedad también. La soledad es lo único de lo que se aferra junto a sus conocimientos. Ambas logran disfrutar de su compañía día a día.
    Cuando le pregunté si alguna vez intentó socializar un poco más, su rostro inexpresivo confirmó mis sospechas. Teme conocer a las personas, sobre todo lograr que una le importe. Es por eso que intenta no encariñarse con la gente, ya que en muchas ocasiones puede ser muy fría o expresiva en exceso.

    Realmente es una mente que puede llegar a autodestruirse si así lo quiere. No voy a negar que sus conocimientos aportan una gran ayuda para la ciudad, pero tampoco hay que negar que deberemos de llevar este caso con mucha observación.

    Dr.Carl Lightman.
    Psiquiatra en la unidad F de Pillbox Hill Medical Center.

    El resto de informes que se pueden encontrar, muestran a una persona cuerda y consciente de todas sus acciones con signos de depresión.
    Historial clínico: Se pueden observar chequeos generales y varias consultas con el psiquiatra.

    Antecedentes penales: Ninguno.

    Estructura familiar:

    Madre: Sophia Madisson.
    Rasgos faciales:

    1df71f0b-67dc-40d0-afed-ec3a81266ee1-image.png

    Padre: Safir Helei.
    Rasgos faciales:

    9af94bcb-5ad2-401e-bbeb-3620330b3c23-image.png

    Hermana: Elena Helei.
    Rasgos faciales:

    0647eca3-0b79-45f5-928c-e360a339de10-image.png

    Historia familiar: Sus padres se conocieron en Dubai. Ambos mantuvieron una relación de amistad por cuatro años, decidiendo tres meses más tarde comenzar a salir. Para cuando Sophia quedó embarazada de Elena, sus padres se mudaron a Francia, formalizando su relación en el proceso. Al casarse y nacer Elena, continuaron viviendo en Francia, donde dejaron de alquilar para comprar una propiedad. Entusiasmados por la noticia de tener un hogar propio, Safir recibió otra noticia. Sería padre nuevamente. La emoción en la familia no se hizo esperar, al nacer Cris, sus vidas se encontraban realizadas. Habían conseguido un hogar cálido, tenían dos hermosas niñas, no podían pedirle nada más a la vida. Ambas hijas tomaron rumbos totalmente diferentes en el estudio. Mientras Elena optó por ser actriz, Cris decidió embarcarse en el mundo de la medicina y la criminología. Cuando dejaron el hogar para irse a trabajar en otros países, sus padres comenzaron a sentirse muy solos. Estos decidieron adoptar varias mascotas y comenzar a hacer ollas vecinales para los más necesitados. A día de hoy, Cris y Elena de vez en cuando se mantienen en contacto al igual que con sus padres.

    0f3bf7e6-1ee0-4cc2-8f98-03b25a1af582-image.png

    Historia: Cuando Cris tiene que hablar de su vida, es una tarea que le resulta demasiado difícil. A pesar de que ha tenido una educación avanzada sin problemas debido a su inteligencia.
    El socializar nunca fue una de sus virtudes, sobre todo cuando hablamos de hombres. Cuando terminaba sus tareas, leer libros era su pasatiempo favorito. Sus géneros literarios recurridos frecuentemente, solían ser novelas de thriller o acción.
    Si una escena no se le quitaba de la cabeza, solía recrearlas con sus juguetes hasta hartarse. Recibió varios regaños por parte de su padre, quien no aceptaba que su hija anduviera decapitando a sus muñecas. Mientras su madre intentaba calmar a su padre y hacerle entender que la imaginación de un niño es un mundo aparte, su hermana aprovechaba los momentos para escaparse e ir por golosinas a la cocina. Acción que a Cris, le causaba risas, pues su hermana llegaba con los bolsillos repletos de dulces. Se podría decir que a parte de su hermana, no había otra persona con la cual hablar.

    951d613b-4b82-4b75-af8a-eed00672ea57-image.png

    Siempre tuvo un problema que dificulta su vida y del cual, no sabía de antemano. Solía analizar y estudiar su inseguridad al respecto, logrando encontrar la palabra correcta. No tenía una enfermedad, simplemente no sabía cómo sentirse. ¿Era una chica, o un chico?. ¿Cómo debería de llamarse a sí mismo/a? (El género no binario es un concepto utilizado para describir a una persona cuya identidad de género no es ni hombre ni mujer, actuando de manera femenina o masculina independientemente de su biologia).
    Cris es una persona que le gusta vestirse con ropa tanto de hombre como de mujer. Su piel pálida la cual hace juego con su cabello provoca que esté por horas probando diversos conjuntos, buscando los indicados hasta sentirse realmente a gusto. Para su suerte, sus padres apoyaron desde el inicio todo lo que sentía, jamás dejaron que estuviera solo/a.

    5fc04585-c5f5-4191-b7c5-6d00c6f99929-image.png

    Con tan solo 16 años era la persona que más había destacado en todas sus clases en la escuela primaria y secundaria. Sus profesores y directivos estaban sumamente impresionados con la actitud y análisis que poseía.
    Lo malo se presentó al llegar a la Universidad. Al cumplir 21 años aún lograba destacar en casi todas sus clases y exámenes, hasta en lo práctico. Su sueño desde muy pequeña fue estudiar medicina forense y psicología, logrando llevarlo a cabo. Solía mencionar una y otra vez a sus profesores que las personas tienen un pensamiento demasiado retorcido del universo. Este era el motor principal que las llevaba a cometer delitos.
    Aun continuaba sin poder destacar socialmente. El relacionarse con cualquier persona le causaba repelos. Para sus compañeros, era como el bicho raro del salón.
    Ella podía ver en las miradas de las personas sus intenciones, cosa que hacía tenerles aún más miedo al acercarse. No quería demostrar demasiado interés ni contar sobre su vida personal. Simplemente, no quería sentirse abandonado/a.

    50a9e32d-8e1b-46c9-9d27-9f2298490933-image.png

    El haber destacado demasiado en la universidad logró que un día le llamaran de un trabajo muy bien pagado y con buen ambiente. Decidió pensarlo, sin embargo, ya tenía en claro que lo aceptaría. El problema es que analiza demasiado las cosas y a la hora de tomar una decisión importante, aún más.
    Poco a poco comenzó a alejarse de la realidad. Lo que veía en el mundo era totalmente diferente a lo que pensaba. A sus 27 años, logró descubrir su género. Era una persona no binaria con orientación a la bisexualidad, también aprendió sobre quien quería ser en la vida y a quien debía seguir.
    Esta etapa fue muy importante para él/la, aún más cuando recibió la noticia de que sería trasladada hacia una ciudad bastante grande. Allí ejercería como médico en conjunto con la policía por sus grandes conocimientos a la hora de hallar pistas.

    7ccca436-af5d-4017-9345-4908a21a7db8-image.png

    Esto la motivó aún más, lograría darle un uso aún mayor a su inteligencia. Si podía ayudar a las personas que lo necesitaban realmente, también se abriría una puerta que la ayudaría a socializar.
    En uno de sus viajes a París junto con varios compañeros de trabajo por parte del hospital y la policía, decidió dar todo su esfuerzo para ser un poco más sociable, acompañándolos a cenar en un bar. Allí conoció a una chica llamada Elizah, la cual era diseñadora de modas y había estudiado medicina. Fue la primera vez que se sintió a gusto platicando con alguien. Podía ver algo en su mirada que le transmitía confianza y a la vez, un cosquilleo por todo su cuerpo.
    Elizah comenzó a contarle que nunca había ejercido totalmente, sin embargo era una de sus metas a futuro. El estar diseñando constantemente para acaparar en los altos estándares de la alta costura era una tarea muy difícil de llevar a cabo.
    Por su lado, Cris no tenía idea de que comentarle, simplemente se quedaba pegada observando cómo la mirada de Elizah no iba a juego con las emociones que intentaba transmitir. La sensación de que compartían más de la cuenta aumentaba conforme cada palabra.
    Cuando llegaron los temas de conversación sobre la medicina, ambas comenzaron a intercambiar diversos puntos de vista sobre esta.
    Por su lado, Cris comenzó a hablar poco a poco, haciendo que Elizah se sintiera más a gusto. Esta decidió comentarle que una amiga estaba llevando un caso que no la dejaba dormir. Cris, expectante a sus palabras, continuaba observando sus ojos con atención.
    Elizah comenzó a mencionarle que su amiga llamada Davina, tenía varios problemas con este caso, de hecho, ni siquiera la dejaba dormir. Cada día que iba a consulta, podía observar como esta se encontraba muy bien. Su forma de expresarse denotaba felicidad sin embargo, no fue así cuando la llamaron para notificarle que esta, se encontraba muerta.
    Había sido un suicidio. Fue hallada con varios golpes por todo su cuerpo. Algunos mostraban ser de días, otros incluso semanas. Como una psiquiatra no había podido percatarse de semejante abuso. Resultaba que su esposo le golpeaba en lugares que nadie podía observar a simple vista, amenazando con que si mencionaba algo, la mataría.
    Para Elizah fue una total sorpresa cuando su amiga le comentó de la situación, sin embargo, para Cris había algo que no coincidía.
    La forma en que expresaba lo sucedido, era un tanto misteriosa. Por primera vez, notó un haz de emoción en sus ojos.
    Cris, comenzó a contarle las diversas formas donde se podía herir a una persona sin ser notado. Entre ellas, se encontraban algunas letales.
    A medida que avanzaba la conversación, percibió que el interés de Elizah ante sus palabras comenzaba a inquietar un poco. Parecía haberle transmitido la sensación, debido a que de un momento a otro, Elizah decidió terminar con la conversación, mencionando que debía retirarse pero que no quería perder el contacto. Ambas intercambiaron números, esperando reencontrarse nuevamente.

    42f0ff67-6cdd-4605-a870-4b8475f173ac-image.png

    Antes de volver nuevamente a Los Santos, visitó a sus padres mientras la conversación continuaba rondando en su cabeza. Intentaba adivinar qué era lo que estaba mal. La manera en que se expresaba Elizah y como narraba los hechos, seguido a su mirada fría cuando hablaron de temas más triviales. El sentir emoción por un caso deprimente. Algo se escapaba frente a sus ojos.
    Comenzó a revisar sus libros de conducta, patrones difíciles de percibir entre otras cosas. Algo debía de explicar el porqué. La situación dejaba de ser un pasatiempo para comenzar a ser una obsesión que debía resolver. No podía ir y enfrentarla, no tendría sentido, sería ilógico.
    Descubrir qué fue lo que no la dejaba dormir, le costó semanas. Cuando supo que los patrones de conducta eran a causa del posible hallazgo de TID, comenzó a estudiar más a fondo el tema.

    c2c7b38b-6909-4413-8bf6-34edf85ef0b2-image.png

    A medida que pasaban las semanas e iba terminando con los libros y artículos que encontraba por internet, se percató de varias conductas similares que poseían.
    Son varios los factores que pueden llevar a una persona a padecer de TID, sin embargo, descubrir los detonantes o el detonante, era una tarea muy complicada. A veces tardaba años en dar con el causante.
    A partir de ese día, para Cris, los siguientes eran ir a trabajar, ayudar a la policía, llegar a su casa e investigar sobre el tema. De vez en cuando, se enviaban correos con Elizah. Esta le había comentado que posiblemente viajaría a su ciudad y que si buscaba cambiar de aires, podría ofrecerle trabajo, siendo una nueva posibilidad para reunirse y en todo caso, poner en prueba lo aprendido.

    ce91bddc-d22d-452c-ac12-0e85cb6ae4bb-image.png

    ¿Podría Cris descubrir qué fue lo que le generó tanta inquietud en su mirada?, ¿Terminará con su obsesión o solo será otro pie para un ciclo sin fin?.


Accede para responder