Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Erisberto della Croce



  • Erisberto della Croce

    Trasfondo histórico:

    Nacido en Banderaló provincia de Buenos Aires, Argentina 16/02/1970. Su madre Rigoberta Gonzalez era maestra en el colegio Herminia Brumana y su padre don Alfoso della Croce trabajaba en el ferrocarril. Erisberto era el segundo hijo del matrimonio, llegando a tener otros 5 hermanos: Juan, Dolinda, Dolores, Filiberto y Tiburcio en orden cronológico. La familia era humilde pero nunca tuvo ningún tipo de necesidad. La casa estaba al norte del pueblo, lindante a las vías, donde tenían mucho espacio para jugar y desplazarse.

    Desde que nació hasta los 5 años fue ciudado por Cleotilde, una vecina anciana que hizo las veces de su abuela. Puesto que, al trabajar todo el día su padre en el ferrocarril y con la labor educativa de la madre, y estando su hermano mayor ya en edad escolar el niño quedaría solo.

    A los 6 años entra al único colegio de Banderaló, Herminia Brumana. Su paso por el primario fue muy bueno con notas por encima de la media, todos los docentes y compañeros tenían un muy buen concepto de Erisberto al cual recordaban con mucho cariño. En quinto grado (teniendo unos 10 años) pasó lo que siempre había deseado de niño, tener a su madre de docente pensando ilusamente que por ello tendría menos tarea. Muy a su pesar obtuvo todo lo contrario, Rigoberta quería mostrarle a los demás que su propio hijo era ejemplar, fue así que todas las clases le tomaba lección, siempre tenía que pasar al pizarrón e incluso era el primero al que le pedía la tarea. En la casa sino realizaba los deberes quedaba castigado hasta incluso estuvo una semana sin cenar (castigos propios de la época).

    Con la edad de 13 años, sin haber colegio secundario en aquel momento, Erisberto trabaja ayudando a doña Filomena (en aquel momento de 72 años), la veterinaria del pueblo con lo cual tuvo gran gusto por la medicina. A pesar de la profesión de doña Filomena lo cierto es que, teniendo el hospital más cercano a 40 kms se encargaba de toda emergencia, sea animal o humano haciendo la suerte de doctora del lugar. Erisberto aprendió de forma práctica muchos conceptos de primeros auxilios, tenía una buena mano para las inyecciones. Pensó seriamente en aprender algo relacionado con la medicina pero por las condiciones del destino eso tuvo que cambiar.

    Cuando tenía 17 años su padre muere de una grave neumonía, Rigoberta tuvo que criar 6 hijos con una pobre pensión y un sueldo claramente insuficiente. Juan se alista en el ejército, Erisberto tiene que tomar el rol de hombre de la casa aunque su sueldo era simbólico. Debido a la necesidad familiar, y en oposición de su madre, con 15 años Dolinda se casa con Rojelio Alvarez Fuerte, terrateniente viudo de 40 años que ya tenía 3 hijos. A Dolinda le seguiría una vida tortuosa de violencia doméstica y 4 embarazos perdidos a causa de los golpes por su esposo borracho, así y todo a lo largo de los años la familia tuvo 4 hijos. A la muerte de su padre Dolores tenía 12, Filiberto 5 y Tiburcio era tan pequeño que no tiene recuerdos de su padre. El sacrificio de su hermana Dolinda trajo bienestar a la casa, pero el rechazo de Erisberto respecto a su cuñado Rojelio.

    Con 18 años decide no casarse y entra al seminario de la localidad Mercedes-Luján donde al finalizar sus estudios se ordenó sacerdote tras 9 años de estudio ya que al no tener estudios secundarios tuvo que hacer el colegio episcopal. Una vez recibido se le asignan las parroquias San Martín de Porres en Bragado (1997-2003), Inmaculada Concepción en Lincoln (2003-2009), San Bernardo en América (2009-2015), todas pertenecientes a la provincia de Buenos Aires. Siempre para Año Nuevo volvía a Banderaló para pasar sus vacaciones con su familia. Su madre falleció a los 84 años de edad en el 2018. Los hermanos se fueron del pueblo conforme se fueron casando y teniendo familia: Juan ingresó en el regimiento 12 y participó en la guerras de las Malvinas, resultando muerto en la batalla de la Pradera del Ganso. De Dolinda ya se habló, Dolores se casa con un albañil, Ernesto Dominguez con el cual tuvo 4 hijos. Filiberto resultó ser un amante de la pesca y consiguió trabajo como electricista en un buque comercial carguero. Tiburcio tuvo un trágico final al morir a los 14 años jugando a colgarse en un tren de carga.

    En el 2018 Erisberto tuvo una discusión con el obispo regente de la diócesis de 9 de Julio, su reverendísima eminencia monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi cuando este le niega la sede de la parroquia San Francisco de Asís de su natal Banderaló que la quería para poder cuidar a su muy enferma madre. Por lo cual deja el clero y va para dicho pueblo en el cual está unos meses hasta que Rigoberta muere. Su sobrino Alejandro le recomienda que vaya a Estados Unidos para que cuide y asista a su hermano Filiberto el cual padece cáncer de esófago. Es así como el 20 de Julio del 2019 se traslada a Río Rancho, Nuevo México, Estados Unidos donde cuida a su moribundo hermano hasta su fallecimiento hace solo 2 semanas.

    Erisberto toma un avión y viaja a Los Santos para estudiar cómo EMS y hacerse la vida.

    Personalidad: Erisberto es una persona reservada, culta que le apasiona la lectura. Odia todo lo que tenga que ver con la tecnología. Es muy sarcástico y le gusta el humor negro, lo cual no era bien visto cuando formaba parte del clero. Le gusta mucho la música clásica, gregoriana, sacra, charleston y los tangos cantados por Julio Sosa. Le agrada lo antiguo y la elegancia, pero se siente disfrazado si utiliza traje o smoking. Puesto que gran parte de su vida fue sacerdote es totalmente autosuficiente en el sentido de que sabe cocinar, planchar, lavar, etc.

    Gustos: Erisberto es un gran fanático de la cultura steampunk, le gusta la funsión entre lo antiguo y futurista. Tiene gran aprecio a todo lo referido a la revolución industrial del vapor y un gran amor a las locomotoras (de hecho tiene una gran colección de juguetes). Le gusta el cine aunque odia la televisión y los celulares, pero claro, estos últimos tiene que utilizarlo. Tiene gran aprecio por la comida muy elaborada y le encanta el asado.

    Vida sacerdotal: Como seminarista tuvo excelente calificaciones, era muy callado, apasionado por la lectura y hacía preguntas perspicaces, cosa que a no mucho docentes les gustaba. Entrando al seminario a los 18 años, hizo el llamado “colegio episcopal” una especie de secundario que utilizaban algunos seminarios para poder nivelar. Tras 3 años de estudio a los 20 se recibe y entra en el seminario diosesano. De los 20 a los 26 hizo 5 años estudios teológicos y un año de diaconado, se notaba que tenía gusto por la enseñanza ya que colaboraba con el aprendizaje de sus compañeros, los cuales no pocos decían que enseñaba mejor que tal o cual profesor. Tomó gusto por la teología dogmática y detestaba ciertas corrientes liberacionistas de pastoralistas (la cual fue tomando cada vez más fuerza en los ámbitos clericales sudamericanos).

    Su primer parroquia fue como vicario, San Martín de Porres de Bragado (1997-2003). El párroco mons. Emilio Ramonche, estaba muy entrado en años y no podía ocuparse de las tareas administrativas. Teniendo 27 años, ideas claras de teología pero poco conocimiento de administración, Erisberto tuvo que aprender sobre la marcha logrando sacar a dicha parroquia del desastre económico en el que se encontraba. Al finalizar su ciclo y con 33 años el obispo considera que ya está en condiciones para asumir el reto de ser párroco.

    Fue nombrado párroco de la Inmaculada Concepción en Lincoln (2003-2009), parroquia importante de la zona y que tenía el triple de feligresía que Porres. Más gente implica más actividades y por lo tanto más problemas. Existen dos tipos de sacerdotes, los que se amoldan al lugar y los que hacen que el lugar se amolde, claramente Erisberto era del segundo tipo. Ya con 34 años cumplidos se enfrentó a parte las señoras del apostolado de la Oración, las cuales lo catalogaron de “mocoso pedante e impertinente”. El escándalo llegó hasta los oídos del mismo obispo, su reverendísima eminencia mons. Martín Elizalde el cual se prestó a mediar pero no pudo convencer al párroco. Lo cierto es, que al irse ese grupo de señoras renovó el ambiente y atrajo más feligresía. Algunos lo tachaban conservador y otros de revolucionario. Fue en este periodo en el que se hizo famoso por su don al confesar. Con 39 años se le vence el plazo y es asignado a una nueva parroquia.

    Le tocó el turno a San Bernardo en América (2009-2015), lugar de importancia semejante al anterior. Ya un poco más maduro con sus 40 años esperó un tiempo para hacer cambios y realizarlos de forma progresiva. Todos los años le asignaron seminaristas y hasta incluso un diácono para que completaran su formación.

    El 2015 fue un año muy peculiar, la madre de Erisberto, Rigoberta, tuvo complicaciones de salud que la dejaron al borde de la muerte y ninguno de sus hermanos ni familiares podían ayudarla. Si bien tenía enfermeras, Erisberto quería participar de este momento tan difícil. Por fortuna o desgracia del destino en este año confluyeron dos cosas, por un lado se vencía su contrato parroquial y por otro hubo un cambio de obispo. Lo cierto es que Mons. Ariel no era paciente ni comprensivo como mons. Martín y niega la solicitud de ser nombrado como párroco de su Banderaló natal dando dos argumentos “nadie es profeta en su tierra” y que “el obispo decide el destino del clero, no al revés”. Erisberto, furioso, dice que el cuidado de su madre entra dentro del mandamiento de honrar a padre y madre. El caso fue que en toda la diócesis se armó revuelo entre los que apoyaban a uno u a otro. Llegó a oídos incluso del nuncio apostólico (embajador del papa) Emil Paul Tscherrig representante del papa Francisco en Argentina. Mons. Ariel amenaza a Erisberto de excomulgarlo siendo esta “la gota que rebalsó el vaso” y a los 45 años deja el clero.

    Molesto por la forma de ser de los obispos y viendo cómo son sus ex compañeros sacerdotes, Erisberto no desea volver a tomar el hábito.

    Vida en Estados Unidos: Al morir su hermano en Nuevo México toma un avión a Los Santos para comenzar una nueva vida. Su idea es comenzar con pequeños trabajos hasta lograr tener suficiente dinero para estudiar medicina y ser EMS de San Andreas.

    Aspecto físico: Si bien Erisberto tiene actualmente 50 años parece de 70. Tiene el pelo totalmente canoso, ojos claros, cara muy arrugada y camina con dolor y dificultad. Suele vestir de traje o con camisa pero sin corbata.


Accede para responder