Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Mathew Phillips EriiC_17#0001



  • Era un sábado por la mañana cuando Mathew Phillips, hijo de Andy Phillips y Gina Owens llegó al mundo en el Hospital de Meridian, Idaho. Al nacer Mathew pesaba unos 3,4 Kg y medía aproximadamente unos 50 cm. Una vez su madre se recuperó del embarazo, llegaron a su casa, situada en E Pine Ave, Meridian, Idaho. Mathew habitaría esa casa hasta los 19 años, allí vivió buenos y malos momentos. Por ejemplo, cuando Mathew empezó a gatear a los 9 meses recién cumplidos o cuando dijo su primera palabra, en este caso fue mama ya que su madre siempre se preocupaba por él, en cambio su padre estaba la mayoría de tiempo fuera de casa. Mathew iba creciendo poco a poco felizmente, pero una vez le preguntó a su madre la razón de porqué su padre estaba mucho tiempo fuera de casa, y Gina le dijo que era por el trabajo. Mathew cumplió 5 años el 12 de febrero de 1982, cuando su abuelo le regaló un regalo muy especial para él, una moto de juguete, llevaba pidiendo varios meses este juguete, pero nunca se lo compraban. A partir de ese día iba casi cada día al parque a jugar con la moto o con otros niños. Hubo un amigo que conoció en el parque el cuál le marcó en la infancia, Mark. Mark tenía 5 años y vivía 2 calles más atrás que Mathew. Siempre iban por la tarde a casa de uno o al parque a jugar con la moto. Hasta que un día mientras Mark y Mathew jugaban, Andy y Gina empezaron a discutir sobre las cosas que hacía Andy y que no se ocupaba del niño, Mathew y Mark percibieron los gritos, pero siguieron jugando hasta el punto en el que su padre bajo los efectos del alcohol intentó pegar a Gina, esta chilló con todas sus fuerzas y se defendió cuando una vecina llamó a la policía al percatarse de los gritos. Mientras la policía estaba en camino, Mark huyó del hogar llorando e iba corriendo hacia su casa, su madre le preguntó el motivo el cual estaba llorando y había llegado antes de tiempo a casa y Mark le contó la verdad un poco asustadizo. La policía llegó a E Pine Ave e inmediatamente arrestaron a Andy. Mathew siguió su vida igual que antes, pero él y Mark ya no fueron nunca más a su casa a jugar, solo quedaban en el parque. Llegaba el final del verano del 82 cuando empezaron el colegio en el Meridian “Elementary School” Mark y él. Allí se relacionaron con niños y aprendían a leer, pero Mathew seguía su vida normal. Cuando tenía 7 años le regalaron una moto con un pequeño motor por Santa Claus. A partir de allí desarrolló una gran pasión por las motocicletas. Su padre regresó a casa después de haber estado 2 años en prisión, pero todo seguía como antes porqué Mathew veía muy poco a su padre y su madre no quería divorciarse por el miedo a quedarse sola y no tener dinero para mantenerse tanto a ella como a su hijo. Un día Mathew fue a buscar una percha a la habitación principal, cuando se encontró una braga rosa manchada tirada por el suelo, la cogió y se la llevó a su madre. Mathew le dijo que estaba tirada por la habitación y le preguntó si la ponía a lavar. Automáticamente Gina rompió a llorar y le dijo a que llamara a su abuelo. A partir de ese momento a Mathew le empezarían a pasar muchas cosas por la cabeza, pero seguía con su vida como si no pasara nada, aún quedaba con Mark, asistía a la escuela… Cuando ya iba a 3º de primaria empezaba a ser un poco más consciente y se empezó a dar cuenta de la persona que es su padre. Un 5 de abril de 1985 cuando llegaba del colegio y venía a casa a coger su moto pequeñita del garaje encontró una moto nueva que parecía recién comprada, era una “Harley Davidson Softail” (1984), Mathew estaba alucinando y entró a casa para saludar a su madre, y solo estaba su padre con unos amigos vestidos con chupas y casco. Mathew se acercó y preguntó por el propietario de la moto y todos empezaron a reírse al ver al niño, Mathew se dio la vuelta y se fue enfurruñado. Cuando llegó el día de Santa Claus pidió que le trajeran una moto como la que vio, pero no pudo ser por su corta edad y le regalaron una moto un poco más grande que la que tenía. Mathew era un chico aplicado en los estudios, pero tampoco sacaba unas notas brillantes. Acabo la primaria junto a Mark y fueron al instituto de “Meridian High School”, allí vieron cómo era la gente en el periodo de la adolescencia. En segundo curso del instituto empezó a estudiar un poco el tema de las drogas y se acordó de una vez en la que se encontró en el baño una cosa extraña verde. Cuando cumplió 15 años su abuelo junto a su madre le regaló el carnet junto al scooter de segunda mano que podían permitirse su abuelo y su madre. Ese scooter lo acabó conociendo toda la ciudad de las vueltas que daban él y Mark por la ciudad. Mathew y Mark tuvieron unos piques porqué tenían ideas diferentes, pero nada del otro mundo. Su abuelo Bob, igual que su padre era cazador y el abuelo decidió llevarlo a que le ayudara a cazar, y le gustó tanto que decidió sacarse una licencia para su edad, la aprobó y se compró un arma permitida para su edad, una vez tuvo tanta suerte que cazó dos borregos y un antílope. A los 16 años su madre tiene una charla muy importante la cuál marcaría una etapa en su vida. Su madre le dijo que se divorciaría de Andy debido a los engaños, mentiras, violencia y a la depresión que le estaba causando, Mathew la apoyó y le dio la razón, el único problema es que no tenían dinero para vivir porqué lo único que llegaba a casa era el sueldo de Andy y la mitad se lo gastaba en prostitutas o droga. Por suerte, su madre se quedó con la casa y su abuelo Bob vendió su casa para que tuvieran algo para vivir y se vino a vivir con ellos. Mathew dejó los estudios a los 16 años y empezó a trabajar en un taller como ayudante, cobraba muy poquito, pero le servía para sus caprichos. A los 17 años encontró al amor de su vida por aquel entonces, Brenda. Era una chica maja, que venía de una familia humilde, se conocieron en el taller mientras ella dejó allí el coche de su padre. Brenda fue muy importante para él, pero a partir de allí se distanció de Mark porqué estaba únicamente pendiente de Brenda porqué estaba loco por ella. Iban cada día después de que acabara de trabajar a casa de sus padres, y un día cuando tenían 18 años ambos y estaban solos en casa, decidieron hacer el amor, ambos disfrutaron y decidieron repetirlo con frecuencia, aproximadamente cada dos semanas. Pero una vez mientras estaban haciendo el amor los padres de Brenda los pillaron y ella se avergonzó mucho, tanto que no volvieron a hacer el amor en mucho tiempo. Mathew se había vuelto adicto al sexo, y siempre le decía a Brenda de follar, pero siempre lo negaba. Hasta que un día fue a un puticlub porqué tenía muchas ganas de hacer el amor, así que pagó a cambio de sexo. Cada vez era más adicto que iba cada semana, pero Brenda se enteró gracias a su amiga Betsy y lo dejaron. Mathew se puso muy triste y decidió llamar a Mark para que lo ayudara, pero no daba tono, decidió llamar a la madre de Mark y ella le informó de que había fallecido hace dos meses atropellado por un camión. Mathew cogió una depresión y lo único que quería hacer era comer, beber y hacer el amor. El día 6 de marzo de 1996 se compró la moto de sus sueños con todo lo que había ahorrado trabajando en el taller, exactamente era una “Harley davidson 1200 sportster” (1995). Unos días más tarde Mathew decidió dejar a su familia atrás para ir a descubrir el país con su nueva moto. Empezó a recorrer rutas, parando en bares, puticlubs… Hasta que llegó a un bar de carretera en Perry, Utah, allí conoció a gente que compartía la misma pasión, las motos. Empezó a trabajar allí como camarero para ganar algo de dinero para sobrevivir. Gracias a ese bar pudo empezar a dejar atrás la relación con Brenda, la muerte de Mark, el sufrimiento de su madre… Cuando ya llevaba un tiempo trabajando se compró una caravana para dejar de dormir en el hostal o en casa de otros, en esta podía guardar su moto en la parte trasera, dormir cómodamente, desplazarse de un lado a otro, como si fuera una casa con ruedas. Mathew sigue soñando en poder tener algún día un taller propio donde pueda tunear las motos de sus amigos y trabajar de una cosa que le encanta.


Accede para responder