Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Carol Rodríguez Biografía.



  • Nombre: Carol Rodríguez
    Edad: 24 años
    Nacionalidad: Colombiana

    Carol Rodríguez nació en Colombia, Bogotá. Hija de padre argentino y madre colombiana. Nacida y criada en una familia católica conservadora, es la mas pequeña de 5 hermanos varones. Su madre murió cuando ella a penas tenia 5 años. Su padre, un autentico patriarca fue muy severo con su educación y la mantuvo siempre bajo su ala, vigilando sus pasos, sus amistades y todo su entorno pues, tenia la idea de que las mujeres de bien debían casarse jóvenes y puras y dedicar su vida entera a su marido, sus hijos y los quehaceres del hogar. Sus hermanos no le hacían la vida mas fácil, seguían los pasos de su padre y también la tenían vigilada alejándola de todo "peligro". Cuando Carol cumplió 18 años su padre comenzó con la idea de que ya tenia que casarse, ansiaba la hora de conseguir un buen marido para su hija y ya no tener que preocuparse por esas cosas. Carol pasaba las tardes con una anciana vecina conocida de su padre, que además de cuidarla mientras sus hermanos y su padre trabajaban, también le enseñaba a hacer las tareas del hogar, lavar, planchar, cocinar etc. Todo tenia que estar impecable cuando todos volvieran a casa. Inmersa en una vida aburrida y cotidiana se dejaba llevar por sus pensamientos, fantaseaba con una vida diferente, ser libre, tener amigos, divertirse, conocer lugares, todo aquello que parece normal pero ella no tenia. Odiaba la idea de casarse de vivir para un marido y de hacer esas tareas odiosas de la casa. Se lo repetía todo el tiempo a la anciana, con la esperanza de algún día poder lograr todas aquellas fantasías que atormentaban su mente diariamente. La anciana por su parte la comprendía y la escuchaba pero nunca le daba indicio de ayuda. No fue así hasta el día que la anciana se enteró que el padre de Carol había comprometido a su hija con un muchacho conocido del trabajo. Esa tarde la anciana vio a Carol llorando por todos los rincones de la casa sumamente deprimida pues ya no había nada que hacer, finalmente se casaría y todas sus fantasías quedarían en eso, fantasías...
    El día de la boda había llegado, la anciana se comprometió a llevar ella misma a Carol hasta la puerta de la iglesia. Carol temblaba, se miraba al espejo y lloraba - Sea fuerte mi niña - le dijo la anciana - Esto recién empieza mija - Le arregló el maquillaje, le acomodó el vestido y se dirigió al auto. Abrió el baúl metió una mochila y llamó a Carol para que bajara, todo estaba listo y emprendieron el viaje a la iglesia.
    El viaje fue silencio, a lo lejos se veía la iglesia, estaban por llegar, pero la anciana siguió de largo. Carol la miró extrañada - Por qué no te detuviste? - le preguntó. - Ah, quería casarse mi niña? - le respondió la anciana con una media sonrisa. - Usted sabe que no, pero tampoco entiendo que esta pasando - Retrucó - Pues espere mi niña y lo sabrá concluyó la anciana.
    Finalmente aparcó en el estacionamiento de una estación de autobuses. Rápidamente la anciana la llevó al baño de la estación, le entregó la mochila y mientras Carol se cambiaba de ropa, le explicó todo el plan. Aquella anciana no era sorda a todas las quejas y fantasías que Carol le contaba, pues sentía que ella también la había criado, tantas tardes juntas desde su infancia sintió que tenia que hacer algo por su niña, como ella la llamaba. Luego de una larga despedida y llantos de ambas, Carol finalmente se subió al autobús rumbo a alguna otra provincia de Colombia. Y así comenzó un largo viaje por diferentes partes de Colombia hasta que finalmente pudo salir del país.
    La anciana recibió algunas cartas de Carol contándole un poco su vida y lo que hacia por aquellos lugares. Se dio cuenta que Carol estaba feliz de ser libre como un pájaro, conocer, ver y por fin cumplir sus fantasías. Solo que a veces no llegaba a comprender si Carol era muy inocente para aquel mundo o si en realidad ya había perdido toda inocencia. Pero sea como sea deseaba que sea feliz donde estuviese y gracias a sus propias decisiones y ya no bajo el mando de aquella familia controladora y severa.


Accede para responder