Felicidades, estás dentro.

Estás dentro de la BETA CERRADA. Puedes conectarte a GTAHUB y comenzar a jugar.
Ingresa la siguiente conexión dentro de RAGE: ++applicant.playIP++. Para ver cómo ingresar haz click aquí.

Todavía no llegó tu turno.

Estás registrado en la BETA. Para ingresar a GTAHUB, debes completar el proceso de whitelist https://gtahub.gg/fase2.

La BETA cerrada ya inició (FASE 2)

Los primeros 5000 registrados ya pueden ingresar a jugar. Escribe el correo con el que te registraste debajo para ver si estás en la WHITELIST

Sebastián Murea



  • Nombre IC: Sebastián Murea
    Edad: 26
    Rasgos: Persona esbelta, con buen estado físico, cabello platinado, un par de marcas en la cara tras una vida difícil, perfil serio y recto.
    Resumen:
    Se puede decir que Sebastián es una persona de pocas palabras, solo enfocado en la tarea a realizar. Dedicado a servir a los demás tras haber trabajado como policía durante varios años. Se caracteriza por Leer siempre asuntos Legales, para que a la persona que no le caiga bien pueda embarrarla hasta no poder. Tiene un perfil muy bajo, para no llamar la atención y así poder trabajar tranquilo y lograr sus objetivos. Uno de los cuales es encontrar al asesino de su padre.
    Historia:
    Sebastián nació en una provincia del interior de Argentina, Córdoba. Criado en una casa donde lo principal era el respeto hacia el otro. Su padre Enrique Murea Oficial de alto mando en la policía, encargado del control de trafico de estupefacientes y robo de vehículos. Su madre Verónica González una importante asesora política, que se encontraba fuera de casa la gran mayoría de tiempo tras su arduo trabajo. Esto provoco que Seba tuviese mucha influencia de las actividades que realizaba su padre como Policía.
    Un día mientras desayunaba para ir al colegio a la edad de 6 años vio una noticia donde anunciaban un gran golpe contra el contrabando donde la Policía había detenido a un par de integrantes de una banda que conducían un camión con una importante carga de estupefacientes. En ese momento entrevistan al Comisario encargado del operativo, en donde ve a su padre quien era el mismísimo Comisario y jefe del Operativo. En ese momento Sebastián se sorprende de la tarea que realizaba, despertando en él la vocación como Policía, y la emoción de estudiar Leyes para ser como su Padre y detener a las personas que infringen las normas de la sociedad.
    Cuando se encontraba por terminar la primaria (11 años), un día su padre lo invita a la comisaria para que conozca mas en detalle el trabajo que él realizaba. Sebastián se encontraba emocionado mirando cada esquina de la comisaria, mientras si padre le mostraba las diferentes salas que había en el edificio. Le llamaba la atención particularmente la sala de comunicaciones, donde se veían todas las cámaras de la ciudad, y las radios policiales, donde conoce a la mano derecha del Comisario quien era el Capitán Diego Torres encargado del control de radios y logística de tenientes en la ciudad. Luego de haber dado una vuelta su padre lo lleva a la Oficina del Comisario, donde conoce a la asistente, una señora mayo muy simpática que le acercaba caramelos para que se sintiese cómodo, y al ingresar en la Oficina se impresiona al ver la cantidad de informes que tenia de detenidos, y de operaciones que tenía por todos lados demostrando que su padre tenía mucha responsabilidad encima.
    En ese instante, cuando estaba en el mejor momento de su vida emocionado por estar en el trabajo de su padre, llega un aviso importante que requería la presencia del Comisario en un importante operativo en curso que se había complicado. Su padre lo deja con la asistente de Comisario dentro de la Oficina, quien lo cuidaría hasta que volviese. Luego de pasados unos minutos empieza a escuchar que había mucho movimiento en la comisaria, gente corriendo de un lado a otro, la ansiedad pudo contra él, logrando escapar del cuidado de la secretaria, para ir a la sala de comunicaciones que había visitado anteriormente, donde se encontraba apiñada la gran mayoría de asistentes de la comisaria escuchando la radio policía que relataba lo que estaba ocurriendo.
    Sebastián seguía emocionado pensando que si padre iba a detener a todos los maleantes. Pero tras unos minutos un helicóptero policial sobrevuela la zona enviando video de lo que estaba ocurriendo. En ese momento a Sebastián se le borra la sonrisa de su cara al ver que el escuadrón policial se encontraba rodeado por varias personas armadas.
    La preocupación cae sobre él y comienza a gritar “tu puedes papa”, en ese momento el helicóptero hace volar una chapa cerca provocando que todo el mundo que se encontraba en la zona comienza a disparar. El helicóptero se aleja para no ser abatido, la radio se silencia. Cuando ya no se escuchan disparos, en la sala de comunicaciones el Capitan Torres empiezan a solicitar respuesta de los policías que se encontraban en el operativo, y se piden que el helicóptero vuelva a sobrevolar la zona. Tras pasar un edificio las primeras imágenes se ven a varios oficiales caídos junto a las patrullas destrozadas por los disparos, algunos integrantes de la banda abatidos, al sobrevolar un poco más sobre la zona se visualiza un auto con 3 sujetos de pie y al comisario arrodillado. En ese momento la cara de Sebastián cambia totalmente a una de preocupación y angustia al ver a su padre en esa situación.
    Reconocen a uno de los sujetos de la banda como el Jefe Eric Prado, quien movía la gran mayoría de trafico de estupefacientes y sicarios de la ciudad. Se lo ve con una pistola apuntando al comisario. Agarra la radio policial y comenta “Esto es lo que pasa quien se mete con nosotros”, (apunta a la cabeza del comisario y dispara). En ese momento la secretaria le tapa los ojos a Sebastián, pero repentinamente le quita las manos y ve el suceso, quedando en pasmado, sin reaccionar a ninguno de los asesores que lo veían como él miraba el monitor. Esto le llevaría años de tratamiento para que pudiera superar la perdida de quien sería su héroe en la vida.
    Al pasar los años ya en secundaria (16 años) desde la pérdida de su padre, Sebastián veía con gran odio las noticias de robos o sobre trafico de drogas. Lo que lo llevo a tener una personalidad de estar siempre a la defensiva y no perdonar ninguna injusticia sobre sus compañeros de clase cada vez que veía a alguien haciéndole una broma de mal gusto a otro. En los tiempos libres se dedicaba a solo leer sobre derecho y estudiar sobre movimientos de bandas buscando noticias de quien habría asesinado a su padre.
    Su madre preocupada por su actitud ante sus compañeros y lo que hacia en sus tiempos libres contacto a uno de los amigos de su difunto esposo quien era nomas que el Capitán Diego Torres, que tras escuchar el relato de la Madre de Sebastián decide acudir a la solicitud en ayuda del hijo de su amigo para que se desviara y tomase decisiones que no terminarían bien.
    Tras unos días el Capitán Torres llega a la casa donde vivía Sebastián, quien en ese momento se encontraba estudiando un poco sobre derecho. Al ver la actitud de arrogante, Torres sabía que debía tomar cartas en el asunto e invita a Sebastián quien con un poco de resistencia acepta a la petición por haber sido uno de los amigos de confianza de su Padre.
    Lleva a Sebastián a recorrer un poco la ciudad en una de las camionetas de incognito que tenía la policía mientras le relataba una de las tantas historias que había tenido con su padre en el servicio, tras un par de minutos donde Sebastián no daba mucho interés, el Capitán se mete en un callejón, apaga la camioneta y le pide a Sebastián que agarre unos binoculares que había en la guantera y mire para el frente con ellos. Pregunta “¿porque tengo que hacerlo?” (mientras se va fijando en el entorno). De repente desde uno de los autos que había estacionado mas adelante se baja un hombre y se apoya sobre el mismo, tras unos minutos 2 personas encapuchadas se acercan a este sujeto y le entregan dinero a cambio de unas bolsas. En ese momento Sebastián le dice “están traficando, debemos hacer algo, llama a refuerzos”, (en ese momento Torres lo sujeta con la mano hacia el asiento) y le dice “no debes actuar sin pensar en las consecuencias, debes ver que puede generar tus acciones”. Sebastián queda atónito, viendo que no es tan fácil tomar decisiones y que a veces debes no actuar para una mejor solución.
    Al cumplir los 18, Sebastián finaliza sus estudios, poniendo como objetivo ingresar en la fuerza Policial. Luego de haber estudiado y entrenado durante toda la adolescencia, logra ingresa a la Policía Provincial de Córdoba como Oficial, cumpliendo así una de sus grandes metas. Dentro de la policita conoce a Ignacio Paredes, quien sería su compañero de armas los siguientes años dentro de la fuerza policial, logrando numerosos arrestos y embargos de estupefacientes dentro de su jurisdicción.
    A los 23 años, Sebastián logro alcanzar el rango de Teniente primero, con méritos por sus trabajos realizados, pero el tenía un objetivo oculto. En estos años nunca dejo de estudiar cada uno de los operativos que realizaba si el ya renombrado traficando Prado tenia las manos encima del negocio. Mas de una vez encontraba pistas, pero se le escapaba al esperar siempre las ordenes de allanamiento.
    Un día logra tener una información certera de Prado, sabiendo que se iba a reunir con uno de los socios de la ciudad en la noche en un galpón en la zona comercial. Esta era la oportunidad de agarrarlo. Se dirige a su superior notificándolo toda la data que tenia y que se debía actuar rápido. Pero la comentan que la orden tardaría 24hs, cosa que ya seria tarde al momento que todo este preparado. Por lo que habla con su compañero de armas Paredes y le convence de hacer una pasada por el lugar (cosa que era una excusa para poder arrestar a Prado).
    Al llegar la noche, Sebastián y Paredes, se preparan para poder ir a patrullar la zona, se equipan, sabiendo que podría generarse conflictos. Salen de comisaria diciendo que iban a hacer un simple patrullaje por una zona cercana. Cuando van llegando al lugar, Sebastián aparca la patrulla y le comenta sus verdaderas intenciones a Paredes de querer detener a Prado de una vez por todas, mientras bajaba del mismo.
    Cuando se asoman para ver que ocurría en el pequeño galpón ven solo a Prado, junto con 2 personas mas. Ve la oportunidad de detenerlo sin tantas complicaciones. En ese momento interrumpen con su Compañero en la sala dando la orden de alto y que estaban bajo arresto. Al dar unos pasos hacia ellos de forma precipitada no se percataron de que no solo eran 3 personas en ese galpón, sino 8 mas quienes estaban alejadas cuidando de los alrededores.
    En ese momento mientras estaba sucediendo esto, en la Comisaria detectan la desviación de la patrulla de Murea avisando a Mando, quien se percata que se trataba del lugar que le había comentado el Teniente en la mañana, en ese preciso momento manda a las unidades disponibles con urgencia a la zona para poder evitar que Murea y Paredes generaran una masacre, cosa que ya estaba por suceder.
    Retomando en el Pequeño galpón donde se encontraba Sebastián y Paredes, comienza el enfrentamiento entre la banda y ellos, logrando refugiarse detrás de una pared. Abaten a varios, pero no los suficientes. Cuando se escuchan las sirenas de Fondo Prado da la orden de liquidarlos y marcharse. Al pasar unos instantes ve que ya no tenia tiempo da la orden retirarse de la zona, en ese momento uno de los secuaces dispara en el pecho a Paredes quien cae repentinamente, y Sebastián le dispara matándolo en el momento. Antes de retirarse Prado mira a Sebastián y le dice “Esto es lo que pasa quien se mete con nosotros”. Misma frase que uso al fusilar a su Padre. Generando una ira sobre Sebastián mientras tenia a su compañero agonizando en brazos.
    Al llegar las demás patrullas a la zona, se encuentran con una masacre, de varias personas abatidas y al Teniente Murea con su compañero en sus brazos. Tras unos minutos a Sebastián lo meten en un Patrulla, mientras el ve a su compañero fallecer dentro de la Ambulancia que estaba en la zona.
    Al día siguiente llaman a Sebastián a presentarse en la Oficina del Comisario, quien le pide que entregue su arma y placa, pero por los méritos que tenia y las tareas que había efectuado como Policía, no iba a ser detenido por desacato y desobediencia en la escala de Autoridad. En ese momento Sebastián supo el gran fracaso que tuvo y que no siguió la enseñanza que le dio aquel día el amigo de su padre en el callejón.
    Tras un par de años a los 25, luego de dedicarse como detective privado al tener gran conocimiento de rastrear información y de leyes, llega a el un informante que tenía cuando era policía quien le dice que Prado se encontraba en la Ciudad de Los Santos y que estaba retirado pero que aun quedaba como un consejero de las bandas de la ciudad. Sebastián ve la oportunidad de volver a empezar en esta nueva ciudad y lograr agarra a esta persona que le había quitado a 2 de sus grandes compañías.
    Tras un año de trabajo logra comprar un pasaje a esta ciudad para así comenzar su nueva vida y lograr su objetivo de capturar a Prado. El medio por el cual lo logre o como llegue nadie lo sabrá hasta entonces.

    Objetivos del Personaje:

    • Establecerse en esta nueva ciudad.
    • Ingresar en la LSPD para poder formar parte de la fuerza y combatir con el crimen lastima a las personas
    • Encontrar pistas de Prado quien no se sabe donde puede esconderse dentro de la Ciudad.
    • Comenzar una nueva vida y conocer a gente que le ayuden a crecer como persona.

Accede para responder